Buscar
02:39h. Lunes, 23 de septiembre de 2019

CIS y Celeste Tel, parecidos y diferencias, Enrique Bethencourt

Enrique Bethencourt presenta en su LA TIRADERA otra entrega de sus análisis sobre resultados de sondeos electorales. Yo insistiré en que me parece que Enrique condece credibilidad en exceso a las estimaciones más o menos arbitrarias que hacen las entidades encuestadoras y no tanto, más bien poco, al dato realmente objetivo: la declaración directa de intención de voto.

Especialmente en la encuesta del CIS ofrece un dato muy significativo, en mi opinión, el que presenta una visión más nítida del escenario electoral en cada momento: la declaración espontánea, no apoyada, de intención de voto. Quienes sabemos de marketing, el marketing bien entendido, al que el ámbito político no puede sustraerse, sabemos que ese dato, lo que está vivo y fresco en la mente de la gente, es el único confiable.

Yo no tengo más remedio que recordarle, a Enrique y a quienes se obsesionan con las estimaciones de la encuestadora de turno, que es ese detalle, el de las previsiones, uno de los causantes más significativos de las repetidas y estrepìtosas desviaciones entre los datos -nada objetivos- que se publican y los resultados reales de las elecciones.

Porque esas estimaciones son aceptables teóricamente y válidas solamente para que los estrategas de los partidos diseñen sus planes electorales, pero nunca deben tomarse como un registro verídico de la situación de la intención de voto.

En fin, cada cujal entiende la cosa como cree oportuno. Yo me quedo, de momento, con la realidad, que es que, hasta nueva información, se observan tres partidos con empate estadísticio en cuanto a la declaración de intención de voto: Pp y PsoE, en baja y PODEMOS, en franco crecimiento.

http://latiradera.wordpress.com/2014/08/04/cis-y-celeste-tel-parecidos-y-diferencias/