Buscar
14:41h. martes, 11 de agosto de 2020

Podemos debe aprender. Un tiro para el gobierno, otro para la revolución no sirve: Tiros para la revolución, desde el gobierno, sí - por Chema Tante

 

frase tante podemos

Podemos debe aprender. Un tiro para el gobierno, otro para la revolución no sirve: Tiros para la revolución, desde el gobierno, sí - por Chema Tante *

Los resultados vascos y gallegos son contundentes para Podemos: de 11 a 6; de 14 a ninguno. Derrota sin paliativos, dice Iglesias. Justamente, cuando se venía sosteniendo la necesidad de recuperar el afianzamiento territorial. Podemos nació de abajo, de las calles y plazas de todos los confines de este estado español. Y es desde abajo que se está desborrifando. Y las causas parecen claras claras. Las causas van por lo social y por las identidades nacionales.

Miren por donde, en Galicia, patria de Yolanda Díaz, la causa Podemita se ha convertido en extraparlamentaria. No seré yo quien niegue la altísima calidad humana y profesional de Díaz, pero su gestión social en el Ministerio ha resultado inane. Ya pueden hablar la ministra e Iglesias lo que quieran, pero la trompeteada subida del Salario Mínimo Interprofesional, de su miserable cuantía anterior a la mezquina actual, no es en absoluto una conquista ni ciudadana, ni social, ni de Unidas Podemos. Esa ridícula subida la habría hecho de la misma manera un gobierno de derecha confesa, la del partido mal llamado popular. Y la derecha vergonzante, del PsoE, también, sin necesidad de tener a Unidas Podemos sentada en La Moncloa. Si a eso le añadimos el engaño absoluto de la imposible derogación de la Reforma Laboral, el irrealizable impuesto a los ricos o el complicado burocráticamente e insuficiente Ingreso Mínimo Vital, al final, quienes desde las calles y plazas, les dimos nuestra confianza para que llegaran al gobierno nos preguntamos, rascándonos la cabeza que dónde están nuestras ilusiones. Que si valió la pena que les lleváramos hasta los ministerios, para que terminen entonando el sí señor, no señor, a los poderes financieros. Porque, a la tristeza y a la impotencia, se suma la mala sensación de saber que Alí Botín y sus cuarenta ibexestafadoras de la CEOE se están partiendo de la risa, por el inane papel que hace Unidas Podemos en el gobierno sedicente progresista. Cualquier propuesta haga Unidas Podemos, basta con una llamada de Garamendi a Calviño, para descarrilarla. ¿Por qué se creen que el PsoE, se ha llevado otra cachetada, tanto en Euskadi como en Galicia? Porque sus políticas sociales cada vez se demuestran más falaces. 

Es que EH BILDU y el BNG ofrecen, no solamente propuestas de identidad nacional, también hablan claro de lo social.

Pero también hay que hablar de la cuestión identitaria. Vean dónde están los votos que sus marcas han perdido en Euskadi y en Galicia: están en EH BILDU y en el BNG. Dos fuerzas que conjugan las ideas sociales con las soberanistas. Un compendio de la realidad ciudadana. Porque también en las calles y plazas estaba el soberanismo, que veía en la fórmula de Podemos una posibilidad de recuperar el derecho a la autodeterminación. Ojo, que no digo a la independencia, ni mucho menos, porque yo sé dónde estamos, digo, simplemente, autodeterminación. Y ya puede verse lo que ha pasado. El centralismo y el acoso a las identidades nacionales siguen tan potentes como siempre. Y a Unidas Podemos no se le ha visto,ni siquiera un gesto testimonial para oponerse.

Lo que ha pasado en las naciones gallega y vasca, está ocurriendo en muchos otros territorios, pero con las peculiaridades correspondientes. En Cataluña, el hostigamiento impenitente al soberanismo, ante la callada mirada de Podemos, ha desanimado a la gente. En Canarias, los tenesores y tenesoyas de un nacionalismo traidor difuminan los sentimientos identitarios de la gente. Desde el propio gobierno territorial canario, socialistas y llamados nacionalistas despliegan políticas que desdibujan la cultura canaria, con la complicidad de Podemos sentada en el Ejecutivo. Sin ir más lejos, a cada momento hay que denunciar los mensajes publicitarios emitidos por ese gobierno, con locuciones con acento peninsular. Y el empeño por resucitar el turismo masivo, no solamente agrede al medioambiente del planeta, no solamente seguirá empobreciendo a la gente canaria, sino que seguirá tambien atentando contra la identidad canaria. 

También, por allá y por acá, malos pronósticos electorales hay para Podemos, se llame como se llame  en cada latitud y por mucha buena gente que tenga, que la tiene y mucha. Porque no cubren las expectativas y porque no lo explican.

Yo, que creo que tengo algo que decir, porque soy pobre de solemnidad y solemne independentista, les aporto una sugerencia, para surgir de las cenizas en que su error está sumiendo a una opción tan querida por tanta gente como es Podemos: sean valientes, tengan el coraje de decirle a la gente la verdad. Y esa verdad es que no pueden hacer más, porque no tienen más votos. Pidan votos, los que han perdido y más, pero prometan que si los consiguen, para hacer valer las demandas populares contra las arremetidas oligarcas, las harán valer. Con la gallardía que haga falta para ello. Y que si no, entonces no aceptarán cargos y honores. Si la gente no les lleva a La Moncloa por la puerta de delante, no quieran ustedes entrar otra vez por la de atrás. Desde luego, por el camino que van, ni por la puerta de servicio entrarán. 

Pero ahora, ya que están ahí, hagan oír la voz, no la suya, sino la de la gente que representan. No se peleen más con los medios mercenarios en bobos pleitos perdidos. Griten la verdad. Esa verdad que es que mientras el PsoE tenga más votos y pueda colocar a la comisaria Calviño donde puede mandar, como manda, y esté quién esté en el Eurogrupo, el neoliberalismo seguirá dictando las medidas. Lo que viene es muy fuerte y ustedes tienen que aprovechar el lugar en que están, no para jugar a la política chica, sino para pegar desde el gobierno los tiros democráticos que necesita la revolución.

Porque, a pesar de todo, no se puede dar la batalla por perdida.

* Lo escribe y lo sostiene Chema Tante

CHEMA TANTE

 

mancheta 23