Buscar
11:41h. Domingo, 08 de diciembre de 2019
alternativa
Política

"La alternativa al neoliberalismo se llama conciencia” José Saramago, CALMA PUEBLO, ATTAC CANARIAS

 

FRASE SARAMAGO

Desde donde está, Saramago nos sigue demostrando que es un ser humano inmortal. Francisco Morote, de Attac Canarias, señala este vídeo subido, subtitulado, para mayor claridad, a YOUTUBE por CALMA PUEBLO y que la propia ATTAC CANARIAS redifunde en su web. Mensaje de José Saramago muy oportuno en en este momento electoral en el que, nunca como ahora, se establece la posibilidad de resistir y vencer al neoliberalismo o caer para siempre en sus garras. Y yo Chema Tante, me atrevo a apostillar que, si el resultado en las elecciones no es contundente, el neoliberalismo, el fascismo económico del Pp y de Ciudadanos, se aliará con el fascismo ideológico de VOX, contando con la cobarde connivencia acostumbrada en el partido mal llamado socialista y obrero. Solamente el masivo voto militante y democrático a un PSOE digno de llevar tal apelativo y a UNIDAS PODEMOS, permitirá el gobierno que también las bases psoeísticas desean, el que resista al neoliberalismo fascista, con ese arma decisiva que nos marca Saramago: La Conciencia.


 

Economía

¿Es el puerto de Granadilla una alternativa a Los Cristianos? (Juan Carlos Díaz Lorenzo en PUENTE DE MANDO)

 

FRASE DÍAZ LORENZO

Juan Carlos Díaz Lorenzo retoma desde su PUENTE DE MANDO, un controvertido tema. Perpetrado el daño inmenso causado por la construcción del Puerto de Granadilla y confirmada su inutilidad en los propósitos para los que fue concebido, ¿no sería lógico intentar paliar los daños, utilizándolo, combinado con el de Arinaga, para los tráficos de cabotaje intra e inter insulares, aliviando de esta manera la carga del transporte por carretera en las dos islas centrales? Esta idea fue propuesta por Pedro Anatael Meneses, desde el Foro Agustín de Betancourt, con el llorado José Manuel Noda, Manolo Marrero, Pedro Gonzalez y Juan Martín Vega. Insisto: el Foro Agustín de Betancourt, con una infinidad de entidades, colectivos y personas, se esforzaron en luchar contra ese puerto nefasto que las insensatas oligarquías isleñas y los felones gobiernos han plantificado en el sur de Tenerife, como hicieron en Gran Canaria con el de Arinaga, sin necesidad  ninguna. Pero, causado el mal, sería una magua no intentar obtener algún beneficio para las islas del estropicio causado.