Buscar
domingo, 25 de septiembre de 2022 11:06h.

“Las mentiras de las R.A.N. España-Marruecos”   y sus consecuencias. Por la dignidad de Canarias.  ¡Ahora o nunca! - PLATAFORMA POR EL MAR CANARIO

 

FR PLTF MR CNR

 En la Ciudad de Telde, a 8 de agosto de 2022



 

“Las mentiras de las R.A.N. España-Marruecos”   y sus consecuencias. Por la dignidad de Canarias.  ¡Ahora o nunca! - PLATAFORMA POR EL MAR CANARIO 

 

La Plataforma por el Mar Canario viene denunciando desde sus inicios, los Tratados de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación, hoy conocidos por R.A.N. (Reunión de Alto Nivel) entre España y Marruecos. El primer RAN se firmó en Marraquech, el 4 de julio de 1991, entrando en vigor el 26 de febrero de 1993 publicado en el B.O.E. Nº 49.

Desde entonces, las RAN España-Marruecos, una tras otra, vienen alimentando con alevosía y premeditación, la decadencia y la ruina del archipiélago canario, empezando por la Pesca y su industria conservera, por la agricultura y la ganadería. Las RAN es una prueba palpable de que, para España, Marruecos es su socio preferente, llegando al extremo peligroso de utilizar los legítimos intereses de Canarias como moneda de cambio para que Marruecos no reclame la soberanía de Ceuta y Melilla, territorios de máxima seguridad para la defensa de la costa sur mediterránea española. 

Ya en el año 1882, el Ministerio del Estado de España sugirió abandonar el derecho español sobre el Sáhara Occidental, desde la plaza de Santa Cruz de Mar Pequeña hasta la frontera con Mauritania, a cambio, ofrecer al Sultán de Marruecos, un intercambio por otros lugares marroquíes en la costa mediterránea, desde Melilla hasta la frontera con Argelia, con la ciudad de Nador (frente a las islas Chafarinas).

Teniendo en cuenta que, para España, la preferencia para el desarrollo del bienestar económico y social se la dan a Marruecos antes que a las “españolas Islas Canarias”, además, para el Ministerio de Defensa del Estado español es más importante mantener la españolidad de los territorios en el norte de Marruecos (Ceuta y Melilla e islas adyacentes), que la españolidad de las islas canarias. Y teniendo en cuenta lo que ha hecho España con su exprovincia española del Sáhara Occidental, que abandonó el territorio, dejándolo en manos de Marruecos, retirándoles a los nativos saharauis, la ciudadanía española. Dice el refranero popular, “cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar”. 

Si cuando el Estado no cumple su responsabilidad de convocar en referéndum, y firma un acuerdo tripartito a espaldas de los saharauis, que hasta ese día eran españoles, partiendo el Sáhara en dos partes, una a Marruecos y otra a Mauritania, sin preguntarles si prefieren dicho acuerdo tripartito o prefieren ser un Estado independiente. España no hizo nada de eso, entregó cobardemente al pueblo del Sáhara Occidental, al que España decía que eran iguales con los mismos derechos que al resto de españoles. Tenían representación en las Cortes.

Canarias es un archipiélago al que le corresponde por derecho propio (aunque España lo oculta), la aplicación de la Parte IV del Tratado Internacional del Mar, artículos 46 al 54 inclusive, archipiélagos Estados y “archipiélagos”. Si bien los límites de las aguas jurisdiccionales de los Estados-Archipiélagos quedaron nítidamente marcados, no sucedió los mismo con los “archipiélagos de Estados”, que cayeron en un vacío legislativo. Portugal aprovechó este vacío para aplicar a los archipiélagos de Azores y Madeira idénticos derechos que los estados archipelágicos y consiguió consolidarlos. España, sin embargo, se encasilló en aplicar solamente la Parte VIII (régimen de las Islas), mientras en el Estatuto de Autonomía recogiese el término de “archipiélago”. Los partidos nacionales, los gobiernos de UCD, PSOE y PP han jugado al ratón y el gato, tomándole el pelo a los políticos canarios en el Senado y Parlamento, rechazando todas las iniciativas canarias sobre las aguas archipelágicas, decían que van contra el derecho internacional. Lo tenían claro, Canarias no tiene la condición jurídica de archipiélago, el Real Decreto 2510/1977, de líneas de base rectas sobre islas, y no como archipiélago.

En el caso de Canarias, existe una conciencia popular de que los políticos canarios de ámbito canario, han dado la cara en el Parlamento de Canarias, reclamando al Estado la Plena Autonomía Interna. Han sido los políticos canarios de obediencia centralista (PSOE y PP), quienes con una mayoría parlamentaria tumbaron la propuesta de la Plataforma por el Mar Canario, que llegó a un acuerdo con el presidente de la Agrupación Independiente Herreña (A.H.I.), Narvay Quintero Castalleda, en presentar y defender la PNL por su condición de parlamentario herreño. 

Próximamente se debatirá en el Parlamento español, la misma propuesta sobre la Plena Autonomía Interna a Canarias, que la defenderá la parlamentaria canaria M.ª del Carmen Pita Cárdenes, conocida popularmente como Mery Pita. Si fue importante que se debatiera dicha PNL en Canarias, más importante será el debate en el Congreso de los Diputados, que probablemente también votarán en contra PSOE y Partido Popular (veremos que votarán los parlamentarios canarios). Tendrá repercusión internacional. 

La Resolución 1541 de la XV Asamblea General de las Naciones Unidas, del 15 de diciembre de 1960 concretó que los pueblos son titulares del derecho de autodeterminación, en función de dos criterios básicos: la existencia de diferenciación étnica y culturales, y la separación geográfica entre el territorio de ultramar y la metrópoli.

Si se le niega a Canarias el legítimo derecho a decidir ser un archipiélago del Estado español dotado con un Estatuto Internacional de Plena Autonomía Interna, tendríamos que denunciar internacionalmente que el derecho de autodeterminación fue aprobado por 90 Países, donde 37 Países lo tienen reconocido en su Constitución entre ellos, Portugal y Francia, incluidos sus territorios insulares ultraperiféricos, con 0 votos en contra y 9 abstenciones, una de las abstenciones es de España. Para más información, España tiene conocimiento de que Gibraltar tiene un Estatuto de Plena Autonomía Interna, dentro del Reino Unido. Canarias con España, ¿por qué no?  Si no quieres que Canarias sea un cero a la izquierda, protesta, y lucha en la calle los derechos internacionales que nos corresponde. 

España cuando entró en la entonces Comunidad Europea, hoy Unión Europea, ocultó a Canarias que podía elegir la Parte IV del Tratado CE “entre los Países y Territorios de Ultramar (P.T.U)”, artículos 182 a 188 del Tratado Europeo. Los P.T.U. son Territorios NO independientes, con plena capacidad de autogobierno. España sin consulta popular, metió a Canarias como Región Ultraperiférica, negando el derecho de autodeterminación que sí tienen las ultraperiféricas de Portugal y de Francia. Por DIGNIDAD, si te sientes canario, debes exigir las Leyes Internacionales de las Naciones Unidas de obligado cumplimiento. El Estatuto de Autonomía de Canarias, con referencia a las delimitaciones marítimas de Canarias, carecen de aceptación internacional más allá de la aplicación del conceto de islas, pero no como archipiélago.

El Pacto Internacional de Derechos Humanos de las Naciones Unidas establece la declaración de los pueblos en el ejercicio de su derecho de libre determinación, tienen derecho a la autonomía o el autogobierno en las cuestiones relacionadas con sus asuntos internos y locales, así como los medios para financiar sus funciones autónomas. En ningún caso podrá privarse a un pueblo de sus propios medios de subsistencia, en especial los territorios insulares.

Por todo lo expuesto, proponemos que, SI NO QUEREMOS el mismo resultado de lo que España ha hecho con nuestros cercanos vecinos del NW del África Occidental, habrá que movilizarse para presionar al Gobierno Canario y que proponga un acuerdo parlamentario (antes que sea demasiado tarde), para instar al Estado español que Canarias sea dotada de un Estatuto Internacional de Plena Autonomía Interna, conforme a la Resolución 742 de la VIII Asamblea de las Naciones Unidas, como alternativa de defensa del archipiélago de Canarias, con sus espacios marítimos de Mar territorial, Aguas Interiores archipelágicas, Zona Contigua, Zona Económica Exclusiva y control sobre los espacios aéreos dentro de los límites del archipiélago.             

 

Fdo. Antonio Rodríguez de León, presidente de honor de la Plataforma por el Mar canario

plataforma por mar canario

 

MANCHETA JULIO 22