Buscar
domingo, 14 de agosto de 2022 23:01h.

'Jalisco se seca' Proyecto Presa del Zapotillo-Trasvase de León en México Entrega carta de carta-denuncia a FCC Abengoa, Madrid, 24 de junio

"Jalisco se seca" Miércoles 24 de junio, a las 16:30 horas en la sede de Abengoa (Castellana 43 esquina con General Martínez Campos). Profesores y representantes de Observatorios del Agua y de movimientos sociales entregarán una carta-denuncia a FCC y Abengoa por sus transgresiones a los derechos humanos en el Proyecto Presa del Zapotillo-Trasvase de León en México

PRESA DEL ZAPOTILLO – TRASVASE A LEÓN GUANAJUATO

Datos sobre uno de los proyectos hidráulicos más conflictivos en México

Ubicación del Proyecto

El proyecto en cuestión de ubica en el Estado de Jalisco, y más en concreto en Altos de Jalisco, un amplio territorio semiestepario en el que, a pesar de la relativa escasez de agua, se produce casi el 25% de la proteína animal de Méjico. La Cuenca afectada es la del Río Verde, un afluente del Río Santiago, en el que desemboca a la altura de Guadalajara, la capital de Jalisco y segunda ciudad en dimensión de Méjico.

 

Objetivo del Proyecto

El proyecto en cuestión, basado en la Presa del Zapotillo sobre el río Verde, tiene como objetivo central regular los caudales del río Verde para trasvasarlos a la pujante área metropolitana de León, capital del Estado vecino de Guanajuato. La construcción de la presa la realiza FCC, mientras que la construcción del Trasvase y su explotación  por 25 años está en manos de ABENGOA.

 

Claves del Conflicto

Estaba previsto en principio que la presa tuviera 80 m de altura, aunque hoy el Gobierno Mejicano pretende que tenga 130 m, con la correspondiente controversia judicial. Un tribunal ha parado la obra. Ello supone inundar tres pueblos, Temacapulín, Acasico y Palmarejo, lo que ha motivado a lo largo de la última década una dura resistencia de sus habitantes que desde entonces han sufrido todo tipo de amenazas y chantajes, en un marco de sistemática represión.

Durante los últimos años, se viene planteando igualmente un creciente conflicto con los ganaderos y la población de Altos de Jalisco en su conjunto, por el trasvase previsto. Se trata de una región con más de dos millones de habitantes que depende en gran medida de la producción ganadera. Con miles de granjas que viven gracias a las aguas subterráneas de unos acuíferos que hoy se consideran oficialmente sobreexplotados, se estima que Altos de Jalisco produce casi el 25% de la proteína animal de Méjico. Los escenarios de cambio climático sitúan a toda la región como altamente vulnerable ante los crecientes riesgos de sequía, en intensidad y frecuencia.

Por último, el proyecto impone la privatización de las aguas del trasvase, que quedan en poder de la empresa española ABENGOA por 25 años, que dispondrá de esos caudales como un negocio privado, en prioridad sobre los usos agropecuarios de la región de Altos de Jalisco.

 

Contradicciones que agravan el conflicto y degradan el prestigio de España

  1. Diversos informes de las Universidades Mexicanas y del Observatorio Ciudadano del Agua de Jalisco insisten en las transgresiones de derechos humanos que se vienen produciendo a lo largo de la construcción de la presa. Incluso el Observador de NNUU sobre el Derecho a la Alimentación, en su informe sobre la cuestión, denuncia la falta de sensibilidad demostrada en este proyecto para garantizar los derechos humanos de la población afectada
  2. El Tribunal de los Pueblos y el Tribunal Latinoamericano del Agua han emitido sentencias condenatorias contra este proyecto, por la afección a los derechos humanos de los pobladores que se pretende desplazar de sus hogares.
  3.  El proyecto pretende trasvasar caudales de una cuenca cuyos acuíferos están declarados sobreexplotados, ignorando en la cuenca del Río Verde, como en cualquier otra cuenca, los acuíferos son los pulmones hídricos de los ríos.
  4. No existen estudios que permitan hacer un diagnóstico hidrogeológico serio
  5. El proyecto se basa en los datos de caudales de los últimos 50 años, ignorando el cambio climático en curso y los escenarios previstos por la propia administración mejicana para la región.
  6. Al caracterizar el destino de los caudales que se regulen en el Zapotillo como “urbanos”, se les dará prioridad sobre los usos agro-ganaderos de la región.
  7. Crece la indignación social por el hecho de que se privaticen estos caudales y de que esta privatización sea protagonizada por una multinacional española.

Pedro Arrojo Agudo

Profesor Emérito del Dpto. de Análisis Económico (Universidad de Zaragoza). Experto internacional por la Fundación Nueva Cultura del Agua (FNCA) en el Observatorio Ciudadano del Agua de Jalisco

 

Más información sobre "Lajisco se seca": 

http://cronicadesociales.org/2015/05/27/jalisco-se-seca-advierten-9-organizaciones-que-piden-frenar-trasvase-a-leon/