Buscar
20:37h. Viernes, 10 de abril de 2020

Escritura entre las Nubes lanza una reedición de "La Catedral rosada (El robo de las joyas de la virgen)", de Paco Alcaraz

 

la-catedral-rosa

Escritura entre las Nubes lanza una reedición de "La Catedral rosada (El robo de las joyas de la virgen)", de Paco Alcaraz

Un mono adiestrado es el narrador de esta novela colmada de amores y traiciones 

El volumen ya está disponible en las principales librerías de Canarias

Escritura entre las Nubes acaba de reeditar La catedral rosada (El robo de las joyas de la virgen), una novela de Paco Alcaraz que vio la luz por primera vez en 2001. El libro ya está disponible en las principales librerías de Canarias así como en distintos portales de Internet bajo demanda. Un mono adiestrado es el narrador de esta novela colmada de amores y traiciones. 
 
La catedral rosada (El robo de las joyas de la virgen) es una novela que atrapa de inmediato. Ya desde el prólogo ―en el que se nos advierte de que las páginas que siguen han sido escritas por un mono adiestrado― se intuye el carácter irónico, paródico y hasta burlesco de una trama compleja, en la que se entrelazan amores y traiciones de una serie de personajes que representan las dos caras de una misma moneda: la represión de los perseguidores y la de los perseguidos. Todo ello con el telón de fondo del final de la dictadura del general Francisco Franco y el acoso de un sindicalista por parte de la policía.

La trama comienza cuando el protagonista de la novela, Tony, inicia un crucero por el Atlántico, rumbo a una de las Islas Canarias, con Sabela, su amante. Quince años atrás, Tony juró que nunca volvería a la tierra que lo vio nacer y en Madrid se esforzó hasta cambiar fisonomía y aspecto. No obstante, ahora, en el barco, «cree haberse metido en una ratonera en medio de un mar que aborrece en ese instante. Enciende un cigarrillo y se pregunta qué hace ahí, sobre cubierta, perdiendo su tiempo. Echa la culpa a la mujer que no ama y lo posee cautivo. Ella, zascandil, anda mariposeando y enredando con parte del pasaje y la oficialidad. Él permanece tan solitario que podría confundírsele con un poeta o filósofo de pensamiento estéril». La obra, que no ha sido dividida en capítulos, ni bloques, sino que se presenta con el aspecto de un único relato largo, se lee con impaciencia, con ansias de descubrir el final de sus personajes; personajes que rozan lo esperpéntico, unos por su avaricia o corrupción desmedida y otros por su liberada y excesiva concupiscencia. Los ideales de juventud de la mayor parte de ellos se trastocan, el dinero los corrompe y las casualidades forjan sus destinos. El destino de Tony le hace caer en una celda común con presos sospechosos de robar las joyas de la Virgen en la otra isla. Las anécdotas que cuentan y sus andanzas son dignas de la picaresca clásica.

Realmente los sucesos descritos en estas intensas páginas quedan explicados en la nota primera: «Todo es ficción y solo la descripción del humo de la refinería, el Mae y lo que dice Alfredo Kraus son auténticos».

La catedral rosada (El robo de las joyas de la virgen) nos impulsa a reflexionar sobre la condición humana; la maldad del individuo aflorará siempre, ya se encuentre este inmerso en una dictadura, en una incipiente democracia o en una democracia estable, es decir, en cualquier sistema. Esto es lo que parece querer expresar su autor. 


  Trayectoria 

Paco Alcaraz nació en Murcia en 1945. Hace más de cuarenta años que reside en las Islas Canarias.

Apasionado de los libros y de la música. Discípulo de Julio Casilda, Haro Tecglen, Locke, Diderot, Voltaire…, considera que el Humor, la Libertad, la Amistad y la Fraternidad son valores imprescindibles para la supervivencia.

Comienza a editar, tras su jubilación, una serie de obras escritas a lo largo de su vida: Huellas de futuro (poesía), Mi Patria es un almendro (teatro), En clave de fa, 2ª edición (narrativa) y ahora La Catedral rosada (El robo de las joyas de la Virgen), 2ª edición (narrativa). Continuará… si la parca no lo impide.

la-catedral-rosa

 

MANCHETA 16