Buscar
12:34h. domingo, 29 de mayo de 2022

Pedro Anatael Meneses insiste en que en la toma de decisiones que culminó con el hundimiento del buque ha pesado mucho el interés político

SB-Noticias.- Pedro Anatael Meneses se ha reafirmado en su opinión de que se  adoptó la peor decisión sobre el buque incendiado en el puerto de La Luz y de Las Palmas, ya que si el barco se hubiera dejado en el puerto seguramente también se habría apagado solo y,  habría sido muy fácil extraerle el agua, con lo que se habría salvado y no se habría hundido.

Pedro Anatael Meneses insiste en que en la toma de decisiones que culminó con el hundimiento del buque ha pesado mucho el interés político    

SB-Noticias.- Pedro Anatael Meneses se ha reafirmado en su opinión de que se  adoptó la peor decisión sobre el buque incendiado en el puerto de La Luz y de Las Palmas, ya que si el barco se hubiera dejado en el puerto seguramente también se habría apagado solo y,  habría sido muy fácil extraerle el agua, con lo que se habría salvado y no se habría hundido.

En opinión de Pedro Anatael Meneses, en la toma de decisiones que culminó con el hundimiento del buque en alta mar, frente a la costa de Gran Canaria, ha pesado mucho el interés político, y se muestra sorprendido de que una de las razones aducidas por los expertos para sacar el buque del puerto de La Luz y de Las Palmas ha sido evitar el riesgo de contaminación de la desaladora que abastece la ciudad.

Anatael Meneses se sorprende de que esa sea ahora la opinión de los expertos que, no obstante, mantuvieron la opinión contraria cuando se planteaban los riesgos que conllevaría la extracción de petróleo en aguas canarias, manifestando que “eso era imposible” porque la densidad del petróleo, en caso de vertido, lo llevaría a la superficie y la toma de agua de la desaladora se hace, como mínimo, a 20 metros de profundidad”. 

Anatael Meneses asegura que se han dicho muchas cosas, incluso se han invocado cambios en la Ley de Ordenación de la Marina Mercante, modificada la última vez por un decreto ley de 2011 y que de la lectura de esta ley, la competencia sobre el destino del buque parece ser de la Autoridad Portuaria, pero considera que, al margen de las propias leyes, en este caso debería haberse aplicado el sentido común. 

Meneses cree que el silencio de los partidos y del presidente del puerto de La luz y de Las Palmas se debe a que en esta decisión han primado los intereses políticos y ha insistido en que si los responsables políticos no sabían qué hacer, deberían haber recabado la opinión de personas con conocimientos para poder haber establecido una línea de actuación y que, aunque cada vez se descarte más la posibilidad de que el combustible llegue a las costas de Tenerife, La Gomera y El Hierro,  eso no significa que no pudiera haberlo hecho.