Buscar
10:50h. lunes, 06 de julio de 2020
nacional
Política

Alternativa España: por un programa de reconstrucción nacional y social, Manolo Monereo en CUARTO PODER y SAN BORONDÓN

 

 

FRASE MONEREO

Me tropiezo, yo, Chema Tante, con este artículo de Manolo Monereo en CUARTO PODER y SAN BORONDÓN, con el que estoy de acuerdo en lo sustantivo y en desacuerdo en lo accesorio. Simplemente, porque Monereo es español y yo, independentista canario. Pero de izquierda, los dos, con toda honestidad. Sin embargo, lamento tener que pensar que todo lo que dice este artícuolo no va a ser posible. Porque, sin duda, estamos ante una crisis de aquí te espero en todos los órdenes, pero las soluciones que ya empiezan a apuntar siguen todas la linea neoliberal. Y quienes gobiernan seguirán gobernando, dado que el electorado, narcotizado por las informaciones pagadas por las oligarquías, mantendrán su error de voto. Y la izquierda, como de costumbre, peleando entre  sí. De manera que, griten desde España o gritemos desde Canarias, clamando por una salida de la crisis que rescate a la gente,  no a las empresas y las fortunas, no servirá para nada. Y bastante que lo siento.

Economía

El milagro de los autos eléctricos en Noruega es un fraude nacional presuntuoso basado en subsidiar a los ricos con Tesla, Igor Ogorodnev, en RT

 

FRASE TESSLA

"El cuento del coche eléctrico", escribe Federico Aguilera Klink al señalar este contundente artículo de Igor Ogorodnev en RT. El artículo nos cuenta las formas en que el ladino neoliberalismo es capaz de aprovechar hasta algo tan serio como el desastre climático para hacer negocio. El cinismo llevado hasta sus últimas consecuencias. Aquí, en Canarias, polítiquería y empresariado inducen a la idea errada de que coches eléctricos y trenes contribuyen a la lucha ambiental, ocultando que la electricidad que utilizan se genera quemando fósiles y que no se hace nada para mejorar el  mix energético. En Noruega, el gobierno con una mano promueve el coche eléctrico y con la otra exporta petróleo a mansalva. Y, encima, el coche eléctrio no es sino el segundo coche. Para tranquilizar la conciencia. Todo sea por el beneficio, como dijo Friedman.