Buscar
22:42h. lunes, 01 de marzo de 2021

el temor a perder lo conocido me cierra el pecho

Un piano dorado con teclas de cristal - por Susana de los Santos

 

FRASE SUSANA UN PIANO

Un piano dorado con teclas de cristal - por Susana de los Santos *

 

DÍA X

Hace tiempo que te visito, pero un desasosiego, no me deja atravesar el Portón Secreto del Castillo de los Mil Vuelos. Si quiero avanzar me enfrento a tu incógnita. Puedo estirar mi mano y abrir su boca que me invita a ser su huésped, más el temor a perder lo conocido me cierra el pecho haciéndome huir de tus muros.

 

DIA XV

Hoy crucé más allá de lo permitido, con las piernas temblando y el corazón detenido, pude ir hacia tu mundo mágico, desconocido, y simple. Y tuve que retomar el aliento, porque lo cotidiano visto en su otra dimensión era demasiado grande, para este insignificante ser. Qué viví….¿Cuánto tiempo? Con la mirada vacía, en un espacio cerrado, soñando cada minuto despertar de esa pesadilla pero nunca pudiendo hacerlo, extendiendo mis dedos para tocar el límite para nunca alcanzarlo.

 

DÍA ÚLTIMO

Abro decidido el Portón Secreto y asombrado me encuentro con que allí todo es inventado y recreado. Lo oculto en un lugar al segundo ocupará otro espacio y un  nuevo acertijo llenará ese ángulo. 

Al encender la luz puedo ver como infinitas partículas iridiscentes huyen diligentes del frasco que las encierra para derramarse sobre cada objeto, iluminando largamente los detalles mientras observo fascinado.

Al deslizarme a la habitación contigua, dentro de un tiempo invisible, las chispas de luz corren nuevamente a su lugar de origen dejando al lugar desnudo de gloria.

Continúo aventurándome en este lugar lleno de sorpresas y me enfrento a un piano pequeño, dueño de una bruñida cola de oro macizo. Derramadas sobre él, las teclas de cristal se alinean disciplinadamente. 

Me dejo caer sobre el banquillo sin olvidar de amar a ese instrumento dorado: derretido de asombro hago sonar sus cuerdas, más no puedo esbozar ni un acorde. ¿Por qué …? ¡Si siempre soñé con crear música! De tanto esperar ahora no logro hacer realidad mi más profundo anhelo. El recelo a lo desconocido me inmoviliza y me quedo como dormido, recostado sobre sus teclas inmóviles.

Súbitamente una melodía alerta a mis sentidos y me despierta. la música crece, se agiganta, y se detiene erguida y majestuosa al frente de mí.

Abro los ojos y mis manos incentivan a las notas a elevarse en acordes y armonías destellantes. Adivino como llenan cada rincón en mi corazón, como todo calla para hacer de este milagro, la copa, que es llenada con el nacimiento de una canción.

No sé cuántos amaneceres permanecí en ese estado de muerte y resurrección, más cuando desperté descubrí como la luz trepaba las paredes y me rodeaba. Fulgores iridiscentes me cercaban.

Desde entonces no me pidan que deje este Castillo, aquí he de quedarme. No sé qué será del mundo detrás del Portón del Castillo de los Mil Vuelos, un día lo cerré y ahora sé que fue para siempre. Lo sucedido hasta ese momento: encuentros y desencuentros, sentimientos e ilusiones, metas y promesas, allí quedaron.

Si lo decido, puedo tenerlas, retrocedo y el mundo de antaño me atrapa otra vez. Pero mi elección ya estaba señalada: este Castillo me perteneció siempre, una tarde sin brújula lo abandoné, me olvidé de El y extravié el sendero de regreso. Me tomó recorrer muchas vidas, y demasiados sueños dentro de esas vidas hasta encontrarlo. Ahora que llegué no me pidan que lo deje, no puedo.

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Susana de los Santos

 

SUSANA DE LOS SANTOS

MANCHETA 9