Buscar
sábado, 10 de diciembre de 2022 05:40h.

Ben Magec-Ecologistas en Acción denuncia el riesgo de destrucción patrimonial del antiguo Teatro Monterrey (El Paso - La Palma)

 

FR B M MONT

Ben Magec-Ecologistas en Acción denuncia el riesgo de destrucción patrimonial del antiguo Teatro Monterrey (El Paso - La Palma)

 

La Federación Ben Magec-Ecologistas en Acción en Canarias ha presentado recientemente alegaciones a la aprobación inicial del Estudio de Detalle del solar de emplazamiento del Hotel Escuela Monterrey, que se encuentra en exposición pública. La federación ecologista ha querido poner de manifiesto con estas alegaciones, por un lado, el incumplimiento de las garantías legales para la correcta participación pública en la tramitación de los instrumentos de ordenación, al no encontrarse el documento debidamente publicado en la sede electrónica del Ayuntamiento de El Paso tal como se anunció en el Boletín Oficial de Canarias. Y, por otro lado, se denuncia que el documento de Estudio de Detalle aprobado inicialmente incurre en una contravención abierta y frontal del ordenamiento jurídico.

En este sentido cabe destacar el triple incumplimiento del artículo 150 de la Ley del Suelo y Espacios Naturales de Canarias, por sobrepasar los límites que el texto legal impone a los Estudios de Detalle. Así, la citada ley impide a estos documentos modificar la clasificación y el destino urbanístico del suelo, el incremento del aprovechamiento urbanístico y el menoscabo o la supresión de las dotaciones públicas.

El documento que se somete a información pública no atiende a ninguna de estas limitaciones, cambiando el uso del suelo de residencial a turístico, incrementando el número de plantas por encima de lo que permite el PGO, ocupando el patio con una edificación (lo que supone una reclasificación encubierta) y contemplando aparcamientos subterráneos. 

La obra, a día de hoy sin licitar, contempla el derribo de la vieja estructura hotelera y la construcción de un hotel escuela con plazas alojativas. Con esta propuesta se rompe con el espacio arquitectónico del teatro+patio minimizando los aspectos de la memoria histórica y el potencial del edificio para albergar usos colectivos y culturales futuros. La gestión de uso se reduciría en función de la nueva funcionalidad turística del espacio, primando las necesidades alojativas sobre las culturales y colectivas que tradicionalmente se han dado en este espacio.

De llevarse a cabo, la actuación acarrearía un potencial daño irreparable a la dotación pública del Teatro Monterrey. De esta manera, se compromete también su papel histórico, tan representativo y relevante, para la memoria colectiva del municipio y de la comarca. 

El Monterrey, como es popularmente conocido, nació en 1924 por la iniciativa privada del empresario Víctor Monterrey, que consiguió convertir el complejo arquitectónico en un referente cultural, social y económico de La Palma.

Su valor patrimonial es innegable y así lo reconoció el propio pleno municipal el 2 de noviembre de 2010, cuando por unanimidad solicitó al Cabildo su reconocimiento como Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento. Resulta por tanto inexplicable la falta de voluntad política para cumplir con los términos de aquel acuerdo.

Si bien, este reconocimiento no fue tramitado por el Cabildo, Ben Magec se ve en la obligación de advertir al Ayuntamiento que, de resultar aprobado, este proyecto de Hotel Escuela, infringiría la normativa sectorial al dañar al Patrimonio Cultural de Canarias, que la Ley Ley 11/2019, de 25 de abril, de Patrimonio Cultural de Canarias define como el “constituido por los bienes muebles, inmuebles, manifestaciones inmateriales de las poblaciones aborígenes de Canarias, de la cultura popular y tradicional, que tengan valor histórico, artístico, arquitectónico, arqueológico y etnográfico entre otros”. 

Así mismo se incumpliría con la Ley de Patrimonio Histórico, que en su artículo 57 incluye el deber, tanto de los propietarios privados de los inmuebles como de las Administraciones Públicas competentes, de garantizar la protección y conservación de los bienes del patrimonio cultural de Canarias, con independencia de su titularidad o régimen jurídico de protección, con objeto de hacer compatible su protección con la finalidad del uso y disfrute por la ciudadanía y su preservación para las generaciones futuras. 

Por último, para la Federación Ecologista Canaria el proceso de toma de decisión de este proyecto se ha hecho de espaldas a la ciudadanía de El Paso, que ha visto con sorpresa como uno de sus mayores legados históricos podría dejar de existir tal y como lo conocemos ahora. El único ejemplo de ‘hotel teatro’ de Canarias y uno de los diecisiete teatros a la italiana existentes en el archipiélago podría dejar de existir, con el consiguiente daño al patrimonio arquitectónico y cultural de Canarias. Pero además de ello, seguir adelante con el proyecto equivaldría a borrar uno de los mayores contenedores de la memoria popular de La Palma.

Por todo ello, Ben Magec exige al Ayuntamiento de El Paso que estudie alternativas menos dañinas, como la limitación edificativa del Hotel Escuela a la vieja estructura hotelera en desuso, la eliminación del parking subterráneo para evitar los potenciales daños a la cimentación del antiguo teatro y la búsqueda de nuevas fórmulas para compatibilizar el nuevo espacio turístico, sin dañar el uso colectivo del espacio cultural y de su patio.

BEN MAGEC

MANCHETA AGOSTO 22