Buscar
04:41h. viernes, 30 de octubre de 2020
deuda
Economía

El desastre de una deuda sin escapatoria, Michael Roberts en SIN PERMISO - Carta abierta a los gobiernos e instituciones y prestamistas internacionales CADTM Comenta Francisco Morote

 

FRASE MOROTE DEUDA

Francisco Morote recomienda y comenta el centrado artículo de Michael Roberts en SIN PERMISO y  la Carta Abierta de las organizaciones participantes en la Semana Global de Acción para la Cancelación de la Deuda. El denominador común es que la Deuda Pública es una herramienta neoliberal de extorsión de los pueblos. Y que ahora, las oligarquías aprovechan el dolor y los quebrantos producidos por la pandemia para, con la excusa de "ayudar", en realidad, hacer que los fondos de las ayudas, imprescindibles para que la economía y el mundo no terminen en la catástrofe final, vayan a engrosar la ya asfixiante Deuda. Una cantidad brutal de dinero que jamás se va a pagar, pero que carga a las gentes del mundo con sus intereses despiadados y sus condiciones crueles.

Política

Nuestra deuda: la dignidad del Sahara, Carlos Entenza Martínez, EL SALTO

 

 

FRASE SÁHARA

De nuevo alguien denuncia otra de las muchas miserias de este estado español, gobierne quién gobierne. La deserción de la responsabilidad y el deber que cabe a un estado que sigue siendo depositario de la soberanía del territorio del Sáhara y que desacata el mandato de Naciones Unidas de restituirla a su titular, el pueblo saharaui. Luis Portillo Pasqual del Riquelme señala este artículo de  Carlos Entenza Martínez  en EL SALTO, que, además apunta otra idea interesante. Al estado español le irrita la sola idea dealgo que recuerde a una consulta popular.

Economía

Pandemia y condonación de la deuda "desensillar hasta que aclare", Atilio Borón en KAOS EN LA RED y CRONICÓN

 

FRASE BORÓN

Atilio Borón, en este coherente artñiculo que puede leerse en KAOS EN LA RED y CRONICÓN se apoya en Galbraith hijo, en Acemoglu y en Hickey para construir este argumentario sobre la probabilidad m´s que cierta de que la Deuda Pública de los estados tenga que ser condonada o suspendida. El texto, que recomienda Francisco Morote, de Attac Canarias, se refiere al caso argentino pero, como suele ocurrir con la economía en estos tiempos de perversa globalización el tema se proyecta a todo el planeta. Y yo, Chema Tante, me uno a la advertencia de Borón, en el sentido de que los ingentes recursos que habrá que derramar sobre los países para superar una crisis colosal no pueden ser negociados como si no hubiera pasado nada. Porque ocurre, en la línea de lo dicho por Borón, que estos obtusos gobiernos pretenden que este desastre se compone haciendo como si no hubiera pasado nada. Por ejemplo, en el estado español y en Canarias, se proponen retomar el malhadado turismo masivo, sin parar mientes en que, primero, nunca podrían venir las masas ingentes que ese modelo necesita para medio flotar y, segundo, que en el caso muy probable de que se produzcan fuertes rebrotes, el turismo volverá a parar y no podrá recuperarse hasta que se descubra y aplique universalmente la vacuna. No, este lío no se arregla así como así.

Economía

Tentaciones peligrosas ante el crecimiento de la deuda, Juan Torres en PÚBLICO

 

frase torres deuda

Juan Torres lleva años en la hasta ahora infructuosa lucha por hacer ver la tremenda maldad de los mecanismos de Deuda pública. Aquí, en este artículo muy completo y arGumentado en NUEVA TRIBUNA, vuelve el hombre a la carga y es algo muy de agradecer. Sin emargo, yo Chema tante, repetiré que esto es un problema que solamente podrá empezar a solventarse cuando la ciudadanía entienda la necesidad de levantarse. La Deuda seguirá, por la razón que Torres reucerda a cada momento. La Deuda pública de los estados es un colosal negocio de la estafadora banca y un resorte de chantaje neoliberal para mantener la sumisión de los gobiernos. Esa es la cuestión y eso es lo que la gente tiene que entender. Por eso, una vez aliviado el espanto que generó en un primer momento la pandemia, las execrables oligarquías han retomado su estrategia. Todo el dinero que haga falta para la reconstrucción, sí. Pero en forma de Deuda, para que nada cambie.