Buscar
martes, 07 de febrero de 2023 00:00h.
momento
Economía

En el peor momento la élite multimillonaria saquea a la clase trabajadora, Nick Baker en REBELIÓN, COUNTER PUNCH. Comentan Federico Aguilera Klink y Chema Tante

 

frase baker klink tante

Nick Baker, en COUNTER PUNCH y, en traducción de Ruben Navarro, en REBELIÓN, tratra otra del enervante, cabreante, asunto de que la gente rica sigue poniendo el cacharoi y llevándose la pasta, todas la pasta, en tanto que las personas pobres se debaten en la miseria impotente. Lo señala Federico Aguilera Klink y él y yo lo comentamos, resaltando que en Canarias el drama es presente y potente

Economía

Juan José Millás: "El capitalismo es un delirio que en cualquier momento se puede venir abajo" "Si queremos construir un mundo digno, la única solución es el reparto de la riqueza" entrevista de Henrique Mariño en PÚBLICO

 

 

FRASE MARIÑO MILLÁS

Juan José Millas forma parte de esa legión de mentes pensantes que no es excepción, en el mundo, ni en este estado español, ni en Canarias. No es excepción, al contrario, es un grupo muy nutrido, pero no se le hace ningún caso. Los gobiernos, de acá y de allá se empeñan en que nada ha cambiado, que el sistema social y económico puede seguir como antes de la tremenda crisis. Los gobiernos, del mundo, de este reino de Felipe y ¡ay! de Canarias prefieren esconder o enterrar la cabeza, ignorar la realidad, a ver si escampa y escapan. Per no escampará, y no escaparan. Ni tampoco lo haremos el resto de mortales. Por culpa de tanta insensatez volvemos a las mismas desgraciadas actitudes y en algún momento, vendrá el cataclismo final. Vean esta extraordinaria entrevista que le concede Juan José Millás a Henrique Mariño en PÚBLICO y que recomienda el coherente veterano militante socialista Antonio Aguado

Economía

El momento más difícil, Carlos Elordi en EL DIARIO, comenta Francisco Morote (Attac)

 

FRASE ELORDI MOROTE

Francisco Morote, de Attac Canarias, señala y comenta este artículo de Carlos Elordi en EL DIARIO, reflexionando sobre la gente que con tanta irresponsabilidad piensa que esto de la covid-19 ha sido simplemente una pesadilla pasajera y ya están demandando la vuelta a lo que piensan que es normalidad. Y yo, Chema Tante digo que esta irresponsabilidad la padecen tanto quienes se manifiestan en los barrios ricos, con una clara intención de desestabilizar al gobierno de Sánchez, como de quienes piden se levanten las restricciones de seguridad sanitaria, como a quienes pretenden recuperar la actividad tur´stica, pensando que esta relativa y endeble estabilidad de la situación frente al virus es definitiva y no entienden que se debe y depende del aaislamiento. Son quienes hablan de ilusorios pasaportes sanitarios y de que en los vuelos la gente no se infecta. Irrespnsabilidad suicida y asesina.

Economía

Este es el momento de la solidaridad europea, Klaus Regling - El Eurogrupo plantea a España e Italia utilizar el fondo de rescate sin condiciones, Bernardo de Miguel y Lluís Pellicer en EL PAÍS

 

FRASE REGLING MIGUEL PELLICER

Desde la Unión Europea llegan indicios de que los estados de la cruel Europa del N orte empiezan a temperar sus aviesas intenciones.  Klaus Regling, director general del Mecanismo Europeo de Estabilidad, por una lado y Bernardo de Miguel y Lluís Pellicer, por el otro, escriben en EL PAÍS, sobre los nuevos vientos que corren. Todavía no han abierto del todo la mano, como deben hacer, pero ya se nota que se han percatado de la gravedad de la crisis. Se dice que las cifras de paro y las previsiones de recesión obligaron a las hordas tecnócratas a recapacitar. Es decir, que esta gente sabihonda no previeron lo que cualquiera con los pies en el suelo pudo comprobar desde que se decretó el confinamiento: que la economía recibiría un batacazo tremendo. Esta es la gente ignorante que dirige los destinos de Europa. Y yo, Chema Tante, aprovecharé la ocasión para gritar que a la Europ del Norte no le faltaba razón en sus argumentos sobre el derroche financiero en el sur, por la inepcia y, sobre todo, por la corrupción. Pero ese no era el momento de decirlo, con el problemón encima. Cuando se cometió el saqueo, se callaron cual cochinos, porque algo les caía también.