Buscar
20:20h. Jueves, 18 de Abril de 2019

Inteligencia Emocional: ¿Moda pasajera o realidad necesaria? - por Ricardo González-Roca Fonteneau

 

RICARDO GONZÁLEZ ROCADesde hace algún tiempo , cada día se escucha más hablar acerca de la importancia de desarrollar nuestra inteligencia emocional como capacidad o habilidad que tiene el ser humano para sentir sus propias emociones, comprenderlas, aceptarlas y aprender a gestionarlas de manera adecuada para su propia salud, no solo emocional sino también física.

Inteligencia Emocional: ¿Moda pasajera o realidad necesaria? - por Ricardo González-Roca Fonteneau *

Desde hace algún tiempo , cada día se escucha más hablar acerca de la importancia de desarrollar nuestra inteligencia emocional como capacidad o habilidad que tiene el ser humano para sentir sus propias emociones, comprenderlas, aceptarlas y aprender a gestionarlas de manera adecuada para su propia salud, no solo emocional sino también física.

Este conocimiento personal nos ayuda a comprender los estados de ánimo propios y ajenos o de quienes nos rodean, para una mejor interpretación de las vivencias y experiencias que acontecen en nuestras vidas , día a día , momento a momento.

Las emociones no se piensan , se sienten. Se expresan a través del cuerpo a modo de síntomas físicos. Basta con parar a observar qué sucede cuando sentimos miedo. Nuestro corazón se acelera, nuestro pulso , sudamos , nos tiemblan las extremidades , dependiendo de la agudeza del propio miedo. Se manifiestan todo un conjunto de síntomas físicos que nos alertan de algo a lo que hemos de prestar atención.

¿Qué nos lleva a pensar que cualquier otra emoción no afecta y se expresa en nuestro organismo, conduciéndonos incluso a enfermar físicamente si esos estados emocionales mal gestionados se mantienen en el tiempo de forma prolongada ?

Las emociones y sentimientos, nos hablan de nuestros estados de ánimo , conforman un lenguaje que necesitamos aprender. Nos hablan de nosotros mismos, de cómo interpretamos o vivimos nuestras propias experiencias de vida. Incluso contienen un aprendizaje o lección de vida que hemos aprender.

Sí, he dicho mensaje o lección de vida y lo explico brevemente para que me puedan entender con suma sencillez. Cuando sentimos enfado , rabia o ira creemos automáticamente que es por culpa del otro con el que hemos tenido unas diferencias del tipo que sean. Cuando aprendemos a escucharnos , nos podemos dar cuenta que ese enfado tienen más que ver conmigo que con la acción del otro , quizás mi enfado se deba a qué no puse atención a las señales que me alertaban de esa situación , quizás no supe poner limites adecuados al otro , quizás simplemente no supe decir que NO , por miedo , por no hacer daño, por no sentirme culpable….etc

Por ello , somos nosotros los únicos que podemos hacer la adecuada interpretación de ese lenguaje emocional que cumple una función: alertarnos que algo en nosotros no está bien y que necesitamos aprender qué es.

¿Cuantas angustias, ansiedades y depresiones se evitarían con una adecuada Gestión Emocional?

De ahí la importancia del aprendizaje de la Inteligencia Emocional como habilidad y capacidad para nuestra vida diaria. No es una moda , es una necesidad real para el Ser humano pues desconocerlo, hace que nuestra vida quede sometida a los vaivenes de luchas internas con nosotros mismos para evitar sentir aquello que sentimos porque simplemente no sabemos qué hacer con ello.

Basta con observar los datos alarmantes publicados acerca del consumo de ansiolíticos en este país. Supera la cifra de 120 millones de cajas al año. LA cifra de negocios se acerca a los mil millones de euros y somos líderes de consumidores. Dato extremadamente preocupante. Si a ello añadimos los antidepresivos que pasan a formar parte de la vida de las personas de forma inconsciente , creando adicciones que muchas veces se convierten en verdaderos problemas de salud nacional.

No podemos seguir negando la evidencia. La Gestión Emocional es una necesidad imperiosa para la salud emocional y física de las personas. No podemos seguir anestesiando con pastillas , todo aquello que sentimos por el mero hecho de no saber qué hacer con ello. Por tener miedo a Sentir.

Tenemos la responsabilidad moral y ética de hacer llegar a las personas los conocimientos que hoy están demostrados por la ciencia , la neurología, o la psiconeuroinmunología y otras investigaciones.

Es necesario implantar la Educación Emocional en los colegios y las familias, al tiempo que las empresas canarias deben invertir en esta materia si desean personas sanas y saludables en sus puestos de trabajo.

Cuando las emociones gobiernan nuestras vidas, nuestro organismo se ve afectado. Nuestro sistema inmunológico también, nuestra red de defensa disminuye y nos lleva a enfermar. Es así. Esto se sabe hoy en día pero no se actúa sobre ello de forma consciente y responsable.

Necesitamos sembrar en el desarrollo de las habilidades de la Inteligencia Emocional. Educamos niños/as que saben situar los planetas del universo pero no saben gestionar todo aquello que sienten. Los adultos también sufren las consecuencias de ello con depresiones, angustias y ansiedades crónicas, situaciones de estrés que no saben manejar. Al final todo pasa factura.

Apostemos por educar Seres humanos que sean conscientes de lo que sienten y que sepan gestionarlo. Ayudemos a las futuras generaciones a que sean emocionalmente inteligentes y serán capaces de abordar las situaciones de la vida con mejor eficacia, mayor bienestar emocional y mejor salud física.

No, La Inteligencia emocional, no es una moda, es algo mucho más serio que no podemos pasar por alto. Las generaciones futuras lo agradecerán, las actuales podrán mejorar su calidad de vida y emprender nuevos caminos para la salud.

* En La casa de mi tía por gentileza de Ricardo González-Roca Fonteneau

Ricardo González Roca Fonteneau

Formación:

Máster EBS en Inteligencia Emocional y PNL – programación neurolingüística-

Máster EBS en Mindfulness & Meditación

RICARDO GONZÁLEZ ROCA