Buscar
03:10h. miércoles, 08 de julio de 2020
víctima
Política

Primera víctima por Covid-19 en prisión donde se encuentra Julian Assange AL MAYADEEN

 

FRASE ASSANGE

Quienes, como Federico Aguilera Klink o yo, Chema Tante, consideramos a Julian Assange un héroe, un luchador de la libertad de expresión y del derecho de la gente a saber de las miserias de las alturas del poder político y económico, nos hemos indignado y hemos denunciado el cúmulo de injusticias que se han hecho para callarle la boca y escarmentar a este hombre. Y ahora, vuelve el enojo, por partida doble. Por una parte, el saber que en las cárceles del mundo -todo el mundo, en los países que se creen civilizados y los que no tanto- se están enfermando y muriendo personas por Covid-19, sin excesivas seguridades. Y por la otra, que gente inocente como Assange está compartiendo tan triste suerte. Nos enteramos por AL MAYADEEN que en la prisión donde mantienen a Assange ya ha muerto lamentablemente un preso por el maldito virus

Política

María Jauregui, víctima de ETA al diputado de Bildu Oskar Matute: "Muchas gracias", en EL PLURAL

 

FRASE MATUTE EL PLURAL

A ver si se enteran las bestias radicales fascistas. En este estado español, quienes tenemos concepciones distintas, estamos -o queremos hacerlo- confrontándolas en paz. Lo dijo Montse Bassa de ERC, lo dijo Oskar Matute, de Bildu, en el Congreso. Lo recordé yo, Chema Tante: creemos en el diálogo, en paz. Y también las víctimas del cruel terrorismo lo reconocen. El tuit de María Jauregui, hija de un asesinado por ETA  a Oskar Matute, como nos cuenta EL PLURAL, es un canto de paz. Quienes no entiendan esto son los terroristas ahora. 

Sociedad

La Víctima (Isabel Saavedra en TAMAIMOS)

 

frase saavedra

Creo que entre el clamor de voces iracundas que nos hemos alzado frente a las decisiones judiciales respecto a los verracos de La Manada, es muy de destacar este testimonio de Isabel Saavedra, desde TAMAIMOS, que pone el foco en la a veces (por el tribunal, siempre) olvidada víctima. Una chica, recién salida de la adolescencica a la que este quinteto bestial le ha quitado buena parte de la alegría de la vida. Digan lo que digan el brillante abogado de la defensa (quien no hace sino cumplir con su deber), el tribunal y los cinco brutos,  a la víctima la violaron. Y a ese atropello sexual hay que añadir la vileza de que la chica se había acogido a la protección de quienes creía colegas de tenderete, estando bajo los efectos del alcohol, para que la custodiaran hasta su coche. La violaron, sorprendiendo su buena fe. En efecto, no olvidemos a la víctima.