Buscar
lunes, 05 de diciembre de 2022 22:10h.

Abraza a una bacteria - por Julio Concepción,

 

JULIO CONCEPCIÓNLo primero que le espera a un o una turista al llegar a nuestra tierra es una bacteria, en cualquiera de nuestras playas paradisíacas. 

Abraza a una bacteria - por Julio Concepción, consejero de Podemos en el Cabildo de Tenerife *

Lo primero que le espera a un o una turista al llegar a nuestra tierra es una bacteria, en cualquiera de nuestras playas paradisíacas.

Ante el Brexit que se nos avecina, el Cabildo de Tenerife, junto a organizaciones empresariales, ha puesto en marcha una exitosa campaña cuyo lema ha sido “abraza a una bacteria”. Y los turistas británicos no se lo han pensado dos veces y se han venido para acá, ante ese ansiado abrazo que fidelizará su relación con una consulta hospitalaria en una clínica privada.

Carlos Alonso en rueda de prensa y con la sonrisa puesta, ha dicho a los medios allí presentes que la campaña “¡¡ha sido una autentica cagada!!”. Y no le faltaba razón. La bacteria que abraza británicos en Playa de Las Américas es una bacteria fecal. Fue así que se cerró la Playa de Troya ante este evento multitudinario. No faltó guiri que no se llevara para su casa un llavero de escherichia coli y una infección de orina con el guapo subido.

El presidente comentó que el objetivo de la campaña es la de transmitir a los británicos la idea de que la bacteria y el turismo británico seguirán siendo “amigos para siempre” y ha destacado el compromiso por parte de la institución Insular, junto a los ayuntamientos, de continuar vertiendo al mar aguas residuales sin depurar y poder implantar con el tiempo esta exitosa campaña en el resto del Archipiélago.

El consejero de Turismo Alberto Bernabé no ha querido perderse la fiesta y para paliar los efectos del Brexit en Tenerife, ha aportado para la operación de marketing un presupuesto de en torno a los 100.000 euros. Pero lo cierto es que ya han pasado más de dos meses desde que la ciudadanía británica decidió en referéndum abandonar la Unión Europea y resulta que, pese al tan temido resultado, ahora viene más turismo británico a nuestra Isla, porque el Brexit a día de hoy no ha tenido influencia alguna en el sector, con lo cual se suma otra cagada más que ampliará el número de bacterias participantes, al despilfarrar 100.000 euros de nuestros bolsillos en una operación que no servirá para nada.

Dinero que habría venido bien para otras campañas más justas y solidarias, como podrían haber sido “Abraza a un refugiado” o “Abraza a un Hospital en el Sur y otro en el Norte”. Pero ¡no! el Cabildo ya puesto la mayor de las boñigas posibles; no ha tenido pudor en botar el dinero en estas sandeces para mayor gloria de la política Insular.

Jorge Marichal, presidente de Ashotel, también se mostró entusiasmado al saber cómo el Gobierno Insular del Cabildo de Tenerife (Coalición Canaria-PSOE) piensa inyectar 12 millones de euros para adecuar calles, plazas, alumbrado y jardines en las zonas hoteleras y otros 11 millones para reforzar el producto turístico. ¡23 millones que saldrán del bolsillo de la gente!, sin exigir un mísero euro al empresariado, que al fin y al cabo será el gran, si no el único, beneficiario de estas medidas. En Tenerife, la patronal hotelera ingresa 11 millones de euros al día. Otra cagada más que se suma al nutrido grupo de ansiosas escherichia coli abrazadoras.

Carlos Alonso en su última intervención ante los numerosos periodistas allí presentes, sentenció que ya que, por razones escatológicas, con esta campaña no vamos a poder llegar al corazón de los británicos, por lo menos llegaremos al estómago de los mismos; gracias a un trastorno gástrico seguro. Orgulloso terminó diciendo que siempre será un éxito que los turistas al regresar a sus lugares de origen digan ¡chiquita Isla de mierda!…mejor campaña imposible.

* En La casa de mi tía por gentileza de Julio Concepción

https://entierradeguelfo.wordpress.com/2016/09/18/abraza-a-una-bacteria/

julio concepción reseña

@julioconcepcin