Buscar
19:18h. Domingo, 26 de enero de 2020

Yo no quiero a Zerolo, González, Plasencia y Parejo en la cárcel, sino en los servicios sociales - por Chema Tante

 

Plasencia, González, Parejo y Zerolo

Indulto y servicios sociales para la banda de los cuatro, si devuelven todo lo robado

CHEMA TANTELas defensas de los cuatro forajidos de Las Teresitas están cumpliendo con su legítimo deber de intentar posponer cuanto más puedan el entalegamiento de sus clientes. Insisto, lo mejor que hacen, y les alabo el gusto. Es más, yo Chema Tante, apoyaría hasta que indultaran a los cuatro tunantes. Siempre, claro está, que devuelvan lo que robaron. He dicho robaron, Ricardo Melchior. Robaron.

Yo no quiero a Zerolo, González, Plasencia y Parejo en la cárcel, sino en los servicios sociales - por Chema Tante

La Acusación Popular en el caso Las Teresitas y la oposición de izquierda chicharrera exhortan a Bermúdez, alcalde por la gracia de Plasencia y González, a pedir la ejecución de la sentencia en lo que toca a la responsabilidad civil, antes de que los delincuentes sentenciados recurran a instancias superiores. El alcalde, como es costumbre, ha respondido que sí, claro que sí, pero... que "habrá que estar a lo que diga el procedimiento civil". Prácticas dilatorias. Es la misma inveterada manera con que la gente de la coalición poco canaria protege a los empresamangantes a los que tanto quiere y, sobre todo, a los que tanto debe.

Por su parte el cínico intrigante, embustero supino, actual Presidente de la Autoridad Portuario-gasista de Granadilla, Ricardo Melchior, se ha atrevido a destilar la enorme mentira de que la sentencia del caso Las Teresitas demuestra "que nadie metió la mano en la lata del gofio ni se llevó ningún dinero para su casa". No me lo pierdan. El falaz Ricardo sabe perfectamente que los cuatro cuatreros no fueron condenados por cohecho, simplemente, por la ausencia de pruebas, dado que tuvieron la obvia precaución de no dejar rastros de ello. Y sabe también muy bien el impostor Ricardo que la sentencia deja claro que, con cohecho o sin él, la banda de Las Teresitas causó un quebranto financiero al erario santacrucero de más de cien millones de euros. Si se los llevaron para la casa, o para las cuentas en guaridas fiscales o si se los estallaron en campañas electorales, es cuestión que no atañe a la gente. Y esos más de cien millones tienen que ser restituídos al ayuntamiento. Inmediatamente. Le guste a Bermúdez o no. Que se busque la financiación para sus campañas en otra parte. Si puede.

Las defensas de los cuatro forajidos de Las Teresitas están cumpliendo con su legítimo deber de intentar posponer cuanto más puedan el entalegamiento de sus clientes. Insisto, lo mejor que hacen, y les alabo el gusto. Es más, yo Chema Tante, apoyaría hasta que indultaran a los cuatro tunantes. Siempre, claro está, que devuelvan lo que robaron. He dicho robaron, Ricardo Melchior. Robaron.

Porque no creo que sea justo que estos cuatro chorizos vayan unos días al trullo, donde serían tratados suntuosamente, para salir en breve y poder seguir disfrutando del botín.

Yo quiero que estos cuatro pillastres caigan en la miseria y verlos acogiéndose a los servicios sociales, en compañia de la tantísima gente que sufre la indigencia, gracias a la carencia de los fondos que solimpiaron.

Eso sería justicia. No completa tampoco, porque hay otra gente, más lista, más precavida o con más suerte que estos cuatro bandidos; gente del mismo gang, que participó y se lucró de la movida maldita, pero que han librado su cuerpo del peso de la ley.

Lo escribio Chema Tante

CHEMA TANTE