Buscar
16:07h. Viernes, 14 de Diciembre de 2018

Líderes (Manuel Vicent en EL PAÍS, comenta MIcaela Sagaseta Paradas)

Otra reacción al insano artículo que Manuel Vicent publicara en EL PAÍS. Micaela Sagaseta Paradas le da cumplida respuesta.

manuel vicentMICAELA SAGASETA

Días pasados me llegó por el Whatsapp la tirita que adjunto de Manuel Vicent, que publicó en El Pais, y titula "Lideres".

He tenido que leerla dos veces, a ver si me cabreaba o si se estaba quedando conmigo, este supuesto reputado escritor e intelectual español. 

Yo es que no doy crédito a sus palabras. 

Resulta que este país es el Jardín de las Delicias, el Paraíso Terrenal. Yo lo miro, lo busco por todas partes, y no lo encuentro. Mas bien creo que este señor escribe o desde un yate bien anclado en la Manga, o desde la calle Serrano en Madrid, ahora rodeado de la nata más inmunda de la oligarquía criolla venezolana, por supuesto antichavista, que se ha venido a quedar con edificios con solera de la capital española y a disfrutar de "la libertad y el progreso español". 

Resulta que este es el mejor país del mundo para nacer, claro, depende de donde nazca usted, y en qué familia, porque no es lo mismo ser hijo de un banquero que de un jornalero andaluz.

También parece que somos el mejor país para vivir y el más seguro, cuando las muertes, son casi a diaro, de mujeres; añada a esto, los suicidios de los que no se habla y de los miles de españoles que se han tenido que marchar porque no hay trabajo para nadie. Y lo que existe, no se puede considerar trabajo digno, se llama simplemente esclavitud moderna. ¿Sabrá este señor lo que son Las Kellys? 

Ya el colmo es cuando se afirma en la tirita que tenemos una democracia modelo, cuando somos el hazmereir de los jueces europeos, cuando se nos multa a cada dos por tres, por no cumplir con principios elementales democráticos. Solo hay que mirar para Cataluña y lo que da es verguenza, lo que se está haciendo con los soberanistas que siguen aún en prisión. Reputados catedráticos de derecho penal español, insisten en que no hay delito de rebelión en los actos por todos conocidos en Cataluña y ahí está nuestra democracia, "airosa" según este señor.

Yo creo que se ha equivocado de país o de tiempo histórico. Aquí de democracia verdadera, nada de nada, ¿o es que entendemos por democracia, realidades distintas?¿será que para usted democracia es que Billy el Niño siga libre como una gaviota, siendo un torturador de tomo y lomo?¿es que para usted democracia debe ser que los falangistas y franquistas tengan libertad plena para hacer apología de la muerte y que aún puedan utilizar los símbolos nazi-fascistas a su libre albedrío? ¿es que para usted democracia debe ser que siga siendo legal el PP un partido corrupto y ladrón por los 4 costados? ¿es que para usted democracia debe ser mantener los privilegios decimonónicos que mantiene la iglesia católica y cómo se ha hecho con un patrimonio inmenso por 4 perras gordas?

Que seamos líderes en donaciones de órganos no es sintomático de justicia social, de reparto equitativo ni de sociedad igualitaria. Lo de las energías limpias, está por verse y sí, todo eso está muy bien, pero en las necesidades primarias de la población, estamos muy mal y sin compararme con ningún país. 

Lo que si le puedo afirmar es que hay gente que rebusca en la basura de los contenedores para comer, que la miseria aumenta por días, que las colas del paro son interminables y desesperanzadoras, que la justicia es una farsa, que la corrupción está presente en todos los estamentos, que la monarquía ha sido impuesta y está podrida de pies a cabeza, que la industria está desmantelada y que los megaproyectos, son para uso y disfrute de cada vez, franjas mas estrechas de población. 

Nombrar eso de que somos la segunda cocina mejor del mundo, es ya de recochineo, cuando Cáritas ya ni puede atender a la gente a diario, con un simple plato de lentejas. Me gustaría saber si usted vive en Suiza o en alguna isla paradisiaca de las quimbambas. Yo lo invito a conocer la alarmante miseria de Canarias a día de hoy, a pesar de los altos ingresos por turismo, que son los mayores de su historia.

En lo que si estoy de acuerdo con usted es que existen varias Españas, pero mi rasero de división es diferente al suyo. La realidad es que el capitalismo, el neoliberalismo, nos ha metido en una inmensa bolsa de marginales y pobres a la mayoría de la población, ha dejado a una mínima clase media que sobrevive cada vez más alejada de la tropa de los miserables, y luego están, los que se enriquecen de este estado putrefacto (políticos, alto funcionariado, grandes fortunas, banqueros, oligarquías locales, y poco más).

Para usted, el modelo ejemplar, son los que trabajan, cumplen son su deber y callan. ¡¡Madre mía!! Como si los que no trabajan lo hacen por gusto propio o por vagabundería. Su modelo de ciudadano español es el trabajador, calladito y cumplidor. ¿Aprendió este esquema de comportamiento social en un curso de la FAES? ¡Que venga Lenin y lo vea! 

Los que protestamos somos los que demandamos una sanidad pública universal, los que fueron estafados con las preferentes por los banqueros ladrones, los que exigimos que se haga justicia con los políticos corruptos que hasta han cambiado artículos de la Constitución a su antojo para acomodarlos a las exigencias del capital, los que vemos como se privatiza todo, los que vemos como utilizan las puertas giratorias los políticos demócratas que usted alaba, los que denuncian un Ejército corrupto por dentro, los que demandan una enseñanza pública de calidad, los que rechazamos la enseñanza privada que se ha demostrado que no es sino un camelo y fábrica de títulos a precio de oro, esa es la España que usted bendice, y la que yo detesto y por eso entro en su clasificación de malos ciudadanos. 

Definitivamente Sr. Vicent, sus líderes, son otros bien diferentes a los que yo demando, a los que demanda la mayoría social de este pais. 

Y siga usted escribiendo así que tiene garantizada su esquinita en El Pais,, que ya sabemos, qué intereses defiende. 

Que verguenza de intelectuales. 

Decía Bertolt Brecht: "¿De qué sirve decir la verdad sobre el fascismo que se condena, si no se dice nada contra el capitalismo? equivale a reclamar una parte del ternero, pero oponerse a su sacrificio".

Por lo que leo aquí, usted es que ni siquiera dice la verdad sobre los más que rescoldos de fascismo que padecemos en este país, así que no puedo esperar mucho más de su tirita.

 

https://elpais.com/elpais/2018/11/16/opinion/1542382409_239207.html?fbclid=IwAR3p525uQcnc_JPgg53bMWa3ZHfwCBGxFtpUMVRllwonEayUNW_5h6uLjho

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Micaela Sagaseta Paradas

MICAELA SAGASETA

 

MANCHETA 9