Buscar
21:13h. viernes, 15 de enero de 2021
bankia
Economía

Tres artículos sobre la fusión Caixa-Bankia, Gustavo Buster, José Manuel Gómez de Miguel, Ernesto Ekaizer,SIN PERMISO, ECONOMISTAS FRENTE A LA CRISIS, ARA, Selecciona Julián Ayala

 

FRASE FUSIÓN AYALA

Reino de España: arranque del nuevo curso (político) Gustavo Buster SIN PERMISO

El nuevo futuro de Bankia  José Manuel Gómez de Miguel ECONOMISTAS FRENTE A LA CRISIS

Pedro Sánchez escondió a Iglesias la fusión relámpago CaixaBankia Ernesto Ekaizer ARA

Mientras Iglesias Turrión se limita a cabrearse porque Sánchez no le dijo nada de las maquinaciones de Calviño, Cos y Guindos sobre Bankia y La Caixa, yo, Chema Tante, proclamo que quienes tenemos un atisbo de mentalidad de izquierdas en este estado tenemos que levantarnos con indignación ante este atropello de, primero, birlarle los veintiypico mil millones de euros públicos enterrado en Bankia y, segundo, seguir sin aprovechar la oportunidad de recuperar la banca pública indispensable para contener la monumental estafa bancaria de Alí Botín y sus cuarenta banqueros, sinónimos de ladrones. Para añadir a lo ya publicado por La casa de mi tía sobre esta nueva victoria neoliberal, con un partido "socialcomunista", Julián Ayala selecciona estos tres artículos sobre el particular. Llama la atención lo que decía López de Miguel tres días antes de conocerse los siniestros planes 

Economía

Sin Bankia pública no hay reindustrialización, Eduardo Madroñal en DIARIO 16, EL MERCURIO DIGITAL y LA CRÍTICA

 

FRASE MADROÑAL

Al final, siempre que se trata de economía, tropezamos con lo mismo. El hatajo de economistas venales y demás gentuallo al servicio del neoliberalismo, repitiendo las mentiras, a sabiendas de que no dicen la verdad, y, enfrente la gente que pensamos con la cabeza y que no nos dejamos comprar por las migajas que derraman quienes están acaparando toda la riqueza mundial. Guindo, y compañía, que bobos no son, saben perfectamente que un sistema financiero sin control y sin la contención que supone una entidad pública, es un  sistema malsano, que o trae sino perjuicios. Pero se lo callan. Igual que se callan la absoluta imposibilidad de que los 43 mil millones de euros públicos que se sepultaron en la estafa de Rato en Bankia retornen al erario. Y si no, que se lo pregunten a Goirigolzarri. En este artículo que señala en DIARIO 16, EL MERCURIO DIGITAL y LA CRÍTICA, Francisco Morote, de Attac Canarias, Eduardo Madroñal entra en el debate sobre la banca publica con uno de los argumentos más sólidos que pueda haber. El de que con una banca pública se contribuye a drenar la colosal corriente de dinero que se deriva a la esèculación financiera. En efecto, en esta locura que se ha adueñado del sistema financiero, la mayoría de las inversiones se dirigen a la  busca del beneficio fácil, en el mejor espíritu friedmaniano. Solamente con los criterios de lógica teórica que aplique una banca pública, con exigencias de beneficio más razonables, se asegura la financiación de la actividad productiva, en condiciones que combinen la rentabilidad social y la financiera. Hay que decir, y lo hago yo, Chema Tante, que lo único que hasta ahora ha motivado a la iniciativa privada a invertir en proyectos no especulativos, ha sido la posibilidad de alta rentabilidad que aseguraban la corrupción y las malas prácticas en el mercado. De esta manera, como explica Madroñal, no hay manera de obtener financiación para proyectos industriales.

Economía

Banco de España versus oligopolio bancario ¿Y Bankia?, Antonio González Vieítez en EL DIARIO CANARIAS AHORA

 

No es la primera vez que lo digo, pero lo repetiré. La mera existencia (y que sea por muchos años) de tipos como Antonio González Vieítez son prueba irrefutable de que este sistema político que sufrimos no vale para nada. Se supone que la política debe operar para poner en el gobierno a la mejor gente. Y este, este mismo sistema, fue el que expulsó a González Vieítez de la vida política. ¿Se imaginan a gente como este tipo, en el Gobierno de Canarias? Gente como Faustino García Márquez, Federico Aguilera Klink, Wolfredo Wildpret, Pedro Anatael Meneses, Ramón Afonso, Pedro Fernández Arcila, Juan García Luján, Julián Ayala, Luis Pérez Serichol, Cándido Quintana, Yeray Rodríguez, Raúl Vega, Coca de Armas, Domingo Garí, Isabel Saavedra, Bernardino Ruiz, Manolo Marrero, Koldobi Velasco, Mary Bolaños, Fernando Sabaté, Carmen Delia y Anabel Leal, Paco Morote, Fernando Redondo, Asun Frías, Ramón Payser, Ciara Siverio, Ramón Trujillo, Erasmo Quintana, Antonio Aguado, Paco Déniz, Cati Darias, Gerardo Rodríguez, Lucy Rodríguez, Jaime Bethencourt, Domingo Méndez, Guillermo de la Barreda, Antonio Cabrera de León, Álvaro Acuña, Alberto Rodríguez...  son muchísima gente ¿verdad? pues, es por mentar algunos nombres, dejándome una tonga más y sin estar muy seguro de hacerle un favor a quienes cito. Tanta gente que lo más que alcanzan en política es un escaño, cuando lo hacen, pero que la oligarquía no permite acceder a responsabilidades ejecutivas. Hasta ahí se podía llegar. Y que nunca tenemos la esperanza de ver sustituir a tanto velillo que los partidos encaraman a los altares gubernamentales. Abrigamos alguna ilusión, con el Pacto de las Flores, pero todo indica que, aunque se haya subido un  par de puntos, la mugre arretranca de los tiempos de Adán, Paulino o el genuflexo Clavijo, está todavía muy lejos de desaparecer. Quizá habría que salvar a Teresa Cruz, María José Guerra y Noemí Santana, mujeres tenían que ser, aunque todavía no se les ven demasiados detalles, pero, en conjunto, el gabinete de Torres deja bastante que desear. Vean la que acaban de poner, otra vez, desvirtuando la esencia de la RIC (que ideara el mismo González Vieítez), como comenta Cabrera de León. Es lo que digo. Este sistema no sirve. Y todo esto, asunto de González Vieítez, porque da gloria pura leer sus artículos. Esta vez, tengo que echármelas de ello, muy en la misma línea de lo que escribí yo antier. Bankía y banca pública. Lo que podría hacerse con una banca pública que gestionara las perras oficiales, como hace el Banco Público ¡USA! de Dakota del Norte, como hubiera hecho una banca pública formada del arrejuntamiento de las Cajas Canarias, si el totorota de Paulino no fuera tan velillo. Bankia banca pública, sí. De esto escribe Antonio González Vieítez en EL DIARIO CANARIAS AHORA. Lo señala Francisco Morote, de Attac Canarias. Que Achamán bendiga a Antonio González Vieítez y nos lo conserve. Y yo que lo vea. Y ustedes también.