Buscar
viernes, 09 de diciembre de 2022 00:00h.

La militarización de las playas de Ceuta:  La democracia plena pierde el juicio. Pero bien lo valen los votos - por Maribel Santana

 

frase maribel santana

 

La militarización de las playas de Ceuta:  La democracia plena pierde el juicio. Pero bien lo valen los votos - por Maribel Santana, historiadora, activista

Si alguien cree a estas alturas del curso, que Marruecos se va a avergonzar ante el mundo o ante su esclavo pueblo por abrir las fronteras o cerrarlas cuando así lo determine la correlación de fuerzas y sus necesidades políticas que le pondrán en peligro a  su fascista sistema de saqueos y explotación de su pueblo así como de otros convertidos en colonias como lo es en este caso el Sahara, está muy equivocado.

Quienes necesitan un sistema esbirro-fascista  como lo es Marruecos, son aquellos  que  apoyan la crueldad y crímenes a los que se ve sometido su mismo pueblo y otros. Por supuesto los imperialistas de EEUU, parte de Europa, los sionistas y otra laya, y en especial, España. Son los que miman, admiran y admiten como su prostituta de lujo, llamándole país vecino, de buenas relaciones, y dejándose ningunear hasta obedeciendo dócilmente a los chantajes. 

Ya el gobierno de la democracia plena se destapó un poco, tímidamente, porque si no les roban los votos la derecha y hay que tener cuidado y jugar bien las cartas.  La democracia plena de Margarita Robles, no lo duda ni un momento, si hay que sacar la zapatilla militar a las playas, calles, u otros espacios, se saca, que para eso está. La sociedad del espectáculo así lo requiere.

La derecha española se envalentona, como si tuviese la verdad absoluta, cacareando que hay que salvar a España por encima de todo, porque  a España se le respeta.  Votos, votos y más votos necesitan unos y otros y no es más que para lo mismo: en connivencia con los fascistas marroquíes, quienes compraron a los saharauis  vendidos por el sistema español y su Rey Borbón para que le apoyara la corona. Por ahí anda el negocio. Tú me vendes y yo te compro.  Claro ¿al igual que lo hace Bruselas  que es la que manda a hacer los deberes al gran sistema democrático español, ya sea con la careta de izquierdas o la de derechas (ambos son neoliberales-franquistas-monárquicos) que todo queda en casa, explotando cada vez más a los pueblos?

Europa ningunea a España, EEUU también, Marruecos otro tanto. ¿No será España también una colonia de estos?

Todos a una como Fuenteovejuna, a por  Marruecos que son los malos. Pero solo de dientes para afuera.

El problema de Marruecos, es que necesita constantemente (si no, no juega, eh) reafirmar que el Sahara es su colonia preferida, que además comen muchos de éstas y un solo pelito que se salga de la peluca, al mafioso Rey  ya le tiempla el culete y las diarreas, se van por todos lados sin poderlas atajar.

Así es la correlación de fuerzas de dos sistemas,  a cual mas fascista. Uno que no le importa nada su pueblo esclavo, que lo trata como carne de cañón, sometiéndolo y empujándolo  a salir fuera (invadiendo, se llama, como se ve en la práctica) y no por los niños y los que salen que no tienen culpa de nada sino de su pobreza, digo salir de cualquier  forma que sea, para que como los espartanos paren las lanzas con el pecho. Donde está la ONU para castigar a un negligente suicida fascista cagándose en los DDHH, exponiendo  a su gente a este peligro. ¿No se llama a esto crímenes de lesa humanidad, o  el castigo y al orden se les llama a los países soberanos elegidos por los vecinos, llámese Venezuela, Cuba, Perú, Sahara u otros?

Otros, los de la democracia plena, militarizando la playas de sus otras colonias, en este caso Ceuta, defendida por su presidente de derechas que quiere orden y geometría en su pequeño reino y no está para bromas aplaudiendo también a los militares por poner orden y tanques para parar a una jauría de niños pobres.

Dicho esto, no apoyo tampoco que vengan de esa forma porque en su país tienen que tener sus recursos para vivir como Dios manda. Con esto quiero decir que todo no es el problema individualista de emigración por mucha hambre que haya pues todos los pueblos del mundo está más o menos así de explotados y hambreados. 

Los pueblos que decía los tuareg Frantz Fanón y todos los revolucionarios del mundo tienen que tomar conciencia de su problema e ir contra el sistema que les aplasta y hacer las revoluciones en su país. “Si todos salen, se quedan desangradas sin bases e intelectuales necesarios para transformar, su sociedad”. Dejando en manos de   gobiernos títeres a su sociedad no es lo más digno.

No estamos para socorrer y poner pañitos calientes y tratar paternalistamente a los pueblos como si fuesen deficientes, acogiéndolos como por una penita cristiana (que yo también lo soy),porque si no,  estamos desarrollando  el lumpen trabajador  o a secas individualista que vienen a atrapar lo que sea dentro de su miseria claro( no es por vicio) y así no lo quieren nuestros antepasados referentes revolucionarios marxistas. Solidaridad de clase si, individualismo no.

Lo que hay que hacer es frenar el imperialismo, pues es este quien necesita mano de obra hambrienta huida de sus países y pelearlas con los obreros de los países a donde vienen. Menos corazoncito, diciendo como descosidos fronteras abiertas para todas, de una forma fragilona y anarcona, infantil e irresponsable que como pose cacarean sin ningún rigor históricos y  de análisis creyendo que eso es la revolución y lo que está haciendo es un juego a los de siempre.

Me gustaría que algún día y eso lo compartimos todos se unan los obreros y explotados en un internacionalismo para que nos vaya a todos mejor. 

Por eso pelear en su terreno en su país, tomar conciencia, y arrancar la rienda al que le oprime dentro de su terreno, es crucial, cada pueblo tiene que campar por sus respetos, soberanía sobre sus recursos y solidaridad con otros pueblos. De momento eso no se ve, pues todos queremos ir a por la migaja individualmente, empujándonos unos a otros y eso no es posible. 

Hay que considerar y explicar y apoyar  las necesidades de los pueblos, pero también hacer críticas de los que no es posible, o de esa forma. Por cuestionarnos, analizar y confrontar no somos ni malos ni racistas.

Rememorando a Bertolt Brecht:

 Los demócratas burgueses condenan con énfasis los métodos bárbaros de sus vecinos, y sus acusaciones impresionan tanto a sus auditorios que éstos olvidan que tales métodos se practican también en sus propios países.

Crítica al pensamiento burgués.

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Maribel Santana

MARIBEL SANTANA 2

 

mancheta 33