Buscar
jueves, 02 de febrero de 2023 11:53h.

De nuevo a Antolín Goya - por Cándido Quintana

Acabo de leer otro artículo de opinión del coordinador general del Consejo Internacional de Estibadores, Antolín Goya, publicado en el periódico El Día el pasado día 24 de diciembre, bajo el título "Blindar el puerto de ocurrencias y tramas"...



 

De nuevo a Antolín Goya - por Cándido Quintana, Presidente de la Plataforma de Defensa del Puerto de Santa Cruz

 Acabo de leer otro artículo de opinión del coordinador general del Consejo Internacional de Estibadores, Antolín Goya, publicado en el periódico El Día el pasado día 24 de diciembre, bajo el título "Blindar el puerto de ocurrencias y tramas". Tampoco nada que objetar, si acaso que escribe puerto en minúscula al titular el artículo, porque habla del Puerto de todos y de ellos, me refiero al de Santa Cruz y su Colectivo de Estibadores. Este artículo de opinión recoge verdades como puños, que se han echado en falta en otros escritos y en varias actuaciones en las que los Estibadores les han dado aire a esos políticos a los que ahora se refiere, sin duda principales culpables de la recesión del Puerto de Santa Cruz, junto a algunos empresarios que sólo se mueven para llenar sus bolsillos y cuentas a costa de lo que sea, esos a los que yo y muchos nos solemos referir como simples mercaderes. Espero que Antolín lea este nuevo escrito mío, aunque no salga en El Día que nos tiene vetados a muchos.

  El Puerto de Santa Cruz es demasiado importante para Santa Cruz y su Área Metropolitana y para la Isla de Tenerife entera, para que ningún político ni empresario juegue con él o lo utilice como moneda de cambio de nada, por lo que los que estamos del otro lado, en la congruencia y alejados de corruptelas y de operaciones especulativas, tenemos el deber ineludible de estar ahí, en su defensa a ultranza. Y esto, compañero Antolín Goya, no siempre ha sido así. Porque acometer un ruinoso puerto en Granadilla y desviar hacia esa obra oscura y sin fundamento los dineros que han desviado, que se podían haber invertido en el de Santa Cruz para dotarlo de las infraestructuras necesarias que dices, ha sido, junto con toda la parafernalia de juzgado de guardia que se inventaron para engañar a la Comisión Europea sobre los males y limitaciones del Puerto capitalino, la razón directa de su decadencia, aún su enorme valía. No en vano detrás estaba Granadilla como gazapo y todo lo que le rodea.

  Creo recordar que el Colectivo de Estibadores le dio aire a esos políticos culpables en el año 2004, respaldando aquel tan maligno acuerdo portuario de Tenerife con el que esos políticos buscaban, "SOLAMENTE", apoyos del otro lado, de los del lado al que me referí al principio, para amparar y reforzar su tan dañina actuación posterior. ¿Y que mejor forma de hacerlo que con el beneplácito del Colectivo de Estibadores? Y que conste que estoy convencido de que tras esos apoyos no hay nada oscuro, solo una grave equivocación que nos ha llevado a la nefasta situación actual. Porque ante la negativa Ecologista los Estibadores eran vitales para ellos, y un NO hubiese requintado al máximo el multitudinario rechazo ciudadano de aquel momento, obligándoles a abortar ese "interesado" acuerdo portuario de Tenerife. ¡Que bien le hubiera venido a Santa Cruz y a Tenerife, el plante y la lucha sin cuartel del Colectivo de Estibadores Portuarios en aquel 2004!

  Confluyamos ahora, busquemos, como dices, un punto de encuentro para que los intereses del Puerto de Santa Cruz, que es y seguirá siendo el de Tenerife, vayan en la dirección correcta, para su engrandecimiento, para que genere economía productiva y cree el mayor número de puestos de trabajo posible. Es una necesidad realmente perentoria en estos momentos de crisis. El Puerto de Santa Cruz, por sus excelencias para las maniobras de los buques y para las operaciones de estiba y desestiba que le otorga su rada, la más abrigada de Tenerife, y porque aún tiene espacios por donde crecer, al contrario de las mentiras vertidas a las que me referí, lo puede lograr. No les demos más aire a estos malos políticos, sólo exijámosles que trabajen con honestidad y por el Interés General, que sean congruentes y dejen al margen de sus chanchullos cosas tan importantes y vitales para la Isla, como el Puerto de Santa Cruz de Tenerife. Tal y como te comenté en mi anterior carta abierta, en ese camino tienes a la Plataforma de Defensa del Puerto de Santa Cruz, pero siempre con la verdad y la congruencia por delante.

© Cándido Quintana

 Presidente de la Plataforma de Defensa del Puerto de Santa Cruz


También lo publica:

http://www.sanborondon.info/content/view/50007/1/