Buscar
sábado, 03 de diciembre de 2022 21:53h.

Directores de servicios sociales ven "inviable" el Plan de Inclusión tras el "desmantelamiento" de la red básica local

La Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales ven "inviable" el nuevo Plan de Inclusión Social 2014-2017, aprobado por el Consejo de Ministros, tras el "desmantelamiento" de la red básica de servicios de ámbito local.

Directores de servicios sociales ven "inviable" el Plan de Inclusión tras el "desmantelamiento" de la red básica local    

La Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales ven "inviable" el nuevo Plan de Inclusión Social 2014-2017, aprobado por el Consejo de Ministros, tras el "desmantelamiento" de la red básica de servicios de ámbito local.

Según el presidente de esta organización, José Manuel Ramírez, la intención del Gobierno con esta iniciativa es ofrecer "ventajas sociales" a colectivos marginales y específicos, cuando, "es una obviedad" que una franja "importantísima" de la clase media española ha entrado en situación técnica de pobreza.

España, según Eurostat, ha experimentado desde 2008 un incremento de la tasa de pobreza y exclusión de 3,7 puntos porcentuales desde 2008, alcanzando los 13,1 millones de personas en 2012, mientras que en ese mismo intervalo de tiempo, esta tasa subió en el conjunto de la Unión Europea 1,1 puntos.

Ramírez indica que el plan del Gobierno es una "compilación de viejas medidas" dirigidas a los colectivos más vulnerables, a las que se suman las políticas públicas de rentas --pensiones y desempleo--, pero no una "auténtica política estratégica de Estado".

A su juicio, esta política tiene que estar orientada a "salvaguardar" los derechos básicos sociales, "repensando" la redistribución de la riqueza mediante una política fiscal "justa" y con una transferencia de servicios "eficaces y eficientes" a la población que mitiguen la fractura social.

Ramírez alerta de que el plan hace referencia a la importancia de la actuación de las entidades locales prestadoras de servicios sociales, a través del mantenimiento del Plan Concertado de Prestaciones Básicas, "sistemáticamente abandonado por la Administración Central" y "sobrecargando" así los presupuestos autonómicos y locales.

"Resulta paradójico plantear ese discurso en el mismo momento en que se consagra el desmantelamiento de la red básica de servicios sociales de ámbito local gracias al Proyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, que considera competencias impropias de estas administraciones", añade.