Buscar
05:38h. Viernes, 22 de Marzo de 2019
nuestras

"Nuestra lucha, nuestras normas" - por Mario Erre

 

día orgullo

mario erre 100Un  año mas, con la llegada del Orgullo, nos encontramos con la discusión bizantina de siempre: ¿qué fue antes? ¿las manifestaciones por los derechos LGTBI o las carrozas pobladas a partes iguales por hombres desnudos o semidesnudos,  mujeres trans y/o cisgénero mostrando las tetas y música petarda a todo volumen destrozando tímpanos y medio ambiente (ambiente entero en este caso). Discusión inseparable del colapso de las centralitas del sentido común con personas preguntando por que no se celebra el Orgullo hetero.

Kristine McDivitt Tomp­kins: “El impacto del cambio climático en nuestras vidas será desastroso”

 

kristine McDivitt Tompkins

Los felones gobiernos conclavados en el COP22 han dejado la lucha contra el cambio climñatico en las misma situación actual, la práctica inanidad. Y el previsiblemente electo (hasta el lunes siguiente al seundio miércoles de diciembre no lo será) presidente USA, el tétrico payasete Trump ya está alegando que retirará -todavía más- a su país de las acciones meioambientales. En este más que negro panorama en el camino que condice al planeta y a la Humanidad al desastre, aparece algunos atisbos de alivio. Como esta denuncia y estos actos que protagoniza la millonaria Kristine McDivitt Tomp­kins, según nos reporta Joseba Elola en EL PAÍS, en texto indicado por Federico Aguilera Klink

El neoliberalismo y la soledad humana: la disgregación de nuestras sociedades (George Monbiot)

george monbiotExtraordinario y consistente artículo de George Monbiot en SIN PERMISO, traducido por José Manuel Sío Docampo del origuinal aparecido en THE GUARDIAN. Es necesario y urgente insistir en los ttremendos perjuicios que causa el fascismo del siglo XXI, el neoliberalismo, esa falacia pseudoteórica con la que el capitalismo de toda la vida pretende justificar su actuación de siempre: favorecer los privilegios de quien tiene dinero. La riqueza, como valor supremo, ante el que todo lo demás pierde su derecho a existir. George Monbiot se refiere aquí a las consecuencias emocionales de esta perra teoría, que inocula en la mente el virus de que la vida debe estar asociada a los bienes materiales.individuales. Se trata de nuevo, de la vieja teoría fascista de la ley del más fuerte. El más fuerte, económicamente. Esto, como dice Monbiot, no solamente perjudica a la gente pobre, en sus derechos, sino que deteriora la mente de quienes consiguen sus pírricas victorias, porque la lucha competitiva conduce, a poco que se mantenga un mínimo de sentido humano, a la soledad. Un mal terrible, para la mente.