Buscar
17:08h. Miércoles, 22 de Mayo de 2019
presion

Elevada presión fiscal, baja inversión, pago a proveedores y deuda lastran la salud financiera del ayuntamiento de La Laguna

 

josé luis hernández unid@sJosé Luis Hernández, portavoz de Unid@s se puede en la Comisión de Cuentas de Hacienda y Servicios Económicos, declaró: “A pesar de la leve mejoría, que destaca por por venir de una situación de auténtica emergencia en la gestión financiera, la salud financiera de nuestro ayuntamiento es manifiestamente mejorable y así lo demuestran la elevada presión fiscal, la baja inversión por habitante, el retraso en el pago a proveedores (las obligaciones pendientes de pago de carácter presupuestario y extrapresupuestario suponen casi 36 millones de euros) y la deuda a largo plazo de más de 86 millones de euros, aspectos que en su conjunto hacen que en la práctica sigamos estando intervenido por el Ministerio de Hacienda”

Albiol cree que la presión de Consejo y Comisión sobre Valonia por el CETA muestra “lo poco que les gusta la democracia”

marina albiol

Marina Albiol IU

Francisco Morote, de ATTAC Canarias, recomienda estas clarificadoras declaraciones de Marina Albiol, eurodiputada de IU, sobre la presión insoportable, pero soportada por el gobierno de Valonia. El neoliberalismo, en efecto, solamente respeta la democracia cuando el resultado le conviene. Cuando no le conviene, el neoliberalismo tira de cartera para intentar compprar voluntades, cosa que no ha hecho, por cierto, mella en la gallarda gente valona.

paul magnette

Paul Magnette, presidente de Valonia

El gas natural licuado a presión y temperatura atmosférica es un gas más ligero que el aire altamente inflamable y asfixiante

Odalys Padrón, Secretaria General de Socialistas por Tenerife (SxTF) en Santa Cruz y Co-Primera Secretaria General de Alternativa Socialista (AS) recuerda que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid anuló la autorización para la construcción de una regasificadora en el Puerto de El Musel (Gijón) por incumplir la normativa que establece una zona de seguridad de 2.000 metros entre instalaciones industriales con actividades molestas o peligrosas y núcleos de población.