Buscar
02:05h. miércoles, 08 de julio de 2020

Si loco no estás, ni bobo eres, Ángel Víctor Torres ¿cómo se te ocurre pedir que baje el queroseno, para que vengan más turistas a Canarias? - por Chema Tante

 

FRASE TANTE TORRES

Si loco no estás, ni bobo eres, Ángel Víctor Torres ¿cómo se te ocurre pedir que baje el queroseno, para que vengan más turistas a Canarias? - por Chema Tante *

Cuando se les escuchaba a totorotas como Paulino y el genuflexo Clavijo o  cínicos codiciosos como Soria, sus peticiones de eliminar las tasas aeroportuarias y demás zarandajas para, con pírricas rebajas de costes, mejorar la "competitividad" del destino Canarias, se entendía, porque nada bueno ni sensato puede caber en semejante insalla.

Pero de un tipo bienamañado como tú, socialista Ángel Víctor Torres, es de esperar un pizco más de conocimientos de marketing y de sostenibilidad ambiental. Las velilladas que largaste en FITUR, de verdad que dan de cara a cualquier persona que tenga el cerebro en buen uso. 

Habrá que repetirlo, para conocimiento de la gente y para que tú te pongas colorado. Dijiste, nada menos, que "no hay que aumentar la carga fiscal al queroseno aéreo" porque (sic) "los aviones son transportes colectivos y la mayor parte de las emisiones de efecto invernadero tienen que ver con el transporte terrestre". Porque "hay que preservar la conectividad aérea de Canarias". Y remataste el frangollo con la guinda, a futuro, de que "con programas de reforestación" se compensa la huella de carbono. Cosa que es verdad, en parte, pero que "pa'luego es tarde". Porque para que la reforestación obre los milagros que puede obrar, hace falta una cosa: realizarla. ¿Sabes, presidente? no sirve solamente hablar de ella.

Lo que dijiste, lo vuelvo a leer y no me lo puedo creer. Ni Melchior lo hubiera mejorado.

Habrá que repetirte también a tí, Ángel Víctor Torres, presidente de Canarias, lo que se les dijo a los chafalmejas que te han precedido, a ver si tú te enteras: 

Empezando por la cosa de las perras y de la cacareada "competitividad" del destino Canarias. Cuando un destino se localiza en un territorio frágil, limitado y alejado, como Canarias, la clave no es el número, sino el nivel adquisitivo y cultural, para el que el precio no sea ni importante ni decisivo. En otras palabras, contra el actual concepto de turismo masivo, que ha sepultado en cemento a las islas, condenándolas a soportar el peso de tantos millones de turistas, con la atracción de los bajos precios, hay que impulsar el turismo selectivo, de lujo, con precios altos. Así, Canarias no será un negocio que solamente lucra a algunas empresas como es ahora, sino un destino que sea negocio para toda la grey de canarii. Un destino al que venga solamente gente que aprecie la calidad y la sostenibilidad y esté dispuesta a pagar por ello. Esa gente la hay. Lo que pasa es que es menos nutrida y muy exigente y es obligado esforzarse para atraerla. Esa es la cuestión. Que sea el destino quien se trabaje los mercados, en lugar de sentarse a esperar que operadoras y transportistas hagan la tarea. Menos FITUR y más acción en origen. Porque las empresas externas van a lo suyo, que, siempre, sin excepción, no es lo que conviene al destino.

Visto lo de las perras, vayamos a la defensa ambiental, Ángel Víctor Torres. Tú eres filólogo y sabes perfectamente entender el significado de las palabras. No hace falta ser una autoridad en sostenibilidad, para saber que eso de que "los aviones son transportes colectivos y la mayor parte de las emisiones de efecto invernadero tienen que ver con el transporte terrestre" es una toletada indigna de un profesional de tu categoría. No se trata de comparar el impacto sobre el efecto invernadero del transporte aéreo con el del terrestre. La comparación hay que establecerla entre el efecto de 32 millones de largos y contaminantes trayectos aéreos y el de la tercera parte o incluso menos. Por cierto, eso que asimismo dijiste "No hay manera de llegar a Canarias si no es por avión", es otra patuchada que no se justifica. Por si no se te había ocurrido, bastante gente del target alto que le interesa al destino Canarias, puede moverse por mar. Y eso hace, en cruceros y yates. No hay nada inventado, pregúntale a Paulino o a Soria, en esos sitios de lujo a que suelen concurrir. El ojo del amo...

Por supuesto que hay que reforestar, como tú dijiste. Pero no para compensar la huella de carbono de los transportes aéreos, sino para elevar la calidad ambiental de Canarias.

Porque la cuestión, Ángel Víctor Torres, es la sostenibilidad, imposible, recibiendo 16 millones de turistas, que para mayor vergüenza, alimentamos con comida y bebida importada. Más huella de carbono en el transporte, más negocio para afuera. La única salida para el destino Canarias va por reducir drásticamente la oferta alojativa, a un tercio, y estimular las estancias de más duración. Sin ofertas de fin de semana todo incluido. Con un target turístico de nivel alto -"premium", dice la gente marquetinera- no hay ni que bajar tasas aeroportuarias ni carga fiscal al combustible, porque se opera sobre personas que no se van a asustar por unos pocos euros en el coste de su venida a un destino no saturado y con los muchos atractivos que tiene una Canarias sostenible. Sostenible, de verdad y a largo plazo.

Reducir la oferta alojativa a un tercio. Lo he dicho y lo repito. Ni un hotel más y tumbar todos los adefesios urbanísticos, recuperando el territorio. El coste de esto lo absorberá la rentabilidad de un destino selectivo y animará la economía como no te imaginas. Con esto se conseguiría el deseable efecto de revertir el funesto fenómeno iniciado en los setenta: del campo a la construcción y de allí al turismo, a servir paella congelada. 

Porque, ya que estamos, volveré sobre ese otro aspecto, importante en lo económico, en lo ambiental y en el manejo de marketing del destino. Atender a las y los visitantes, con productos locales. Muy distinto a lo que se hace ahora, cuando más del noventa y cinco por ciento de lo que se le ofrece al turismo no es de origen isleño.  Vete, por ejemplo, a Italia, para que veas qué bien se come y bebe con producto local. Y cómo se consolida así un destino fuerte.

Claro que todo esto no es fácil. Pero ha sido tirar por el camino fácil lo que ha llevado a Canarias a esta triste situación social en que se encuentra. Justo, cuando tiene un buen momento económico y el recurso humano mejor formado en toda su historia.

Y lo peor de todo esto, Ángel Víctor Torres, es que tú lo sabes tanto como yo. Lo que te ocurre a ti es que no quieres molestar al empresariado zoquete de aceite y vinagre que maneja el turismo en Canarias. Tú sabrás por qué les tratas con tanto cuidado. Bueno, yo también lo sé. La desgracia de Canarias es que a todos los gobiernos, del color que sean, les aprieta el zapato por el mismo sitio. Mira a ver, hombre, que tú eres socialista. Y Marichal, ahora que está en un cargo patronal en España, que se vaya a Benidorm.

Aquí está lo que dijiste, para que nadie se crea que me lo he inventado:

https://www.efe.com/efe/canarias/economia/torres-ve-signos-de-recuperacion-en-el-turismo-aleman-que-elige-canarias/50001311-4155545

* Lo escribe y lo sostiene Chema Tante

CHEMA TANTE

 

 

 

 

MANCHETA 16