Buscar
22:02h. sábado, 28 de mayo de 2022
ten
Economía

Al presidente portuario de Tenerife se le escapa: la obsesión por la TEN-T es por Granadilla

Cuando la oligarquía tinerfeña se estalló las perras en esa movida falaz llamada #TenerifeSemueve, pedían que "las infraestructuras de Tenerife" se incluyeran en la red Transeuropea de Transporte (TEN-T por sus siglas en inglés). Con ello desvelaban tanto sus intenciones como su absoluta falta de rigor, porque esa red europea no contempla territorios sino infraestructuras concretas. Por eso, obligados por la realidad, tuvieron que arriar velas y citar concretamente al Puerto de Santa Cruz de Tenerife. Con eso, solamente engañan a quien se deja engañar. La auténtica causa de la obsesión por la dichosa TEN-T es la imperiosa necesidad de solucionar el problema que tienen armado con la financiación de las obras del Puerto de Granadilla. Ahora, el bocón Rodríguez Zaragoza, cuya incontinencia actitudinal es legendaria, lo reconoce en TRANSPORTE XXI. Una auténtica cachetada para la buena fe de algunos. 
Economía

Europa escucha a Tenerife y acepta tramitar la inclusión de las infraestructuras de la Isla en la TEN-T


La decisión que toma Europa no implica el final de un camino que se inició hace dos meses por la plataforma social #TFseMueve. Es un punto de inflexión para continuar en la senda, puesto que tras el paso de las enmiendas hoy aprobadas por las diferentes comisiones europeas, se estima que no sea hasta el próximo mes de diciembre cuando finalmente el Pleno del Parlamento Europeo tome la decisión final.

Nota de Chema Tante: Yo celebraré como quién más que se haga justicia a las infraestructuras de Tenerife. Pero tanto como deploraré que el dinero que se obtenga por esta causa se derive a la obra del Puerto imposible de Granadilla. Y proclamo que seré el primero en regocijarme si me equivoco, pero con el mismo fervor que aplicaré a denunciar si se confirman mis sospechas de que los prebostes lo que quieren es salvar la inversión que ven esfumarse. Tiempo al tiempo.