Buscar
04:12h. Miércoles, 26 de febrero de 2020
institucional
Política

El presidente de El Salvador irrumpe con militares en el Parlamento y desata una crisis institucional a raíz de un préstamo, EFE - PÚBLICO. Congreso y Parlamento buscan una salida, Hugo Sánchez en EL OBRERO

 

FRASE EL SALVADOR

La crisis de El Salvador nos puso a todo el mundo en vilo. Otra república latinoamericana donde se tumba la frágil democracia. El coherente veterano militante socialista Antonio Aguado señala el primer acto del espectáculo, mediante la información de EFE - PÚBLICO y el segundo acto, en EL OBRERO.

Lo que falta ahora, es el desenlace. Está claro que el presidente salvadoreño Bukeke intentó sltarse la división de poderes cuando vio peligrar el tenderete financiero montado con ese plan anti pandillas. Un montón de dólares para comprar armas y hasta un  barco, mediante un crédito USA del cual siempre, ustedes saben, se deslizan algunas cosilla para quién lo monta. Per, según nos cuenta Hugo Sánchez en EL OBRERO, el Supremo se ha puesto al lado del Congreso. Do-s poderes contra uno. Veremos a ver quién gana. Yo, Chema Tante, me atrevo  a decir que encontraran alguna manera para que a Bukeke no se le encharque el negocio.

Sociedad

Estado Español. Racismo institucional y violencia policial

 

RACISMO VALENCIA 23 9 17

"Le empujaron, arrojaron al suelo y le pusieron una porra extensible en el pecho”  en RESUMEN LATIOAMERICANO, Enric Llopis cuenta de la concentración contra el racismo institucional, convocada por 60 colectivos sociales el 23 de septiembre en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia y en la que participaron 300 personas.

Firmas

La inventiva institucional como conversión de libertades en derechos - por Emilio Cafassi

emilio cafassiLa opinión pública internacional está conmovida esta semana por el acceso al poder de la retórica xenófoba, sexista y violenta -aunque sincera- que porta Trump. Sin embargo es sólo el eslabón de una cadena ideológica internacional que comenzó en los años ´80 con el Frente Nacional de Le Pen en Francia, se despliega hoy con toda potencia también en el Reino Unido, en Austria y el norte de Europa, y en cada país -central o periférico- encuentra exponentes en diversa proporción.