Buscar
12:20h. martes, 07 de julio de 2020

Martínez Pujalte recibe su particular ‘gordo’ navideño en forma de plan de pensiones

Recomendación y comentario de Antonio Aguado de esta información detestable que publica EL PLURAL. La horda ppera sigue cosechando beneficios. Esto que cuentan de Martínez Pujalte no es ni mucho menos una excepción.

He aquí el comentario de Antonio Aguado:

Regeneración democratica. ¡Basta ya de los políticos profesionales!.

Ésta es la patria a su medida que preconiza y quiere el PP: bienestar y privilegios para los de su clase, con el beneplácito y complicidad de algunos jerarcas, barones, gran baronesa de Andalucía y dirigentes a diferentes niveles del PSOE, empezando por el inmoral Felipe González con su “puerta giratoria”. Intolerablemente éste tipo de actos se consideran sólo poco éticos y no como deberían ser, ilegales.

Esta visto que hace falta una profunda regeneración democrática, con una ley electoral y de partidos que imposibilite que siga ocurriendo todo esto, y que contemple la política como vocacional y no de forma profesional, con un tiempo limitado: máximo un total de 16 años y 8 en el mismo cargo público y si tiene otro orgánico,  para no ser juez y parte, ambos deben ser a distinto nivel. Considero que la lacra del político profesional insensibilizado con los problemas que afectan a los ciudadanos, pero no así con sus intereses personales, es de lo peor que estamos padeciendo y es que las actuales estructuras, electorales y de partidos, está posibilitando la perpetuidad de las personas que acceden a los cargos públicos y orgánicos.

Hasta cierto punto se puede comprender en los partidos políticos de derecha, pero lo que desde posiciones ideológicas más me preocupa, es que también ocurra en organizaciones de izquierda, como Izquierda Unida con los ejemplos de Cayo Lara que viene viviendo de la política desde hace 32 años y Gaspar LLamazares, que como médico solo ha ejercido 3 años y todos los demás 27, lo viene haciendo en su condición de político.

En el PSOE está demostrado con muchos más casos que aún es peor, baste poner como ejemplo a Susana Díaz, que su vida profesional se desconoce por inexistente pero no así la política. Con poco más de 40 años aún siendo tan mediocre, lleva viviendo de la política cerca de 20, con los apoyos de sus padrinos y jerarcas “socialistas” andaluces.

El colmo sería que Podemos que con toda razón viene denunciando a la casta política, con el tiempo llegue a forma parte de la misma.

Salud(os). Antonio Aguado Suárez