Buscar
jueves, 01 de junio de 2023 09:30h.

¿USP abiertos al diálogo? Hablemos para toda la gente - COORDINADORA  ANTIFASCISTA TENERIFE

 

COORDINADORA ANTIFASCISTA TENERIFE

 



 

¿USP abiertos al diálogo? Hablemos para toda la gente - COORDINADORA  ANTIFASCISTA TENERIFE

Hace unas semanas, Unidas Se Puede (USP), coalición lagunera que agrupa y recibe apoyo de Sí Se Puede, Izquierda Unida Canaria (Partido Comunista de España), Equo, Podemos y gente afín independiente, que gobierna junto al PSOE el Ayuntamiento de Aguere, se dirigió a través de una comunicación digital para solicitarnos un encuentro y que nos manifestáramos sobre Memoria Histórica y Democrática. Aceptamos el emplazamiento, haciéndolo públicamente, y, además, realizamos otro al que deseamos que de la misma forma se nos corresponda: que también se nos diga pública y abiertamente cuanto haya que decir sobre nuestras posiciones.

Para enmarcar el envite de USP a la Coordinadora Antifascista de Tenerife (CAT), hemos de señalar que ello es producto de la campaña de denuncia pública, iniciada el 20 de noviembre de 2021, por el incumplimiento del Ayuntamiento de La Laguna de la suave Ley de Memoria Histórica (Ley 52/2007) en lo relativo a la presencia de homenajes en el callejero municipal lagunero a personajes significativos del franquismo. Una campaña de denuncia pública donde se han ido señalando, poco a poco, nombres de diversos personajes franquistas, y otros vinculados al régimen (¡y aún quedan! ¡más de una treintena!), que responden a la falsedad del grupo de gobierno municipal, realizado en el pasado mes de julio a través de la prensa, donde decía que ya no quedaban nombres franquistas en las calles de La Laguna.

Nos sorprende que Unidas Se Puede, y los partidos que la integran, ahora quieran interesarse por el tema, cuando en sus actuaciones le han virado reiteradamente el culo y lo han arrimado hacia el PSOE, en aras de conseguir primero la formación y luego la continuidad del gobierno municipal. De esta manera, cuando jóvenes antifascistas fueron salvajemente apaleados por la policía en Santa Cruz en los aledaños del recinto ferial, donde el partido Vox celebraba un mitin electoral, en abril de 2019, donde hubo numerosas personas heridas y algunas detenidas, USP y sus partidos no quisieron saber nada. Ni firmaron el comunicado de repulsa por la brutal actuación policial ni tampoco ninguno de sus miembros significados, ni de las organizaciones que apoyan la coalición, hizo acto de presencia en la concentración realizada días más tarde ante la Subdelegación del Gobierno de España. Con su silencio ratificaron la represión.

Cuando, ante la ausencia de espacios para la autoorganización juvenil y el desarrollo libre de la cultura anticapitalista en el municipio, se crea el Centro Social Okupa Autogestionado (CSOA) La Nave, en Taco, la policía local tuvo varias actuaciones de acoso, procurando amedrentar a quienes protagonizaban esta experiencia, similar a la que el propio Primer Teniente Alcalde, perteneciente a USP, también participó en la década de los noventa y principios de dos mil. Ante esas actuaciones de la policía bajo autoridad municipal, tampoco USP hizo absolutamente nada. La misma policía local siguió hostigando cuando se decretó el confinamiento por la pandemia, aunque se sabía que el CSOA también era un recurso alojativo de un número importante de personas. Con su silencio, USP y los partidos que la integran, dieron el visto bueno a la represión a la  juventud organizada y antifascista .

Cuando la Universidad y el Ayuntamiento organizaron conjuntamente el I Congreso de Seguridad y Turismo en noviembre de 2020, por la que hubo protestas estudiantiles a causa de la ocupación del espacio universitario por fuerzas militares y policiales, a resultas de las cuales la policía nacional repartió leña y realizó detenciones, sólo después de producirse estas y en medio de una indignación generalizada, USP trató de desmarcarse del acto a través de las redes sociales, señalando que sus áreas de gobierno no intervenían y que no estaban de acuerdo con la celebración del Congreso. Mientras tanto, USP y sus partidos, hipócritamente, había guardado pulcro silencio y públicamente no habían mostrado discrepancia alguna con sus socios de gobierno… En Unidas Se Puede prefieren mantener sus sillones en las concejalías que ser honestos con el cumplimiento de su programa electoral, por el que recibieron los votos para estar en el ayuntamiento y no les importa que con dineros municipales se haga apología de la violencia policial y del militarismo, bases indiscutibles del fascismo y la represión en las islas.

Cuando la CAT ha celebrado algún acto en Aguere en protesta por diferentes causas, jamás ha recibido adhesiones de USP ni de sus partidos, ni han apoyado o divulgando la convocatoria ni tampoco ningún personaje público de las mismas ha participado de ellas. Jamás han mostrado su desacuerdo con el irrespeto a la libertad de manifestación y expresión, que ha coartado Javier Plata y la policía nacional a su mando, realizando identificaciones, multas y cacheos a quienes se dirigían a ellas y cuya zona mantenían siempre perimetrada. Jamás USP ha mostrado su desacuerdo con las actuaciones represivas realizadas al mando del impresentable Subdelegado del Gobierno de España, Javier Plata, realizadas siempre contra la juventud combativa y organizada. Con su silencio han sido cómplices de la represión a las libertades públicas, que siempre aplauden y aplaudirán quienes ansían un régimen aún mas autoritario. 

Cuando se han recibido multas impuestas, a propuesta de la policía nacional, por el mero hecho de  estar o de ejercer la libertad de expresión –alguna tan cínica como para señalar como motivo que la persona multada exhibía una bandera antifascista–, hechos que hemos denunciado públicamente, USP y sus partidos han guardado sepulcral silencio, no cuestionando –de paso– la Ley Mordaza, que posibilita estas actuaciones liberticidas. Esta represión, además, se extiende a jóvenes que la policía nacional tiene catalogadas de antifascistas, a las que acosa sin motivo en, por ejemplo, zonas de ocio, imponiendo multas por asuntos peregrinos. Tales hechos son posibles por la Ley Mordaza que el Gobierno de España no ha derogado, a pesar de que se comprometió a hacerlo, y sobre lo que Unidas Se Puede y sus partidos no se pronuncian ni presionan para que cumpla el compromiso. La Ley de Seguridad Ciudadana es una ley que trata de imponer el miedo, procurando la renuncia a intervenir en acciones de protesta, de base autoritaria y fascista, tanto que da al testimonio del policía mayor relevancia y deja en absoluta indefensión a la víctima de sus abusos y desmanes.

Cuando fascistas ocuparon espacios públicos, exhibiendo sus símbolos, como la bandera española con el escudo de la gallina, el 12 de Octubre de 2020, miembros de USP vertieron en las redes sociales “democráticas condenas” a las agresiones verbales y físicas que sufrió una persona por parte de los fachas y, de cara a la galería, entonces pusieron el grito en el cielo. Hasta entonces habían guardado un atronador silencio, sin importarles lo que ello significaba –darles alas al fascismo– y lo que ya le estaba sucediendo a la gente con posiciones antifascistas... Tampoco presionaron para que se llegara hasta las últimas consecuencias llevando a los tribunales a los protagonistas de la agresión, que habían intentado imponer el miedo en las calles , pudiéndose haber presentado como acusación particular, incluso. Es más, ni siquiera insistieron públicamente ni ante la propia Subdelegación del Gobierno para que se identificara a los culpables, personajes ya destacados por actuaciones similares en el pasado, fácilmente reconocibles en el vídeo que se divulgó. El antifascismo de los concejales de USP empieza y acaba en la boca, no realizando actuaciones coherentes más allá de su palabrerío, como correspondería sensatamente. Consentir este tipo actuaciones a los fachas es dar vía libre a su extensión y posibilitar que ocupen espacios públicos para limitar la expresión libre de las personas e imponer sus coacciones y su violencia.

Cuando se convocaron manifestaciones de apoyo al libre tránsito migrante y que Canarias dejara de ser la cárcel de quienes huyen de la miseria y de la represión en el esquilmado continente, Unidas Se Puede no mostró ningún apoyo a la misma. Es más, desde un primer momento optó por hacer una política seguidista de la dictada por el Gobierno de la metrópoli, contribuyendo, con su complicidad, al irrespeto de los derechos de las personas migrantes, en campamentos que aún hoy siguen alojando a personas en carpas, en medio del frío, el fango cuando llueve, sin agua caliente en las duchas y durante mucho tiempo con una comida bazofia al día. Sólo el admirable esfuerzo de gente solidaria alivió y alivia aún hoy día sus condiciones de vida... Mientras, los fascistas han desplegado su discurso racista y aporófobo al calor del irrespeto  institucional.

Por todo lo narrado, no nos deja de sorprender que ahora USP quiera saber de la CAT y  quiera saber del antifascismo... Debe ser que ya le molestamos bastante como para tratar de engatusarnos… Como ya indicamos más arriba, el 20 de noviembre de 2021 iniciamos una campaña de denuncia por la presencia de homenajes en las calles a personajes vinculados al franquismo y ello como respuesta a la falsedad, divulgada a través de los medios de comunicación, de que ya no quedaban públicos homenajes a franquistas y que con ello se cumplía con la Ley de Memoria Histórica.  Proseguiremos con la campaña hasta que las calles se rotulen con nombres de personas que han luchado por el mantenimiento de las libertades, sufriendo el castigo del golpismo militar del 36 y su jauría falangista y de Acción Ciudadana, y de la posterior dictadura. Entendemos que no es otra cosa que un acto de justicia, de reconocimiento y de reparación, por el daño infligido a las víctimas y a las familias de todas las personas que fueron perseguidas, agredidas, presas y asesinadas, que aún hoy prosiguen arrastrando su dolor. Proseguiremos con la campaña hasta que la historia sea conocida, hasta que se llegue a identificar este régimen de democracia, cada vez más limitada, como la continuación de la dictadura franquista que es, evidenciándose claramente con la jefatura del Estado, forma –monárquica– impuesta por Franco. El régimen del 78, excretado por el franquismo, impide el avance de las conquistas populares y el disfrute real de las libertades públicas, tanto individuales como colectivas, y otorga al ejército en el artículo 8 de su constitución ser valedor de su control y amarrar a sangre y fuego la unidad territorial, impidiendo el democrático derecho a la autodeterminación de los pueblos, incluida la de esta colonia en la que vivimos. Defender el régimen del 78 y el modelo de Estado como incuestionable es contrario a la democracia, a su profundización, y al progreso social.

Contemplamos que, desde nuestra posición antifascista, y referido a las calles laguneras, también hay, más allá de lo estipulado en la Ley de Memoria Histórica, otros espacios públicos que merecen ser cambiados de denominación, en cuanto son homenajes a personajes sanguinarios que han sometido a nuestro pueblo. En este sentido, y para referirnos sólo a uno, tenemos la Plaza del Adelantado, en humillante honor al  cruel y asesino Alonso Fernández de Lugo, ofensivamente llamado Adelantado de Tenerife, que habría de recuperar su denominación de Plaza de Abajo que es su nombre primigenio. No es lo único y el callejero lagunero merece ser despojado de homenajes a gentes que sometieron a su vecindario al oscurantismo religioso, al terror de las torturas, de la cárcel y los impunes asesinatos hace siglos o menos de uno.

No basta con guiños como poner el nombre de la burguesa roja Clemencia Hardisson al insuficiente albergue municipal lagunero, dada la cantidad de desahucios que se producen en el municipio y de los cuales tiene responsabilidad el propio grupo de gobierno, al permitir sin limitaciones la instalación de innumerables viviendas vacacionales, haciendo subir los precios de arriendo a precios inaccesibles a la población residente y poniendo el centro de la ciudad al servicio del turismo, desplazando, al propio tiempo, a la población estudiantil que hasta tiempos recientes le aportaban su identidad. USP ha saludado como un avance la turistificación del casco lagunero, convirtiendo las calles peatonalizadas en una sucesión de terrazas, ocupándose espúriamente el suelo público para negocios privados. USP despliega su política para acrecentar las ganancias de las ricas familias laguneras y los negocios de restauración y no para las personas de abajo. No convence crear albergues con pocas plazas de acogida para amortiguar lo que es producto de políticas mezquinas. Eso es lo mismo que haría la derecha, incluso la que se reclama patriótica y española, aunque al albergue le pusieran otro nombre.

Proseguiremos con nuestra campaña de denuncia. Es a la mayoría del gobierno municipal a quienes les toca mover ficha y restituir la dignidad al municipio despojando de fascismo sus calles y lugares públicos, y dejar de estarse marcando faroles para dejarlas intactas y contentar a los grupos dominantes de La Laguna. Actúen. Sorpréndannos. O avergüéncense ante la historia de su sumisión a las familias ricas y poderosas y al clero lagunero.

Aguere, 30 de enero de 2022.


 

Coordinadora Antifascista de Tenerife

Correo electrónico: [email protected]

Redes sociales: 

  • Instagram: @antifascistastenerife 

  • Twitter: @CoordAntifaTnf

  • Facebook: https://www.facebook.com/CoordinadoraAntifascistadeTenerife



mancheta 40