Buscar
jueves, 29 de septiembre de 2022 10:05h.

Quevedo cataloga de "decepcionante y autocomplaciente" el discurso del presidente del Gobierno estatal

El diputado de NC advierte a Rajoy de que "no contará" con su apoyo si pretende "minimizar" los efectos de la corrupción del PP con una ley de transparencia







 

Quevedo cataloga de "decepcionante y autocomplaciente" el discurso del presidente del Gobierno estatal

El diputado de NC advierte a Rajoy de que "no contará" con su apoyo si pretende "minimizar" los efectos de la corrupción del PP con una ley de transparencia

El diputado Pedro Quevedo, catalogó hoy de "decepcionante y autocomplaciente" el discurso del presidente del Gobierno estatal del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, en su primer debate del estado de la nación. Quevedo advirtió al jefe del Ejecutivo de que "no contará" con su apoyo si pretende "minimizar" los efectos de la corrupción de "sus subordinados" del PP con una ley de transparencia.

Pedro Quevedo manifestó que la estrategia del jefe del Ejecutivo de señalar los "terribles" problemas existentes en España, "sin mencionar" a las instituciones del estado del bienestar, para "así considerar que queda eximido de su responsabilidad es inaceptable". Para el diputado es "poco legítimo, peligroso y extremadamente preocupante" identificar los "incumplimientos" del PP con un "sacrificio por España". Este tipo de afirmaciones "nos retrotraen a épocas anteriores" de la historia española, tal y como especificó.

Al margen de algunas medidas a valorar como el pago del IVA y el plan de empleo juvenil, "que tendremos que analizar"; aseguró que "persiste" el pensamiento político de que "lo esencial es rescatar" a las entidades financieras y a los sectores influyentes, "sin priorizar nada más".

Para el diputado nacionalista "no deja de ser sangrante el elogio" de la reforma laboral realizada por Rajoy al denominarla  "reforma para la mejora de la empleabilidad". Un eufemismo que, "como mínimo", para Quevedo supone un "insulto" para los seis millones de parados y los españoles que, con un contrato de trabajo, desarrollan sus labores "en condiciones inaceptables y próximas a la explotación".

Más crítico se mostró al declarar que "no podemos aceptar, bajo ningún concepto, que diga que la corrupción es un problema de todos porque no está generalizado". Quevedo echó en falta un "compromiso" de Rajoy en la lucha contra la corrupción cuando "tiene casos de subordinado suyos" inmersos en estos procesos. Este planteamiento, continuó, es "difícilmente aceptable para quienes no estamos en este tipo de situaciones ni para la sociedad" española.

Con respecto a la ley de transparencia, afirmó que, tal y como fue formulada con las "ausencias" del sistema judicial y la Casa Real, parece "más una agresión contra la pervivencia" de los partidos políticos que la "búsqueda real" de responsabilidades. En su opinión, mientras Rajoy "no asuma" las responsabilidades que le corresponden en la lucha contra la corrupción, "más próxima a su ámbito de influencia, que es el PP", es "difícil" interpretar esta ley "como otra cosa diferente a un intento de extender una espesa niebla" en la lucha contra la corrupción "identificada y constatada".

Si esa es la intención con la ley de transparencia, Rajoy "no contará con nuestro apoyo", avanzó. Una norma de este tipo, añadió, tiene que servir para transparentar "todo y no para encubrir". Quevedo expresó su confianza en que la oferta de consenso, que por primera vez hizo el presidente del Gobierno del PP desde que llegó a La Moncloa, esté "más relacionada con la verdad que con una estrategia de minimizar los efectos de la corrupción sobre el PP".