Buscar
domingo, 05 de febrero de 2023 15:00h.

Las obras de la central Chira -Soria comienzan a afectar al primer espacio de la Red Natura 2000 en el Macizo de Tauro II - TAMARANAE ACTIVISTAS

fr ta

 

Las obras de la central Chira -Soria comienzan a afectar al primer espacio de la Red Natura 2000 en el Macizo de Tauro II - TAMARANAE ACTIVISTAS

TAMARANAE
TAMARANAE

Los activistas denuncian la aparición de unos grabados rupestres cerca de la zona de las obras y el incumplimiento del Plan de Vigilancia Ambiental por no respetar la época de cría y cortejo de distintas especies de aves protegidas.

TAMARANAE
TAMARANAE

Los activistas que se encuentran acampados desde el pasado 12 de diciembre en unos terrenos privados en la zona conocida como El Caidero, han conseguido paralizar durante varios días las obras que ya se están llevando a cabo en la Zona de Especial Conservación del Macizo de Tauro II, el primer espacio de la Red Natura 2000 afectado por las obras de la central hidroeléctrica Chira-Soria. Las obras en esta zona han consistido en la creación de pistas de acceso y la cimentación de las bases para las torres eléctricas de alta tensión.

TAMARANAE
TAMARANAE

Los movimientos de tierra producidos durante estas obras ya han afectado a cadenas de cultivo de un alto valor patrimonial y a una gavia. Las obras suponen un riesgo también para multitud de elementos protegidos por la Ley de Patrimonio Cultural de Canarias que se encuentran en los alrededores, como corrales, casas cuevas, muros, paredones, acequias, cantoneras y bancales agrícolas con origen de cultivo cerealístico.

Además, a escasos 150 metros de una de las carreteras creadas para dar acceso a estas obras, se ha producido el hallazgo de unos grabados rupestres que se encontraban en mal estado y partidos en varios pedazos. Los activistas denunciaron los hechos al Servicio de Patrimonio del Cabildo y se ha solicitado a la Administración Insular la incoación del expediente para que se proceda a la delimitación y ámbito de protección del grabado. Según la Ley 11/2019 de Patrimonio Cultural de Canarias, todos los grabados rupestres son Bienes de Interés Cultural y deben ser catalogados y protegidos según la legislación vigente. Probablemente, esta unidad hallada forme parte de un conjunto de grabados más amplio, pues en los alrededores ya hay catalogados varios grabados recogidos en la carta arqueológica.

TAMARANAE
TAMARANAE

Otra de las denuncias que hacen los activistas es que se está incumpliendo uno de los condicionantes más importantes de la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto, que exige la presencia permanente de un arqueólogo durante cualquier fase de construcción de las obras. Dicho condicionante, denuncian, no se está cumpliendo, lo que puede suponer riesgos evidentes sobre la pérdida de patrimonio arqueológico. Este hecho ha sido motivo de denuncia ante las autoridades pertinentes en el Cabildo y en la Policía, además de motivo de peso para paralizar las obras.

Tamaranae_Activistas ya denunció ante la Fiscalía de la Comunidad Autónoma de Canarias la ejecución de las obras relativas a la línea eléctrica de evacuación de la Central Hidroeléctrica de Bombeo Chira-Soria, pues mediante  Decreto, el Gobierno de Canarias había ordenado la modificación del Plan de Gestión de la Zona de Especial Conservación del Macizo de Tauro para dar legitimidad al proyecto por incompatibilidad. A día de hoy no se ha modificado dicho Plan de Gestión y Red Eléctrica ya está ejecutando obras en ese espacio con la creación de pistas de acceso y cimentaciones para la colocación de las torres eléctricas.

Otro de los incumplimientos que se están llevando a cabo dentro de la ZEC del Macizo de Tauro II y que también han sido denunciados por parte de las activistas, tiene que ver con el Plan de Vigilancia Ambiental recogido dentro de la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto. En él se establece que en ningún caso deben realizarse obras durante el periodo de cría y cortejo de las aves presentes en la zona. Concretamente la DIA recoge que “se contempla la verificación de no realización de operaciones en el período de cría de especies singulares, así como la implementación de inspecciones semestrales, de las que al menos una se llevará a cabo durante el período reproductivo.” Entre las aves afectadas en la zona de las obras, se encuentran algunas catalogadas en peligro de extinción o vulnerables, como el Halcón Tagarote, el Cuervo Canario o el Alcaraván Común. La DIA reconoce que la afección potencial a estas aves por el posible riesgo de colisión y electrocución con el tendido eléctrico durante el funcionamiento de la central, abarca la longitud de 14´9 kilómetros de tendido eléctrico a lo largo de todo el barranco.

Por las redes circula un vídeo en el que se ve a un pollo de alcaraván caminando alarmado y desubicado por la zona que durante las últimas semanas está siendo invadida por maquinaria pesada.

El periodo de cría de todas estas aves engloba los meses de enero hasta junio. Por lo tanto las obras que se están llevando a cabo ahora mismo en la Zona de Especial Conservación del Macizo de Tauro II estarían incumpliendo los condicionantes de la Declaración de Impacto Ambiental del propio proyecto. Junto a la denuncia se ha solicitado la inspección urgente de las administraciones con competencia en la materia, no teniendo constancia aún de visitas en los puntos donde se están incumpliendo los condicionantes ambientales establecidos para el proyecto.

TAMARANAE ACTIVISTAS
TAMARANAE ACTIVISTAS
mancheta dic 22