Buscar
martes, 06 de diciembre de 2022 00:08h.

Discrepo del artículo de Juan Carlos Monedero "Siempre que el PSOE se hunde nace una Nueva Izquierda" - por Javier Caso Iglesias

En mi humilde opinión creo que Juan Carlos Monedero, en este artículo titulado "Siempre que el PSOE se hunde nace una Nueva Izquierda" (http://goo.gl/6LbIjx), no está acertado. Pues al PSOE ya no lo salva ninguna Nueva Izquierda. Esto podía haber sido posible en el siglo XX, pero en este siglo XXI esta salvación del PSOE (tal como las entiende el PSOE) ya no es posible.

Discrepo del artículo de Juan Carlos Monedero "Siempre que el PSOE se hunde nace una Nueva Izquierda" - por Javier Caso Iglesias, Analista Político y Activista Social
 
En mi humilde opinión creo que Juan Carlos Monedero, en este artículo titulado "Siempre que el PSOE se hunde nace una Nueva Izquierda" (http://goo.gl/6LbIjx), no está acertado. Pues al PSOE ya no lo salva ninguna Nueva Izquierda. Esto podía haber sido posible en el siglo XX, pero en este siglo XXI esta salvación del PSOE (tal como las entiende el PSOE) ya no es posible.
 
La única salvación del PSOE es que se transforme en un partido socialista o, al menos, socialdemócrata; si sigue aferrado al socio-liberalismo no será más que una pata del sistema al servicio, al igual que el PP, de los dictados de la Troika.
 
Al PSOE ya no lo salva nadie. Ninguna Nueva Izquierda va a salvar al PSOE. El PSOE si se quiere salvar ha de hacerlo solo. Las bases se han de atrever a recuperar al PSOE y ponerlo al servicio de la ciudadanía transformándolo en una organización de izquierdas. Si las bases no recuperan al PSOE y este sigue instalado en el socio-liberalismo ocurrirá como en Grecia, Italia o en Alemania, será parte de una gran coalición al servicio de los mercados financieros-especulativos.
 
El PSOE depende de sí mismo. Ya nadie lo puede salvar. El PSOE ya es bastante mayorcito para saber lo que hace.
 
Igual que los demás sabemos perfectamente qué queremos, esto es, una ruptura democrática con esta segunda restauración borbónica y con la Troika. Una ruptura democrática que traiga de la mano un proceso constituyente que devuelva los derechos sustraídos a la ciudadanía, entre ellos una democracia plena en forma de república confederal.
 
Como siempre digo, estas son mis ideas que dejo a vuestro mejor criterio.