Buscar
02:13h. martes, 25 de enero de 2022

LA VINCA EeA denuncia la muerta de numerosas aves en instalaciones deportivas de la ULPGC

Integrantes de La Vinca Ecologistas en Acción procederán a denunciar ante el Rectorado/Gerencia de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria la muerte de decenas de aves, muertes que se producen por impacto de las aves en las cristaleras de las instalaciones deportivas del Campus Universitario de Tafira, concretamente en las canchas de pádel.

LA VINCA EeA denuncia la muerta de numerosas aves en instalaciones deportivas de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria

Integrantes de La Vinca Ecologistas en Acción procederán a denunciar ante el Rectorado/Gerencia de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria la muerte de decenas de aves, muertes que se producen por impacto de las aves en las cristaleras de las instalaciones deportivas del Campus Universitario de Tafira, concretamente en las canchas de pádel.

Ya el pasado 8 de abril, hace más de dos meses, se entregó escrito en Gerencia de la ULPGC y viendo que han transcurrido más de dos meses sin solución a esta problemática, los ecologistas norteños volverán a reiterar este escrito ante la ULPGC  y lo remitirán también al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y al Cabildo de la isla, esperando encontrar mayor sensibilidad ante este grave problema que ha llevado a morir por impacto a decenas de aves de diferentes tamaños, muchas de ellas especies o subespecies propias de Canarias. Entre la larga lista de aves masacradas caben señalar mirlos, capirotes, cernícalos, tórtolas europeas, canarios, herrerillos, horneras o mosquiteros, camineros…, que casi a diario perecen por impacto contra esos cristales que se han demostrado como una auténtica trampa mortal para las aves que conviven en el Campus Universitario.

Según explican los ecologistas “Esta situación ya la pusimos en conocimiento de la Gerencia de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria el pasado 8 de abril de 2015, sin que hasta el momento se haya adoptado ni una sola medida encaminada a poner solución a esta mortandad de seres vivos en dichas instalaciones deportivas de la ULPGC. Consideramos que esta falta de tomar en serio esta denuncia por parte de la ULPGC es inadmisible y el que no se hayan tomado medidas (sumamente sencillas y baratas) es una muestra de la falta de sensibilidad de esa institución académica para con nuestros recursos naturales”.

Comentan además que “esta situación es especialmente preocupante porque desde nuestro primer escrito hasta ahora se ha producido la época de crianza de muchas de dichas aves, por lo que el daño puede ser mucho mayor que el que aquí denunciamos, al haberse podido ver afectadas madres o padres que han dejado a sus crías en los nidos y sin futuro”.

Los ecologistas comentan que “entendemos que esta situación puede venir sucediendo desde hace bastante tiempo (desconocemos la fecha de montaje de esas instalaciones deportivas), y creemos que hasta el momento el personal de mantenimiento y limpieza de las instalaciones se ha limitado a retirar los cadáveres del lugar. Lo que no entendemos es que habiendo puesto esta situación en conocimiento de la Gerencia de la ULPGC desde el 8 de abril del actual, aún no se haya hecho nada al respecto CUANDO SE PUEDEN ADOPTAR SOLUCIONES SENCILLAS Y ECONÓMICAS QUE HAGAN COMPATIBLE EL USO DE DICHAS INSTALACIONES Y LA PROTECCIÓN DE LA NATURALEZA.

El problema viene ocasionado por la transparencia total de los cristales, lo cual hace que las aves no los perciban e intenten volar a través de ellos por lo que terminan colisionando y casi en el 100% de los impactos muriendo. Para evitar estas desagradables situaciones, existe una solución sencilla, sumamente económica y de eficacia contrastada, como es la colocación de adhesivos con siluetas de aves depredadoras sobre las mencionadas cristaleras, con el objeto de asustar a los pequeños pájaros y así evitar el choque mortal con las mismas.

En el escrito remitido se le comentaban a la ULPGC métodos para evitar estas situaciones y que pueden servir para minimizar el impacto ambiental en los cristales y cristaleras de la ULPGC.

Los ecologistas finalizan su escrito solicitando del Rectorado o Gerencia de la ULPGC, del Ayuntamiento de LPGC y del Cabildo de Gran Canaria que de manera inmediata se proceda a adoptar las medidas encaminadas a evitar estos impactos de aves en esas y otras instalaciones de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, con lo que se logrará el necesario equilibrio entre el uso ciudadano de esas instalaciones y la pervivencia de cientos de aves.