Buscar
sábado, 10 de diciembre de 2022 06:33h.

La decisión de Canarias: OTAN o África - por Romen G. Arteaga y Manuel Monereo

fr MM RGA

 

La decisión de Canarias: OTAN o África - por Romen G. Arteaga y Manuel Monereo *

Canarias sigue viviendo de espaldas a África, aunque África nunca va a vivir de espaldas al Archipiélago. Más de 11.000 personas han llegado a las Islas en lo que va de año desde el continente vecino, con distintos países de procedencia pero un denominador común: huir de la pobreza y la guerra. El fenómeno migratorio genera conflicto para unas Islas superpobladas que se ven obligadas a absorber la práctica totalidad de quienes llegan por la irresponsabilidad de ciertos gobiernos autonómicos y la pasividad del Ejecutivo central. Pero el mayor problema es para ellos, los migrantes que tienen la necesidad de abandonar sus países por falta de oportunidades en su lugar de origen.

África vive un proceso de evolución muy fuerte, siendo el continente de mayor crecimiento demográfico del mundo. La ONU estima que para el 2050, solo Nigeria rondará los 400 millones de habitantes, casi tantos como la UE en su conjunto. Con el incremento poblacional, África estará cerca de los 2.500 millones de personas para esa década, lo que agravará en gran medida todos sus problemas sociales, económicos y medioambientales.

En este contexto, es de vital importancia señalar que África es un territorio en disputa entre las viejas potencias coloniales, más los EEUU, con la influencia creciente de China y de Rusia. Cabe preguntarse por qué muchos pueblos africanos miran a Rusia y China con esperanza y cómo de alguna manera, para el africano actual, la política que siguen las grandes potencias excoloniales no deja de ser una nueva forma de colonialismo, de control económico y político de los países.

Así las cosas, en un conflicto general entre el bloque dirigido por EEUU contra China y Rusia, uno de los territorios principales en disputa será África. La clave que tratamos de analizar en este artículo es qué papel va a tener Canarias en este nuevo escenario. 

Washington va a tratar de usar el Archipiélago como plataforma de la OTAN para competir contra China y Rusia. Eso daría a las Islas un papel subalterno de carácter bélico y opresor. Esta sería la vía para llenar las Islas de marines norteamericanos y profundizar el camino de servidumbre que explota a las clases populares del Archipiélago, para aplastar aún más al territorio más expoliado del mundo. Así lo vivirían los pueblos africanos que históricamente han entendido Canarias como referente positivo.

Hay otra posibilidad diferente para Canarias: aprovechar su capacidad de intermediación entre Europa y África y situarse como una plataforma de colaboración y de alianza con los pueblos africanos para su liberación. En síntesis, Canarias tendrá que decidir si quiere ser un portaviones de la OTAN o una plataforma de desarrollo para los pueblos africanos.

Optar por esta segunda vía, tendría implicaciones de todo tipo: económicas, geopolíticas, educativas, etc. Esa mirada hacia el continente hermano, permitiría a Canarias tener mayor interacción comercial con el mercado africano y a su vez más presencia africana en el mercado canario. El fortalecimiento de las relaciones Canarias-África es un camino de retroalimentación con impactos positivos para las Islas como para el continente. 

En este sentido, el Archipiélago podría ayudar mucho a África mediante una alianza positiva con las universidades, tanto a través del envío de titulados al continente como en la recepción de estudiantes africanos y viceversa. Este lazo podría servir para encabezar proyectos conjuntos de colaboración económica y desarrollo mutuo.

Este es un camino donde los recursos se complementan: de un lado, África con su enorme potencial en riquezas naturales; de otro, Canarias con una posición geoestratégica, la pertenencia a la UE y un importante capital social condenado en muchos casos al exilio. El Archipiélago podría aportar un importante número de cuadros sociales en distintos campos -médico, educativo, de infraestructuras, etc.-, para apoyar en la construcción del estado del bienestar africano

En la misma línea, el desarrollo de África tendrá que ser sostenible o no será. Las experiencias vividas en el Archipiélago bajo un modelo de crecimiento rápido cimentado sobre la explotación del territorio y la precariedad en el mercado laboral, deben servir para trazar una nueva hoja de ruta en el continente. Hay temas precisos sobre los que trabajar, como la transición energética, para levantar un modelo de desarrollo sostenible ecológicamente.

La implicación del tejido empresarial canario en esta cuestión es de suma relevancia, como el diseño de políticas públicas que fortalezcan los vínculos institucionales con el continente, casi inexistentes en la actualidad. Desde la propia Unión Europea se ha planteado la necesidad de forjar alianzas con África ante la creciente influencia rusa y china. Sin embargo, este proceso no debe convertirse en una excusa para que Europa siga jugando con África como un territorio colonial.

Los gobiernos tienen que gobernar y hacer sus alianzas y Canarias debe esforzarse en esta coyuntura por tener un papel autónomo frente a los intereses de las oligarquías extranjeras. El problema es que las Islas no figuran hoy como un actor relevante de cara al desarrollo del continente. 

Hace falta mayor implicación del gobierno canario para intervenir definitivamente en África. Para ello, se hace imprescindible contar con más autonomía y soberanía suficiente con el fin de ejercer como un verdadero polo de dinamización.

Canarias está en una encrucijada que determinará las próximas décadas. La autonomía canaria se va a medir por nuestra capacidad para impactar en África de manera positiva. Es preciso reivindicar la soberanía archipelágica para decidir sobre una cuestión que afecta directamente a Canarias, no al resto del Estado. 

Con esta sinergia entre las Islas y el continente, habrá una oportunidad para cambiar África y formular una alternativa de futuro que beneficiaría ampliamente al Archipiélago. Canarias debe dejar de dar la espalda a África y empezar a caminar junto a ella hacia un horizonte de paz, justo y sostenible.

* Gracias a Romen G. Arteaga, a Manolo Monereo y a SAN BORONDON, CCPC. En La casa de mi tía con autorización

http://www.sanborondon.info/index.php/desarrollo/politica/80168-la-decision-de-canarias-otan-o-africa

ROMEN G. ARTEAGA
ROMEN G. ARTEAGA
MANOLO MONEREO
MANOLO MONEREO

 

radio san borondón
MANCHETA AGOSTO 22