Buscar
14:27h. Viernes, 06 de diciembre de 2019

Hablar es ya delito y sentarse, traición, Raquel Ejerique, en EL DIARIO

 

FRASE EJERIQUE

Magnífico artículo, claro, riguroso, constructivo y contundente, dice con tino el coherente veterano militante socialista Antonio Aguado cuando recomienda el texto de Raquel Ejerique en EL DIARIO. El asunto es de vital trascendencia en este momento de agrios enfrentamientos territoriales en el estado español. Tanto yo, Chema Tante, independentista irreductible, como Aguado, que no lo es ni de lejos y no por eso es menos canario, coincidimos con Ejerique en que solamente con el diálogo se arregla este problema. Pero, tanto en el lado del nacionalismo español como por el del catalán, hay partes  que rechazan este diálogo y acusan de traidor o 'botifler' a quien ose proponerlo. Yo, aunque reconozco mi parcialidad, creo que esta beligerancia, en la orilla catalana, obedece a la intransigencia hostil del centralismo. Pero ni ello ni nada  justifica a nadie negarse a buscar soluciones negociadas. Porque es la única manera de conjurar la catástrofe. Ahora bien, si el centralismo imperial español sigue negándose -parapetado en una Constitución obsoleta y encima, mal interpretada- a ese ¿Hablamos? que tanto estamos pidiendo, estará provocando, si no legitimando, las protestas masivas ciudadanas que se están produciendo y que no pararán, por muchas patadas y porrazos que se propinen.

Por una parte, el independentista que hable o apoye un Gobierno de España será considerado 'botifler' por el sector más radical, y en ese dilema está ERC mientras en el Parlament, junto a JxCat y la CUP, está sacando por la impresora todo tipo de iniciativas que lleven al límite la legalidad. Por otra parte los partidos como PP, Ciudadanos, Vox y una serie de medios y periodistas mesetarios atornillan en Madrid la idea de que no se puede dialogar con ningún partido nacionalista catalán, porque se saltaron la ley (están en la cárcel) y dialogar sería ceder y ceder sería sedición y sedición, el fin de España. Dijeron lo mismo tras la moción de censura, buscaron las monedas de plata, y al final lo que llegó fue la caída de los Presupuestos Generales del Estado y por tanto el fin del Gobierno de Pedro Sánchez.

Todo el aleccionador artículo de Ejerique en EL DIARIO

https://www.eldiario.es/zonacritica/palabra-pistola-humeante-traidores_6_963513643.html

RAQUEL EJERIQUE

 

 

MANCHETA 10