Buscar
13:29h. miércoles, 23 de septiembre de 2020
mismo
Economía

Corrupción, crimen organizado y paraísos fiscales viajan en el mismo tren (Xavier Caño Tamayo)

 

refugio piratas

xavier caño tamayoXavier Caño Tamayo, miembro de ATTAC vuelve a la carga sobre una cuestión de gravísima entidad, pero que aparece ignorada. Las implicaciones directas entre la delincuencia y los paraísos fiscales. A la gente que se le trinca con pasta en esas guaridas fiscales, de Bertín a Imanol, de Soria a Zerolo, le parece que basta con apelar a la legalidad (que no legitimidad) de esas cuevas de ladrones para salvar su respoinsabilidad. Pero lo cierto, como vuelve a inistir Caño Tamayo, es que no hay razón alguna para tener el dinero en esos paraísos, más allá de la voluntad de ocultar o perpetrar delitos. Tráfico de armas, de drogas, de infleuncias, de seres humanos y también la evasión o el fraude fiscal que son delitos tan execrables y perniciosos como los otros. El artículo lo señala Francisco Morote, de ATTAC Canarias, en el CENTRO DE COLABORACIONES SOLIDARIAS CCS, ALAINET o la página de ATTAC.

Política

Qué es el Consejo de Estado y por qué Trillo se puede reincorporar al mismo

 

CONSEJO DE ESTADO

El recuerdo de noticias indignantes se aenúa y los bergantes se aprovechan y siguen medrando asocados por el poder. Es lo que ha pasado con Trillo, que ya se incorpora a la propia institución que sacó a la luz de nuevo sus vergüenzas. En EL DIARIO Mario Pais Beiro aporta datos sobre el Consejo de Estado. Sin embargo, aunque el titular dice lo contrario, el texto no cuenta nada sobre el pillo Trillo y su trabajo en el alto organismo. El reportaje de Pais lo señala Antonio Aguado.

Política

El que compró el piso de Espinar: "Yo habría hecho lo mismo" "No pidió nada en negro, como otros"

 

el piso de espinar

De toda la fogalera que han armado porque un tipo de izquierdas se ganó unos pocos miles de euros, legalmente, en una operación inmobiliaria, en un estado en el que los pelotazos de esta naturaleza son millonarios, me parece a mí que era interesante atender a la opinión del otro protagonista, del caso el comprador. Es lo que ha hecho Pedro Gabilondo, en EL CONFIDENCIAL. El comprador aporta la clave esencial: "Otros me pedían cincuenta o sesenta mil en negro", Espinar le cobró un precio por debajo del mercado, y escriturado completamente. Un detalle esencial del asunto; el que marca la frontera de la ética, pero del que no habla la prensa, "el mensajero ofendido". Y yo, Chema Tante, digo que no entiendo dónde se encuentra la falta moral de esta venta y que comparar a Espinar con Trillo o con Soria, como yo he visto hacer, me parece una monstruosidad que desvela las intenciones de toda esta campaña.