Buscar
16:11h. miércoles, 01 de diciembre de 2021
anarquista
Política
'Semana sangrienta' del verano de 1931

Casa Cornelio, la mítica taberna anarquista destrozada a cañonazos [por la derecha reaccionaria] durante la República, María Serrano, en PÚBLICO

 

frase maría serrano

María Serrano, en PÚBLICO se apoya en datos del historiador José María García Márquez para contaren otro de tantos sucesos desestabilizadores provocados por la derecha en los años de la II República. La Semana Sangrienta en Sevilla, en la que ocurrió esta destrucci´´on de Casa Cornelio, tabera punto de reunión de comunistas y anarquistas. Lo señala el coherente veterano militante socialista Antonio Aguado yo, Chema tante insisto en esa verdad. La República vivió momentos muy graves. pero todos provocados por al derecha, que no paró hasta la sublevación facciosa.

Política

Noelia Cotelo Riveiro, presa anarquista en huelga de hambre desde el 23 de marzo

En TERCERA INFORMACIÓN vuelven sobre el lacerante caso de esta mujer que lleva siete años presa, después de haber sido condenada a 2 años y cuatro meses. Su actitud insumisa en la cárcel no solamente le ha supuesto el alargamiento de la condena sino la aplicación de medidas inhumanas y un trato vejatorio. Ahora, Noelia vuelve a estar en huelga de hambre para reclamar sus derechos.

Sociedad

No, aquello no fue una acción anarquista - por Nicolás Guerra Aguiar

   "Aunque estoy completamente convencido de que solo ha sido una casualidad, me detengo en la curiosa confluencia que en torno a un concepto, anarquismo, se produce en un plazo corto entre el señor Cosidó, director general de la Policía, y el señor Bravo de Laguna Bermúdez, presidente del Cabildo grancanario. El primero afirmó en un acto organizado por Ombuds -empresa de seguridad privada- que en España puede producirse lo que él llama “el terrorismo anarquista”. El segundo, y a resultas de la ocupación que doscientas personas hicieron del estadio Gran Canaria  en el partido contra el Córdoba, escribe en su página de Facebook que tal comportamiento “demuestra lo peligroso que es […] estimular la indignación […] y, en definitiva, un cierto modo de anarquismo”.