Buscar
domingo, 05 de febrero de 2023 18:04h.

¿Para qué quieren las elites a la derecha manchándose  la imagen con esa antigualla teniendo una izquierda  pluri-paratodo?

Los buitres de Davos y  tres  teclas de su  piano:  “Covid, inflación, Ucrania” - por Maribel Santana

 

fr ms

 

Los buitres de Davos y  tres  teclas de su  piano:  “Covid, inflación, Ucrania” - por Maribel Santana, activista, historiadora *

Las tres teclas que llevaron a Davos (inflación, Covid y ucrania) los  ricos del mundo, como si la inflación fuera caída del cielo y ellos no tuvieran que ver con esto, ha dado rienda suelta a la imaginación de los explotadores y criminales en El Foro desde el 16 hasta el 20 de enero del presente año 2023.

Todas hemos  visto o seguido de una forma u otra a los buitres, ricos,  gobiernos,  altos cargos,  arrastrando la trompa como los elefantes en su últimos días de su muerte, a ver cómo pueden salvarse y seguir explotando todo lo que se mueva, justificando los tres conceptos ya mencionados( inflación, Covid y Ucrania).

El ejemplo más concreto lo tenemos con las empresas del mundo como Cargill, Los Walton, Bezos, Bunges, Elon Musk, que según las investigaciones de OXFAN Intermon da hasta miedo.

Echando culpas al Covid y la Guerra  de Ucrania, como si  antes de estos fenómenos no existiese el neoliberalismo. ¡Los beneficios empresariales son la piedra angular de la inflación!

Esta élite explotadora ni siquiera paga lo que correspondería, cada vez menos y el saco algún día reventará la usura.

El capitalismo de rostro humano en las épocas de los Rockefeller, Ford y otros en los países ricos  capitalistas apoquinaban hasta un 70 y 80 por ciento de sus beneficios. Pero hoy por hoy sus herederos quieren la locura del gran beneficio sin freno, sin pensar que en su momento se les pasará factura a estos enfermos por la hipertrofia de un sistema que no se puede mantener, ni estirar más.

El que se lució  mucho en el Foro entre otros, fue la pantalla fundida del presidente Sánchez que con  lengua de serpiente alegó. “Las semillas podridas  implantadas en Europa  por Putin”. En todo caso. el sistema político y económico de un país: el ruso. y no una persona (Putin) como si fuese un rey absolutista. Aunque incluso el absolutismo nunca existió sin que fuese amparado  por el interés  del dinero y las oligarquías.  Un rey es apoyado por los otros, que incluso tienen más riquezas, es un problema de intereses, asi que no se puede tratar de una sola persona, sino de un sistema determinado. ¡Nadie se gobierna solo!  Pero la ignorancia, el poco nivel  intelectual, el odio, el racismo y el miedo al otro hacen estragos.

Sánchez  el mitómano, llamaba a la guerra sin un ápice de disimulo, manteniendo el estandarte antiguo y rancio de las costumbres de los españoles: saquear mediante guerras de rapiña.

Pero le viene de maravilla al progre de solemnidad, para eludir el cerco de miseria y explotación de los pueblos, en cabeza el  suyo propio, sirviendo a las elites neoliberales  y pretendiendo con un guiño que apoquinen las calderillas que exige aunque sea, para disimular.

En Davos, otra vez, Sánchez estuvo constantemente señalando a la “derecha” como causa de todo lo que pasa, sin percatarse de que tan derecha es él y su gobierno (en la práctica), pactando con la derecha confesa para lo que le interese. Para todo lo que tiene que ver con la clase trabajadora, que  es el enemigo fundamental a tener en cuenta, pues para él no hay otro, Sánchez buscará unión y pactos. Por tanto necesita de los fascistas en los momentos que se tercie. La derecha como aliado.

Balbuceaba el esbirro Sánchez que su país lucha con las armas de la democracia, la transparencia y políticas económicas eficaces, claro, claro, claro. La esquizoverborreica  le viene de su propia esquizofrenia: Hablando  de paz, pero haciendo la guerra.

Como aplaudía a Von der Leyen, la intrépida e impresentable y aguerrida ricachona, cuando propuso: “Materias primas  críticas y tierras raras” con EEUU para hacer frente al monopolio chino.

Como aplaudía a Polonia, que presionaba a la UE y en especial a Alemania para el envío de los “tanques Leopard   para abrir un capitulo  distinto en la guerra” Más madera!! 

Como aplaudía a los nuevos fichajes  de la OTAN, Finlandia y Suecia. 

El Ministro de Eexteriores Albares hablo de un consejo de ministros para la “toma de decisiones”, todos juntitos. “Cuando los de arriba se reúnen, hombre de la calle pierde toda esperanza” decía Bertolt  Brecht.

Analistas, ensayistas, periodistas opinan que Sánchez hace un discurso geopolítico para vender la cumbre de la OTAN.

Ahí los tienen, metiéndonos cada vez más en la miseria, con su falso emblema de izquierdas, con los otros que también se dicen izquierdas y desarrollando en realidad todo lo que efectivamente es de derechas: el interés de los de arriba.

Esa izquierda que ya no menciona la OTAN puesto que ya la ha asumido (deja empleos dice un ministro Garzón), esa izquierda que ya abandonó las criticas y el apoyo al pueblo Saharaui dejándolo tirado a la merced, capricho y explotación del régimen fascista de Marruecos, en fin esa izquierda que ya no dice ni por asomo lucha de clases sino Sumar y transversalidad. 

¿Para qué quieren las elites a la derecha manchándose  la imagen con esa antigualla teniendo una izquierda  pluri-paratodo que les defiende hasta lo indecible, capaz de hacer hasta lo que ni la derecha  se atrevería en un momento  determinado?. A veces, la historia nos trae sorpresas.

¿Que hace un Petro y alguno que otro u otra, que tienen  intenciones de cambiar el mundo, en un foro de hipercapitalistas, corporaciones y lobistas o sea en un foro de criminales, si ni siquiera le pondrán atención y lo mirará como a un bicho raro? No deberían seguirles el juego acudiendo a esas cumbres que son llanamente de ellos, de los ricod

* En La casa de mi tía por gentileza de Maribel Santana

MARIBEL SANTANA
MARIBEL SANTANA

 

 

 

mancheta dic 22