Buscar
sábado, 03 de diciembre de 2022 23:13h.

Manifiesto para humanizar los servicios bancarios y la burocracia de la administración pública

 

f abel
f abel

 

Manifiesto para humanizar los servicios bancarios y la burocracia de la administración pública

 

Las personas mayores, y no tan mayores, exigimos que la forma de relacionarnos con

la banca no pueda ser impuesta, sino voluntaria. Tenemos el derecho de poder

escoger, voluntariamente, la forma de relacionarnos con la banca: o digital o el trato

humano, que debe ser eficaz, correcto, amable y considerado. NO consentimos que

nos impongan la digitalización de los servicios bancarios.

Imponer la digitalización a personas que no dominan los medios digitales y se ven

impotentes y solas, provoca, angustia, dolor y sufrimiento, lo que implica una

inmoralidad en su trato en la prestación de los servicios a los usuarios de la banca.

Toda persona tiene derecho a recibir la ayuda necesaria para realizar sus gestiones

con la banca o la administración pública, sin que su desconocimiento de los medios

digitales pueda privarle de servicios esenciales relacionados con su patrimonio

financiero, sus derechos y obligaciones económicas. Esto también implica mantener

un número suficiente de empleados que dé calidad al servicio. La banca y la

administración pública deberá dedicar personal a ayudar a las personas mayores que

opten por una gestión digital en el manejo de estas herramientas

Asimismo, las comisiones abusivas a personas que cobran menos de mil euros al mes

fomentan la exclusión social y una manifiesta inmoralidad de la banca,

aprovechándose de su poder económico, sobre todo cuando nos obligan a tener una

cuenta bancaria para cobrar de la administración pública, sueldos, becas, pensiones,

etc.

Esto también ocurre en el trato a los usuarios por parte de la burocracia en las

administraciones públicas, forzando a las personas a un uso exclusivo de los medios

digitales, imponiendo la deshumanización administrativa, que provoca dolor y

sufrimiento; y, por lo tanto, un trato inmoral. Tenemos el derecho de elegir el trato

humano o digital, sin que nos impongan como única opción la relación digital.

Derecho a la accesibilidad de trámites para servicios administrativos esenciales

En el caso de los medios digitales, la banca y la administración deberán configurarlos

para que sean simples y didácticos, además de seguros y eficaces

La banca y la administración pública deberá dedicar personal a ayudar a las

personas mayores que opten por una gestión digital en el manejo de estas

herramientas

En ningún caso una persona que alegue dificultades en la realización de trámites

digitales resultará perjudicada por el vencimiento de plazos cuando la gestión no haya

podido efectuarse por esta razón

 

MANCHETA FEBRERO22