Buscar
13:09h. miércoles, 23 de septiembre de 2020
sentís
Firmas

Renta básica - por María Vacas Sentís

Según el último informe Foessa: la desigualdad en Canarias ha crecido un 11% entre 2008 y 2012; la riqueza se concentra cada vez más en pocas manos; la exclusión social roza el treinta por ciento de la población, que sobrevive gracias a redes sociales y familiares de apoyo;  muchos han agotado ya las prestaciones tras meses y meses en paro; y la mitad de los desempleados no cobra ayuda alguna. Pero también encontramos otro perfil: personas con bajos sueldos en empleos precarios. Tener un contrato ya no garantiza los mínimos ingresos para llevar una vida digna.

Firmas

Esclavas en el paraíso -por María Vacas Sentís

Se imaginan tener que limpiar cada día treinta habitaciones de hotel, además de sus zonas comunes? ¿Se imaginan hacerlo en virtud de un contrato a tiempo parcial, cuando en realidad la jornada real se extiende por muchas más horas?

Firmas

La transparencia - por María Vacas Sentís

¡Ay transparencia, cuántas leyes, pactos y discursos hablarán de ti! ¡Ay transparencia, cuántos negocios y contratos millonarios se apalabrarán sin publicidad alguna pero invocando, eso sí, tu magno nombre! ¡Ay trasparencia, pero qué destino más ingrato te ha tocado! Estar permanentemente en boca de aquellos que menos creen en tu sana presencia.

Firmas

Coincidencia semántica - por María Vacas Sentís

Entre la rotunda frase “el Senado te permite hacer lo que te salga de la polla”, dicha así tal cual por el ex alcalde santacrucero, Miguel Zerolo en el año 2007, y la bastante más comedida construcción sintáctica: “ahora solo falta que te afilies ya” del alcalde lagunero Fernando Clavijo, grabada por la policía tres años después, hay noventa grados de coincidencia semántica; más allá de la partidaria; aunque los significantes -en su engañosa apariencia- no la muestren a primera vista.

Firmas

Lo inaceptable - por María Vacas Sentís

Nuestros vecinos de África se desangran entre alambradas fronterizas, la guardia civil les apalea y les conduce ilegalmente de regreso a su cárcel de hambre, se les encierra en campos de concentración al lado de nuestras casas bajo el “delito” de querer sobrevivir, sus barquillas vuelcan y naufragan; pierden la vida intentando llegar a nuestras envidiadas y turísticas costas. Ellos mueren pero nosotros también morimos por dentro, hacemos aguas por nuestra intolerable y creciente deshumanización. Nuestro naufragio es moral cuando nos habituamos a algo tan inaceptable como el maltrato a nuestros semejantes.

Firmas

Toca soñar – por María Vacas Sentís

Nos quieren cabizbajos y descreídos. Nos quieren desmovilizados, hastiados y hasta cínicos. Nos prefieren sin deseos de cambiar nada, acomodaticios, de mentalidad esclava y sin sueños de utopía. Les gustamos más postrados frente al televisor, siguiendo los giros de un balón o los chismes de los famosos, que organizando la rebeldía.

Firmas

Liliputienses - por María Vacas Sentís

Tranquilidad, señores y señoras de El Hierro. Los mercaderes del porvenir podrán privatizar la gestión de los aeropuertos canarios, finiquitar los derechos a desplazarse de los isleños, vender en botellas de todos los tamaños hasta el mismo aire que respiramos, pero jamás de los jamases osarán cerrar el aeropuerto de El Hierro. Sucede que en esta isla habita Manuel Fernández, diputado del PP, quien garantiza que esto no ocurrirá.

Firmas

San Telmo - por María Vacas Sentís

Cuando veo las fotos en gris de antiguas plazas, alamedas, calles y balcones a los que se alongaba la vida de antes, y las comparo con la simetría actual de los paseos costeros y el vacío ornamental de los monumentos de autor, tan del gusto de los nuevos ricos, siempre me pregunto si valió la pena arrancar nuestras raíces, destrozar nuestros rincones más pintorescos; alejarnos para siempre del mar, despreciar la melancolía de nuestros mayores; sepultar bajo materiales modernos y brillantes los adoquines que pisaron nuestros antepasados; tolerar que responsables públicos engalanados de un falso plumaje de canariedad destruyeran y sigan destruyendo nuestro legado histórico.

Firmas

Referéndum - por María Vacas Sentís

Fue emocionante el final de la manifestación del sábado contra las prospecciones petrolíferas de Repsol y del Partido Popular, cuando decenas de niños y adolescentes se lanzaron al lago de la Plaza de España esgrimiendo banderas y pancartas, gritando que ¡no!, que Canarias no está en venta, pidiendo un futuro limpio y sostenible y que se escuche la voz del pueblo. A  kilómetros de allí a la misma hora, en muchas ciudades españolas, la población salió a la calle para reivindicar democracia, exigiendo la celebración de un referéndum sobre la jefatura del Estado...