Buscar
20:12h. Jueves, 21 de noviembre de 2019
algo
Política

“Vivimos algo propio del siglo XIX: hay empresas que hacen lo que quieren y no pasa nada” Julio Anguita a Javier Lezaola en EL DIARIO CANTABRIA

 

FRASE ANGUITA

JAVIER LEZAOLALo que le hace Javier Lezaola a Julio Anguita no es una entrevista, sino todo un ensayo sobre la historia política reciente de este estado español. Un texto largo, con mucho contenido, que es imprescindible leer y hacerlo con atención. Normalmente, lo malo de estos escritos es que quienes los examinamos ya estamos de acuerdo. Pero en esta ocasión, es posible que alguna gente psoeísta o votante del PsoE lo vea y abra los ojos de una vez. De manera que. quien conozca a alguien en ese caso, aquí tiene una buena obra.

Política

Algo se mueve en el Sáhara (#ISPE - Informe Semanal ESTUDIOS DE POLÍTICA EXTERIOR)

 

FRASE SÁHARA

Luis Portillo Pascual del Riquelme señala este informe de la página ESTUDIOS DE POLÍTICA EXTERIOR sobre las conversaciones entre el FPolisario y Marruecos. Yo, Chema Tante, que me cuento entre quienes algo sabemos del talante taimado del gobierno déspota marroquí, pocas esperanzas abrigamos sobre el cumplimiento de lo que quiera que sean los acuerdos que puedan cerrarse. Llamo la atención sobre la frade "El tiempo juega a favor de Marruecos". Eso lo sabe ese gobierno autoritario, como lo saben los gobiernos bribones del estado español y de Francia. Por eso es preciso intensificar los esfuerzos para que se conozca la agresión que sufre el pueblo saharaui y se busquen las soluciones.

 

Economía

Algo huele en los mercados que recuerda a 2007 (Diego Herranz en PÚBLICO)

 

FRASE HERRANZ

Creo que Diego Herranz se queda corto, en sus lúgubres vaticinios sobre el futuro económico, que vierte en el artñiculoo en PÚBLICO que señala Francisco Morote, de Attac Canarias. Digo que se queda corto, porque la casatña financiera de 2007 puede ser una bobería, si se compara con la que viene. Es que todo el follón viene de la deuda, de gobiernos y de empresas que, asociada a la animalada de la especulación, crea una montaña descomunal de dinero artificial, que no representa riqueza material alguna. Y. claro, llega un momento en que el tenderete se desborrifa. Cada vez con mayor estruendo y mayor estropicio. Pero al neoliberalismo esto no importa, porque el quebranto lo pone la gente pobre. La gente rica, ni se entera y hasta se enriquece más. Por eso, porque no se enteran, a la felonía neoliberal, tan angustiada por el déficit, no se preocupa ni por la Deuda ni por la especulación. Claro, porque, el déficit puede ir a cubrir necesidades sociales. Ahí les duele.