Buscar
viernes, 27 de enero de 2023 10:16h.

Siempre hay un poder superior a la tiranía

Fuera lo viejo. Dentro, la nueva arquitectura de seguridad/desarrollo - - IR

FR E

Fuera lo viejo. Dentro, la nueva arquitectura de seguridad/desarrollo - EIR

 

31 de diciembre de 2022 (EIRNS)—“Hay dichos alrededor del Centro Kennedy, tallados sobre el mármol sobre las columnatas cuando entras. Y en la parte trasera hacia el Potomac, hay uno; es una cita del presidente Kennedy que dice: 'Espero con ansias el día en que Estados Unidos ya no tenga miedo de la gracia y la belleza'. Y pensé inmediatamente cuando le dispararon, que por eso le dispararon. Tenemos miedo de la gracia y la belleza.”—Ramsey Clark, ex Fiscal General de los Estados Unidos, citado en el documental “Citizen Clark”

Al final del año, ¿cómo podemos encontrar los medios por los cuales debemos inspirar a la gente en la Anglosfera a defender los principios del arte de gobernar que han olvidado, que nunca aprendieron o que nunca escucharon? Forzar la revelación de la verdad del asesinato de Kennedy y la destrucción de la presidencia estadounidense por parte de instituciones angloamericanas, no de asesinos solitarios, sería una lección preparada de arte de gobernar y un arma feroz contra aquellos que hoy nos llevarían a guerra termonuclear con Rusia, como también pretendieron hacer en 1962. Tal verdad es terrible, pero también hermosa. es liberador Esa es también la cualidad de la verdad implícitamente contenida en los Diez Principios para una Nueva Arquitectura de Seguridad y Desarrollo. Esos Principios dicen que nosotros, y el mundo, no tenemos por qué ser trágicos. Podemos ser más que meros personajes en una obra que no escribimos, no presentamos,

El asesinato de Kennedy fue el asesinato de la Presidencia, no simplemente del Presidente. Más tarde, el candidato presidencial Robert Kennedy y “el hombre más calificado para ser presidente”, el reverendo Dr. Martin Luther King, Jr. serían víctimas adicionales del sangriento crimen secreto. Sesenta años después, casi ha matado a la República Americana. Ha matado a otras naciones. Es el crimen en la raíz del asesinato de Libia y su líder, el asesinato de Irak y su líder, la violación de 42 años (1979) de Afganistán, el asesinato en curso de Siria y el asesinato de ciudadanos estadounidenses en los eventos no reconocidos pero verdaderos del 11 de septiembre de 2001. (Vladimir Putin y otras figuras mundiales importantes conocen los detalles íntimos de gran parte de esto). Ahora, finalmente, la empresa criminal debe ser desmantelada, en Wall Street, Washington, DC y Londres,

Para revelar este crimen, las personas, especialmente los estadounidenses, deben pensar internacionalmente. Deben pensar en implementar los Diez Principios de Zepp-LaRouche, porque la oposición a ellos proviene de este “gobierno secreto” internacional e interno y su oficina de asesinatos. Es por eso que Helga Zepp-LaRouche todavía encabeza la lista de asesinatos de Ucrania. Son los mismos que se oponen a la iniciativa vaticana de buscar una salida pacífica a la “guerra mundial en pedazos” ya iniciada. Siempre hay un poder superior a la tiranía, incluida la tiranía por asesinato. Esa autoridad es la verdad, dondequiera y por quienquiera que sea declarada.

Los Diez Principios para una Nueva Arquitectura Internacional de Seguridad y Desarrolloson, en cierto sentido, una reafirmación actual de la misión original del instituto Schiller. Hace cuarenta años, cuando la idea del Instituto fue propuesta por primera vez por la fundadora Helga Zepp-LaRouche, se esperaba que dicho instituto pudiera ser bien recibido por figuras gubernamentales e institucionales estadounidenses. Basado en la idea de Friedrich Schiller de que “es a través de la belleza que uno puede avanzar hacia la verdadera libertad”, podría convertirse en el catalizador de un diálogo cultural y estratégico, y una transformación de los Estados Unidos, a través de la cual las condiciones culturales previas y determinantes para una nueva Alianza Occidental podría haberse formado a raíz de la adopción por parte del presidente Ronald Reagan el 23 de marzo de 1983 de la Iniciativa de Defensa Estratégica (SDI). Esa propuesta de “Nicholas of Cusa”, incomprensible para el Departamento de Estado de los Estados Unidos y otros, fue rechazada,

El Instituto Schiller, bajo el liderazgo de su fundador, siguió una serie de políticas económicas, culturales y científicas a lo largo de ese lapso de cuatro décadas, intersectando a muchos gobiernos y avanzando ese trabajo de manera que hoy le da un punto de vista de "cima de la montaña". Sabemos que ahora, al terminar este año, también se ha acabado el tiempo; los ciudadanos de los Estados Unidos se enfrentan ahora a una elección. ¿Cuál es esa elección?

La videoconferencia de fin de año del 29 de diciembre entre los presidentes Xi Jinping de China y Vladimir Putin de Rusia fue todo menos mini en sus implicaciones. En medio de las referencias mutuas de los dos presidentes entre sí como "mi buen amigo", quedó claro que al menos tanto de la importancia no se dijo como se expresó públicamente. Sin embargo, una cosa que no pasó por alto por varios de los comentaristas, amistosos u hostiles, fue que el presidente Putin hizo referencia a que habría una mayor cooperación militar entre las dos naciones. En otras palabras, no habrá división entre China y Rusia en asuntos estratégicos. Mientras que CNN, el Bezos Washington Post y las fuentes de noticias británicas pintaron con impotencia una imagen de “dos líderes acorralados con grandes problemas en casa”, otros fueron más perspicaces.

Mercouris:

“Esta fue una llamada muy, muy larga. Hablaron de muchas cosas... Putin mencionó que ahora existe una cooperación militar muy intensa entre los dos... Xi Jinping habló sobre el hecho de que su asociación ahora va a tener un impacto global... en todos partes del mundo... Y creo que cualquiera que mire la forma en que estos dos líderes hablan, las interacciones entre los dos países, no puedo ver esto como algo más que una alianza de facto...

Christoforou:

“Todo este conflicto, en mi opinión, le ha dado a China más influencia en la situación de Taiwán, que es algo que Estados Unidos no quería, pero sucedió… Estados Unidos pensaba que era lo contrario. va a pasar. Estaban pensando que Rusia se debilitaría y luego obligaría a China a ceder más, por algún tipo de acuerdo con Taiwán, o algo así. Ha sucedido lo contrario. Occidente se ha debilitado, Rusia se ha fortalecido y esto ha ayudado a China."

Mercouris:

“Absolutamente. Estoy de acuerdo con eso."

Hace diez años, en septiembre próximo, el entonces nuevo presidente Xi Jinping anunció la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China y solicitó que los Estados Unidos y otras naciones se unieran a ese nuevo camino a seguir. Lyndon LaRouche y Helga Zepp-LaRouche se comprometieron con China desde 1993 hasta 2013, veinte años antes del anuncio del BRI, en un diálogo mutuamente creativo y fructífero sobre la creación de una nueva plataforma para el progreso humano a través de “corredores de desarrollo”. Esta fue una forma de desarrollar los interiores de los continentes del planeta, en lugar de las meras costas y ríos, por primera vez en la historia humana. Un aspecto de estos corredores de desarrollo fue volver a concebir el proceso integrado de producción, como se expresa, por ejemplo, en la línea de montaje de la fábrica, como un conjunto cada vez mayor de transformaciones "en el camino" en la producción, incluida la propia línea de producción. Las industrias de ensamblaje de piezas y máquinas herramienta más pequeñas a lo largo del corredor de desarrollo serían una parte integral del proceso de producción de lo que sea necesario. Podría comenzar con los componentes en el punto de origen y terminar con los productos terminados a la llegada. De esta forma, los costos de transporte se reducirían a menos de cero. El corredor no solo se paga por sí mismo, sino también por su propio mantenimiento y remodelación. Los trenes de alta velocidad y los trenes de carga que levitan magnéticamente, vistos desde este punto de vista, no son, como enfatizó el economista físico Lyndon LaRouche, solo ferrocarriles o rutas de la seda. Líneas de comunicación y oleoductos a lo largo de estas rutas, centros industriales y agrícolas avanzados que se ramifican a partir de las líneas troncales, y las decenas o incluso cientos de ciudades que generarán, estaría alimentado primero por plantas de fisión nuclear de cuarta y quinta generación, y un poco más tarde, por las primeras plantas híbridas de fisión-fusión. Esa es la perspectiva de “ganar-ganar” para los próximos cincuenta años de la Tierra.

Recuerde que poco antes del lanzamiento de la operación militar especial en Ucrania el 24 de febrero, Vladimir Putin y Xi Jinping se reunieron en Beijing y emitieron el 4 de febrero la “ Declaración Conjunta de la Federación Rusa y la República Popular China sobre las Relaciones Internacionales Entrando en un La Nueva Era y el Desarrollo Sostenible Global ”. En ese documento, los dos líderes declararon:

“Las partes buscan avanzar en su trabajo para vincular los planes de desarrollo de la Unión Económica Euroasiática y la Iniciativa de la Franja y la Ruta con miras a intensificar la cooperación práctica entre la UEEA y China en diversas áreas y promover una mayor interconexión entre Asia Pacífico y Eurasia. regiones. Las partes reafirman su enfoque en la construcción de la Gran Asociación Euroasiática en paralelo y en coordinación con la construcción de la Franja y la Ruta para fomentar el desarrollo de asociaciones regionales, así como procesos de integración bilateral y multilateral en beneficio de los pueblos del continente euroasiático”.

Algunos en el mundo anglosajón, como el periodista Patrick Lawrence, reconocieron el verdadero significado de lo que aquí se decía. “Siempre es difícil entender el presente como historia por la sencilla razón de que lo estamos viviendo y no podemos verlo históricamente sin un gran esfuerzo. Pero estamos viviendo un paso del siglo XXI cuya importancia a largo plazo es difícil de exagerar. El futuro está llegando, por decirlo de otro modo... Esto es inmensamente positivo.

“Leemos la Declaración Conjunta sobre las Relaciones Internacionales Entrando en una Nueva Era, para resumir su extenso título, como un documento de magnitud histórica. Dos naciones lo firmaron, y es demasiado pronto para predecir su recepción entre otros, en particular naciones no occidentales influyentes como India e Irán. El texto de la declaración, traducido por el Kremlin, está aquí y vale la pena leerlo. Por sus sentimientos, los principios que propugna y su significado potencial, lo clasificamos con la declaración que surgió de la Conferencia de Bandung de naciones no alineadas que Sukarno acogió en un centro turístico de montaña de Indonesia en la primavera de 1955.

“Esto debería dejar en claro lo que queremos decir con histórico”.

Las propuestas internacionales de Xi Jinping: la “Ruta de la Seda de la Salud” del 16 de marzo de 2020 para la cooperación global en la lucha contra las pandemias emergentes; la Iniciativa de Desarrollo Global de septiembre de 2021; y su Iniciativa de Seguridad Global posterior a la Operación Militar Especial del 21 de abril de 2022, Iniciativa de Desarrollo Global (septiembre de 2021) orbitan la intención cooperativa que promueve la Declaración Conjunta sobre Relaciones Internacionales del 4 de febrero. ¿Cómo consiguen el Instituto Schiller y la Organización LaRouche que el sector transatlántico “se sume a bordo”?

Los Diez Principios son la máquina herramienta “Cusan” que se puede emplear para este propósito. En pocas palabras: para discutir la Ruta de la Seda de la Salud de Xi con aquellos que se autodenominan "anti-China", utilice el Tercer Principio: "La esperanza de vida de todas las personas debe prolongarse al máximo potencial mediante la creación de sistemas de salud modernos en todos los países del mundo". planeta. Esta es también la única forma en que se pueden superar o prevenir las posibles pandemias presentes y futuras”.

Para discutir la Iniciativa de Seguridad Global, vaya a la Séptima: “La nueva arquitectura de seguridad global debe eliminar el concepto de geopolítica poniendo fin a la división del mundo en bloques. Deben tenerse en cuenta las preocupaciones de seguridad de cada nación soberana. Las armas nucleares y otras armas de destrucción masiva deben prohibirse de inmediato. A través de la cooperación internacional, se deben desarrollar los medios para hacer que las armas nucleares sean tecnológicamente obsoletas, como se pretendía originalmente en la propuesta que se conoció como SDI, sugerida por LaRouche y hecha como una oferta a la Unión Soviética por el presidente Reagan”.

Para discutir la Iniciativa de Desarrollo Global, desplegar el Quinto Principio: “Quinto: El sistema financiero internacional debe ser reorganizado, para que pueda proporcionar créditos productivos para lograr estos objetivos. Un punto de referencia puede ser el sistema original de Bretton Woods, como lo pretendía Franklin D. Roosevelt, pero nunca se implementó debido a su prematura muerte, y las Cuatro Leyes propuestas por Lyndon LaRouche. El objetivo principal de un nuevo sistema crediticio de este tipo debe ser aumentar drásticamente el nivel de vida de las naciones del Sur Global y de los pobres del Norte Global, especialmente”.

Independientemente de las ideas francamente xenófobas, o peores, que la gente quiera expresar sobre China, Rusia o cualquier otra nación, debemos dejarles algo muy claro. Dondequiera que se practique la práctica del arte de gobernar como el arte de la economía física, del ennoblecimiento de la humanidad, y se evidencie en el aumento del nivel de vida, la esperanza de vida, la alfabetización y el nivel de habilidad de una población en crecimiento, esa práctica se convierte en el estándar relativo para defenderse para toda la humanidad, trascendiendo cualquiera que sea su aparente forma ideológica, religiosa o práctica. Érase una vez, esta fue una orgullosa distinción de la mentalidad estadounidense en su mejor momento.

Esa perspectiva estadounidense optimista fue lo que informó los discursos de la Universidad Americana y las Naciones Unidas de JFK en 1963, en los que se esforzó por forjar una comunidad de principios con lo que parecía ser el peor enemigo de los Estados Unidos, en lugar de una camarilla para la ventaja militar en una guerra perpetua imposible de ganar. que algún día aniquilaría el planeta. La suya fue una idea hermosa, pero hubo quienes le tuvieron miedo y lo asesinaron.

Sin embargo, no se puede asesinar una idea, mientras haya alguien lo suficientemente valiente como para pensarla. La condición—“miedo a la gracia y la belleza”—descrita por el difunto fiscal general de los Estados Unidos, Ramsey Clark (quien primero fue abogado y luego amigo de Lyndon LaRouche), no necesita, de hecho, ya no debe ser la condición actual de los Estados Unidos. Los Diez Principios, esgrimidos como un arma contra los maestros de la guerra, son la clave para desbloquear a los mejores ángeles del pueblo estadounidense, no por su bien, sino por el bien del mundo. Los viejos sueños malvados del imperio deben ser enterrados a finales de este año. En el siguiente, mientras hablamos del asesinato de la República Americana a manos de los asesinos institucionales internacionales del Presidente, la confianza requerida de otras naciones para navegar las aguas más peligrosas jamás navegadas por la raza humana, se puede ganar Tenemos la autoridad de la verdad y la "belleza feroz" de los Diez Principios para una Nueva Arquitectura, y no necesitamos nada más. Está en nuestras manos.

*Gracias a EIR

https://larouchepub.com/pr/2022/20221231_lead-editorial.html

EIR
mancheta dic 22