Buscar
sábado, 26 de noviembre de 2022 10:12h.

Teodoro Bondyale: “Los ciudadanos africanos no murieron por casualidad, fueron asesinados”

El Secretario de las Asociaciones Africanas en Las Palmas de Gran Canaria tacha de deleznables las afirmaciones de Fernández Díaz sobre la tragedia de Ceuta

Teodoro Bondyale: “Los ciudadanos africanos no murieron por casualidad, fueron asesinados”    

El Secretario de las Asociaciones Africanas en Las Palmas de Gran Canaria tacha de deleznables las afirmaciones de Fernández Díaz sobre la tragedia de Ceuta

SB-Noticias.- Teodoro Bondyale, Secretario de las Asociaciones Africanas en Las Palmas de Gran Canaria ha manifestado en Radio San Borondón que algunos políticos pretenden insultarnos intelectualmente, cambiándonos el sentido del lenguaje. Se refiere de este modo a las declaraciones hechas por el ministro del Interior para justificar las deleznables circunstancias en las que fallecieron los ciudadanos africanos en la frontera de Ceuta.

De este modo, Bondyale afirma que “fueron asesinados, no murieron por casualidad, dispararon contra ellos mientras estaban ahogándose, aunque no les dieran directamente a la cabeza, y no se sepa aún”, cuando intentaban cruzar a nado para ganar territorio español.

Afirma Teodoro Bondyale que es inmoral, lo diga quien lo diga, que se hable, refiriéndose a seres humanos, de que han llegado “en buen estado” como si se tratara de cosas, de  carne o pescado.

Que ningún ministro, ni cualquier otro político, puede decir que las “vallas son disuasorias”, disuasorias de qué, se pregunta Bondyale, cómo es que hay que disuadir a un hermano tuyo, que viene buscando lo que tu le has dicho que es su derecho, “cuando les hemos dicho, porque hemos firmado convenios internacionales en los que así consta, que los seres humanos tienen derecho a moverse libremente en el mundo y que los Estados lo regularán pero no lo prohibirán”. Pero cuando los Estados se saltan los convenios y lo prohíben,  pierden autoridad frente a esos  jóvenes africanos de 18, 20 o 30  años, que vienen convencidos de que la ley se cumple en Europa, más que en los países de donde proceden.

Estas reflexiones tuvieron lugar en un encuentro celebrado en la playa de Las Canteras el día 20 de Marzo para recordar y homenajear a los asesinados,  y Bondyale comenta, sorprendido, que  la  policía se les acercó porque  entendía que no tenían permiso para celebrar la concentración,  cuando, en sus palabras, en este país solamente es necesario  haberlo comunicado y respetar las normas de convivencia,  y que la policía debe estar para asegurar que el espacio este seguro y no tenga incidentes.

Pero este discurso con el que se adiestra a los agentes de las fuerzas de la policía tiene como misión amedrentarlos,  suprimir  al otro como ser humano, distanciarlos de los seres humanos, y los agentes de la guardia civil o de la policía, por el momento, no son drones, afirma Bondyale,  sino personas, y tienen que ponerse en el lugar de esos negros, africanos, que están buscando sus derechos en libertad.

Bondyale asegura que, a pesar de todo, no van a conseguir que los ciudadanos no salten las vallas en cualquier lugar del mundo, y todos tenemos el deber ético de destruir todas las vallas,  porque son injustas, son inhumanas y nos destruyen como seres humanos.

Los inmigrantes son héroes, testimonio y testigo de la esperanza del mundo, y no son palabras vacías, afirma Bondyale, sino que su  contenido significa  que la emigración de todas las épocas, de todos los países, ha configurado este mundo, desde el principio de los tiempos.

Tras guardar un minuto de silencio por las personas que fueron asesinadas en Ceuta,  recordaron a todos los que en el pasado han muerto en el mar entre el Sahara y Canarias, en Ceuta y Melilla, en el desierto en Mali, en Etiopia, en Egipto, en Túnez, en el Sahara, en el desierto de  Libia, en Marruecos, y si tuviéramos que guardar un minuto de silencio por cada uno de ellos, dice Bondyale,  tendríamos que estar callados todos los habitantes del mundo.