Buscar
19:12h. Jueves, 20 de Junio de 2019

In memoriam del Dr. Julio Hernández García, - por José Manuel Castellano Gil

 

FRASE CASTELLANO

In memoriam del Dr. Julio Hernández García, - por José Manuel Castellano Gil, historiador, profesor titular de la UNAE, académico *

 

Hace unos días me sacudió el golpe helado de la triste noticia del fallecimiento de mi maestro, el Dr. Julio Hernández García, a quien siempre le he guardado un inmenso cariño, respeto y consideración, desde aquellos años en que fui su discípulo en segundo año de carrera, donde impartía la materia de “Historia de América” en un escenario propio y acorde a su altura: el Aula Magna de la Universidad de La Laguna.

De la mano de Julio Hernández García entré de lleno en la pasión por la Historia de “Nuestra América”, en navegar por el pasado de “nuestras peñas Atlánticas” y en su conexión americanista, las de ayer y las de hoy.

Julio Hernández fue quien me inició en la investigación, me introdujo en aquel islote denominado “Sala Canaria”, rodeada por unas majestuosas escaleras clásicas por las que se ascendían a la vieja biblioteca universitaria lagunera; fue quien me impulsó a publicar mis primeros artículos de opinión en la prensa insular; y fue mi Director de Tesina a finales de la década de los ochenta.

Julio Hernández era la palabra justa, precisa y siempre documentada, era la conversación alegre, elegante, histórica y comprometida. Sin duda, soy un gran deudor de su amistad, de su enseñanza y de su pasión académica, porque gran parte de mi ejercicio profesional como investigador, docente y humanista se lo debo a mi querido maestro, quien ha decidido emprender ese viaje hacia nuestra compartida isla de San Borondón; donde sólo desembarcan los hombres y mujeres bienaventurados que han llenado la vida con su buen hacer para descansar eternamente en ese paraíso terrenal. Desde “Nuestra América”, desde Ecuador, quiero expresar mis condolencias a su esposa, Elvira, y a sus hijas. Hasta Siempre Maestro.

* La casa de mi tía agradece la gentileza de José Manuel Castellano

josé manuel castellano reseña

 

 

mancheta 10