Buscar
05:58h. martes, 07 de diciembre de 2021
apm
Política

APM y Podemos: reflexiones de un periodista amargado (Carlos Hernández)

victoria prego

"El problema es que Victoria Prego se cocinó ella sola el tema de espaldas a su ejecutiva; el problema es que la APM no ha alzado la voz en otros casos mucho más graves; el problema es que la Asociación calla ante la terrible censura en TVE o frente a las presiones, estas sí insoportables y con consecuencias, del Gobierno"

carlos hernándezDestaca Luis Pérez Serichol este triste y sentido artículo que publica Carlos Hernández en EL DIARIO. Triste y sentido, porque Hernández reflexiona con amargura sobre las miserias que, como en todo oficio, aparece entre parte de la gente periodista, asunto de la peregrina acusación sobre acoso de Podemos que han lanzado la Asociación de la Prensa de Madrid y su presidenta, Victoria Prego. Sí, la Victoria Prego que fue capaz en su día, por ejemplo, de ocultar a la opinión la confesión que le hizo Adolfo Suárez sobre la voluntad mayoritaria republicana. Un hecho que, él solamente, ya descalifica a la Prego como periodista. Carlos Hernández no niega que también en Podemos afloran malas mañas contra periodistas. Pero recuerda que no es un fenómeno aislado y que resulta despreciable que quienes tapan o ignoran las miserias generales apunten únicamente a una formación política.

Sociedad

Podemos, APM y la libertad de expresión (Pascual Serrano)

 

PASCUAL SERRANO PEQUEÑAEn artículo que señala Ramón Afonso en PÚBLICO, Pascual Serrano reflexiona sobre esa peculiar manera de denucniar que se ha sacado de la manga la APM, Asociación de la Prensa de Madrid, que ha tirado la piedra y escondido la mano. Y yo, Chema Tante, agrego que los argumentos de la presidenta de APM, Victoria Prego han sido entrenecedores. Eso de decir que no se puede aportar, ni las pruebas, ni los hechos concretos ni las víctimas de la supuesta operación de acoso protagonizada por Podemos contra -supuestamente- periodistas, se cae por su propio peso. Y, encima, poner su nombre como prueba, denota una soberbia oersional en Prego, poco edificante.