Buscar
05:28h. Domingo, 19 de Agosto de 2018

Galletas y agua - por Mario Erre

 

FRASE ERRE

Galletas y agua - por Mario Erre consejero ciudadano y responsable de LGTBI de Podemos Madrid

refugiados comida aquariusGalletas y agua es lo mejor que ha encontrado el gobierno de Malta para paliar el hambre de los seis centenares de inmigrantes que arribaron  al “Aquarius” tras ser rescatados de una muerte segura en ese casi lago común a aquellas tierras que en su día pertenecieron al Imperio romano, estado que fue cuna del derecho y la civilización occidental, esa civilización que se torció en algún punto entre el final yates lujode la guerra fría y hoy tras aprobar con matrícula de honor el examen para aplicar la doctrina del caos neoliberal, ese caos que tiene como curiosidades un mar común a yates alojando fiestas de “celebrities”  con sus caviares, sus guccis, sus bolsos de Prada y su cocaína  y seres humanos (sí, como lo oyen) desahuciados zambulléndose en un viaje a través del mar cuyo resultado es tan incierto como el futuro del que huyen y que las marionetas de quienes reinan allí donde ellos dirigen su huida.

malta iglesiasCruel paradoja ésta. Tanto como esas galletas y agua que les brinda un país que presume de tener una iglesia para cada día del año. Trescientas sesenta y cinco iglesias que bastarían para alojar a estos desheredados de las diosas a razón de dos en cada una pero que por decisión del católico gobierno maltés ya no podrán ser incómodos testigos de las presumiblemente copiosas cenas de los regentes de esas iglesias que ya no sufrirán la culpa de tirar la comida sobrante delante de gentes para quienes un vaso de agua y dos galletas llenan de dignidad sus almas ya que no pueden alimentar sus cuerpos.

BERGOGLIOLa católica Malta no defrauda como tampoco lo hace el papa Francisco cuya innegable influencia en la hoy vergonzante política italiana parece que se esconde cuando realmente hubiera sido de valorar. Pero claro, son inmigrantes, son negros, son musulmanes y no merecen la atención que sí merecen temas como el matrimonio entre personas del mismo sexo, los feminismos o la interrupción del embarazo, y ya sabemos que Dios no perdona a quien pierde el tiempo y el talento.

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Mario Erre

 

mario erre reseña

 

MANCHETA DONACIONES