Buscar
21:02h. domingo, 28 de noviembre de 2021
asaga
Economía

La presidenta de ASAGA CANARIAS importa papas de Israel. COAG y PALCA se quejan. EL DIARIO CANARIAS AHORA, Comentan Antonio Aguado y Federico Aguilera Klink

 

FRASE PAPAS

Es posible que a mucha gente esto le parezca un problema menor. Pero, en todas partes, pero en un territorio alejado como Canarias, la soberanía alimentara es una cosa capital. Ahora, con esta pandemia del virus maldito parece que está brotando cierta conciencia sobre la necesidad del consumo de producción local. Pero personas como Federico Aguilera Klink o el coherente veterano militantes socialista Antonio Aguado, que señalan y comentan el episodio o yo mismo, Chema Tante, venimos clamando hace mucho tiempo por la barbaridad de que las islas cubran sus necesidades de alimentos con un noventa por ciento con productos importados que hay que pagar y que, encima, por la desidia gubernamental en el control fitosanitario, han infectado a nuestra agricultura con un montón de plagas. En el DIARIO CANARIAS AHORA, Iván Alejandro Hernández, nos cuenta esta falta de ética y estas mentiras perpetradas por una empresaria agrícola, Ángela Delgado, que trae papas sospechosas además de estar infectadas, cuando el mercado canario no tiene carencia del producto. Porque con la falta de conciencia y la estupidez que sufre nuestro pueblo, envilece los precios. Cuando se enterarán, las y los canarii y los gobiernos, que proteger el sector primario es una cuestión de supervivencia. Muchas cosas hay que cambiar en estas islas nuestras...

Sociedad

2013, el año de la remontada - editorial de LA OPINIÓN y opinión desde ASAGA en DIARIO DE AVISOS

LA OPINIÓN editorializa comentando que las predicciones para este 2013 son algo más optimistas, para el caso canario.
Y también el presidente de ASAGA, Henry Sicilia se permite estas posiciones positivas.
Pero no dicen, ni el editorialista ni el potentado agrario, que esa buena impresión no alcanza al ámbito social.

Por supuesto que las medidas ultraliberales terminan por hacer funcionar la economía. Pero, solamente, para hacer que aumenten los beneficios, a costa del sufrimiento de los trabajadores y las trabajadoras y la tragedia de la gente en paro. Para los y las de abajo, con estas medidas, no hay remontada que valga. Y, por supuesto, en el sector primario, que nadie espere nada bueno.