Buscar
04:02h. miércoles, 19 de enero de 2022

“Apadrinar a un estudiante nos devuelve al yugo de la beneficiencia”

Esto que ha dicho Ana García, secretaria general del Sindicato de Estudiantes, es lo más sensato que he escuchado como reacción a la bonachona propuesta de la rectora de la Universidad de Málaga y presidenta del Consejo de Rectores.

Eso es lo que hay. Todas estas bienintencionadas porpuestas de patrocinio y padrinazgo para el o la estudiante sin recursos, son tremendamente nocivas. Porque potencian, en lugar de aliviar el problema capital. 

Lo que está ocurriendo es la agresión despiadada contra el derecho fundamental individual a la educación y el derecho de la sociedad a tener los y las mejores profesionales posibles, no solamente los procedentes de la clase de arriba.

Como dice Ana García: "el dinero existe, solo hay que señalar dónde está"  Y quien tiene que garantizar los derechos es el estado, no la beneficiencia pública. Una beneficencia, además, que a menudo esconde una intención manipuladora.

http://www.lamarea.com/2013/09/05/apadrinar-a-un-estudiante-nos-devuelve-al-yugo-de-la-beneficiencia/