Buscar
14:58h. Lunes, 25 de Marzo de 2019
alejandro

El discurso del capital (Alejandro Nadal en LA JORNADA)

FRASE NADAL

Francisco Morote, de Attac Canarias recomienda esta sólido artículo de Alejandro Nadal en el mexicano LA JORNADA. Otra argumentada denuncia de la manera soez con que el capital estruja la teoría económica para imponer como si fuera un dogma incotrovertible las tesis de Friedman y el neoliberalismo.

Mutaciones del capitalismo (Alejandro Nadal en LA JORNADA)

 

FRASE NADAL

Interesantísima reflexión que nos propone Alehandro Nadal en este artículo de LA JORNADA que señala Francisco Morote, de Attac Canarias. La cosa va de cómo se está transformando -para peor, claro- el capitalismo. Ese sistema social abusador  está mutando, con base en dos vectores esenciales. La manipulación a la baja de los salarios, como vía de extorsión a la fuerza de trabajo y el crecimiento gigantesco de la especulación financiera y la distorsión contable, para generar beneficios artificiales. Está claro que hay que conocer al enemigo y saber lo que le pasa, para poder combatirlo, y Nadal aporta claves valiosas para ello. 

Inma Zanoguera, del podio a defender el Sahara en la ONU (Alejandro Delmás en EL INDEPENDIENTE)

 

FRASE DELMÁS

 

Esta crónica que señala Luis Portillo Pascual del Riquelme en EL INDEPENDIENTE, donde Alejandro Delmás relata la acción de Inma Zanoguera en defensa de su patria saharaui, tiene bastante trascendencia. No solamente por la personalidad y relieve internacional de su protagonista, sino también por la rotundidad de sus argumentos y por la calidad con que los expuso en Naciones Unidas. Invito a escuchar su intervención.

Brexit y el futuro del capitalismo (Alejandro Nadal en LA JORNADA, LA HAINE, ATTAC)

 

FRASE NADAL

Otra magistral lección de economía que nos regala Alejandro Nadal, en este artículo señalado por Francisco Morote, de Attac Canarias, en el mexicano LA JORNADA, LA HAINE y la web de Attac. Nadal no solamente alude a las causas y consecuencias del infernal laberinto en que se han metido las naciones del Reino Unido con lo del Brexit, sino que aprovecha para describirnos el otro enredo no menos diabólico en que el neoliberalismo, de Tatcher para acá, ha generado en la pérfida Albión. El neoliberalismo, cerril, codicioso e ignorante reconvirtió la economía británica, de productiva y comercial, a especulativa financiera. Y esa función, generadora de riqueza artificial casa mal con la exaltación de la vetusta arrogancia del "British civis sum"


 

Serpientes y escaleras en la historia del capitalismo (Alejandro Nadal en LA JORNADA)

 

frase nadal

Espléndida recomendación que hace Francisco Morote, de Attac Canarias, de un espléndido artículo que publica Alejandro Nadal en el mexIcano LA JORNADA. Nadal, también de attac se apoya en un libro que me obliga a apelar por tercera vez al calificativo. Un espléndido libro de Ha-Joon Chang Retirar la escalera. La estrategia del desarrollo en perspectiva histórica, en el que el brillante economista coreano ya explicaba en 2004 las miserias morales de los estados hegemónicos que, sabiendo que su fortaleza económica viene de las prácticas proteccionistas, imponen ahora a los países en desarrollo su ideología neoliberal.

Hechiceros en el sector bancario (Alejandro Nadal, Attac, en LA JORNADA y LA HAINE)

 

FRASE NADAL

Mientras nos aterrorizamos por el envalentonamiento fascista, deberíamos recordar que el fascismo financiero, el neoliberalismo, lleva años crujiendo nuestras vidas. Alejandro Nadal se remonta a Luciano de Samósata con su Éucrates y a Goethe, para ilustrar su sensata tesis de que las malignas trapisondas financieras neoliberales están llevando al sistema planetario rumbo al desastre. En este artículo que señala Francisco Morote, de Attac Canarias, en el mexicano LA JORNADA  y en LA HAINE, Nadal mantiene su esforzada brega por desmontar la brutal patraña neoliberal y por demostrar que las políticas austeritarias, presentadas en las facultades de Económicas y escuelas de negocios como un dogma de fe incontrovertible, no son sino una estratagema de dominación esgrimida por la gente poderosa, con la ayuda mercenaria de docentes y comunicadores. Desde el principio, las enseñanzas de Friedman aplicadas por gentuallo como Tatcher, Pinochet, Aznar (con su machango Rajoy) o Macron se tropezaban con el sentido de la lógica y con las ortodoxas teorías económicas y sociales. Pero ahora, con el tiempo se ha unido a la demostración que aportan los resultados. Allá donde se ha aplicado el austeritarismo neoliberal, la libertad de mercados, las manos libres de las empresas en materia laboral, la gente rica es más rica y la mayoría de la población mundial se jeringa en la pobreza o al borde de ella. La conclusión es clara y contundente: si dejas a la gente rica sin control, se maman el mundo. Es lo que han hecho.

Escuchar. La expulsión de lo distinto, de Byung - Chul Han. Extracto de Alejandro Floría Cortés

 

FRASE HAN

La Red está ahí y no hay más salida que aceptarlo. Pero mucha gente es consciente de los muchos inconvenientes que se agregan a las evidentes ventajas de esta realidad. La reflexión que nos propone Alejandro Floría Cortés, del filósofo surcoreano Byung - Chul Han, profesor en Alemania, reflexiona sobre los paradójicos problemas de incomunicación que afloran en un sistema, precisamente, de comunicación. Porque desaparece un elemento básico de esta comunicación: la otra parte.

Neoliberalismo: la historia (Alejandro Nadal en LA JORNADA y REBELIÓN)

 

frase nadal

Bastan dos folios para relatar la historia de esta gran estafa, esta renovación del fascismo capitalista que se hace llamar neoliberalismo para ocultar que se trata de lo mismo de siempre: que toda la riqueza se represe en las manos de una poca gente. Bastan dos folios, sí, y eso es lo que hace Alejandro Nadal, de Attac México en este rotundo artículo que señala Francisco Morote, de Attac Canarias, en el mexicano LA JORNADA y en REBELIÓN. Nadal mantiene su esfuerzo en unirse al clamor que insiste en que el neoliberalismo, lejos de ser el dogma científico que los economistas amorales mercenarios pretenden colar, es una patraña absurda. Y yo, Chema Tante repetiré que la gran trola del neoliberalismo se comprueba por sus resultados. Del Chile pinochetista a la Argentina macrista, pasando por la Gran Bretaña tatcheriana, la Francia macronista o en lo que queda del imperio español aznarista, sin olvidar esta Canarias nuestra de la Corrupción Canalla... allí donde se hayan aplicado las políticas austeritarias neoliberales, la gente rica es muchísimo más rica y el resto de la gente, se jeringa.

La cultura de los gases de efecto invernadero (Alejandro Nadal, de Attac, en LA JORNADA y LA HAINE)

 

frase nadal

Leyendo desde Canarias estas reflexiones de Alejandro Nadal, hay que ratificar que el neoliberalismo no tiene ni fronteras ni escrúpulos, ni responsabilidad ni sentido común. Lo que ha ocurrido en Polonia en el COP24, donde los gobiernos neoliberales revelan su intención de mantener lo combustibles fósiles es lo mismo que hace el gobierno del genuflexo Clavijo, neoliberal como el que más. Por allá, el gas y el carbón; por acá, el gas, porque carbón es materialmente imposible. La certificación de la saña energética neoliberal que describe Alejandro Nadal en el mexicano LA JORNADA y en LA HAINE, la recomienda Francisco Morote, de Attac Canarias.

Sudáfrica: del apartheid al neoliberalismo (Alejandro Nadal en LA JORNADA, PUBLICOGT y LA HAINE)

 

FRASE NADAL

 

Alejandro Nadal en el mexicano LA JORNADA, el guatemalteco PUBLICOGT y en LA HAINE este artículo que recomienda Francisco Morote, de Attac Canarias y que agrega otro punto de frialdad en el alma. Las tribulaciones del pueblo sudafricano no se terminaron con la desaparición del apartheid, sino que se han prolongado, porque el nuevo sistema se ha echado en los brazos malvados del neoliberalismo. Claro que la población blanca no se ha visto afectada, porque estaba toda en la parte de arriba y claro también que en estos tiempos también algunas personas negras más (antes también la había privilegiada) se han podido subir al carro de la opulencia. Pero la inmensa mayoría del pueblo sudafricano sigue chingado, porque la desigualdad y la opresión de las más de las personas por unas pocas, se ha mantenido. Sudáfrica, maldita la gracia, ha cambiado el apartheid por el neoliberalismo. Y el neoliberalismo mata. Y que nadie me diga que exagero cuando digo que tanto o más que el apartheid.