Buscar
martes, 07 de febrero de 2023 00:00h.

¡OJO!, nuevo golpe a la vista en Santa Cruz de Tenerife - por Cándido Quintana

FR C Q

¡OJO!, nuevo golpe a la vista en Santa Cruz de Tenerife - por Cándido Quintana *
 

  Otro engaño de un equipo de gobierno, igual con trasfondos electoralistas, por aquello de la cercanía de los comicios, o por cualquier otro preocupante motivo que uno quiera elucubrar, dado que no se sostiene, y porque ya existen situaciones similares, muy poco deseables de que se repitan. En este nuevo caso me estoy refiriendo al proyecto del Museo Rodin, sus millonarias inversiones y su más que dudosa viabilidad económica.

  A mi me jode, ¡y mucho!, que no exista alguna Instancia u Organismo superior, llámese Fiscalía, Gobierno de Canarias o lo que sea, que pueda impedir, porque no procede, ese nuevo despilfarro de dinero público y su consiguiente golpe duro a las arcas del Ayuntamiento de Santa Cruz. O sea, a nuestros recursos, que se suponen escasos, dada la precaria situación de la Ciudad por falta de inversiones vitales.

  Y cuando digo inversiones vitales, no sólo me estoy refiriendo a demasiadas carencias sociales, que también, sino al grave y manifiesto abandono que viene sufriendo Santa Cruz de Tenerife como Ciudad, como Capital de Tenerife y de las Islas Occidentales, y como Capital compartida que es de la Comunidad Autónoma de Canarias. No hay, prácticamente, ni una sola calle, ni acera, de la Ciudad que no se encuentre deteriorada y necesite ser remozada íntegramente. Y no al ritmo de la calle Imeldo Serís, de un corto recorrido y con más de 14 meses de tardanza, pues las obras se eternizarían.

  El sentimiento de vergüenza propia, no suele manifestarse, en absoluto, en los concejales de los grupos políticos que conforman el Equipo de Gobierno, ante situaciones tercermundistas propias, que también las hay. Basta con dar un paseo por la Calle del Castillo, anexa al Parlamento de Canarias, por la que transita bastante gente de aquí y de fuera, como, p. ej., los visitantes de los Cruceros que en estos meses de Temporada de Otoño arriban a nuestro Puerto, o las habituales visitas guiadas. Tenemos que soportar desde hace años, ellos como primera imagen de la Ciudad, un lamentable pavimento de losetas mayormente rotas y degradadas, o lo que es más inaudito, ver como en algunas calles adyacentes de esa ruina de Plan Urban, las losetas deterioradas se han rellenado con piche, ¡toda una vergüenza!

  Y todo esto, sin darle más importancia que a como malviven los indigentes. O el mal estado del mobiliario urbano, como los contenedores de basura, algunos deteriorados y con olores insoportables, y sus quemas. Las cacas de los perros, que sus dueños no recogen porque no les sancionan, cuando ya se sabe que hay Ciudades que tienen controlado el problema y multan duro. Las pintadas, que no cesan y proyectan una imagen muy poco recomendable, y tampoco lo solucionan. El incremento de la suciedad en la Ciudad, a pesar del elevado pago que se realiza por su limpieza. El aumento de la inseguridad ciudadana en los Barrios. Y hablando de Barrios, el del Toscal, como claro ejemplo del pasotismo e incumplimientos de unos gobernantes, que ni siquiera se ponen las pilas ante situaciones precarias o ruinosas, y el evidente peligro que conllevan.

  Entre esos 16 millones de euros, que el Ayuntamiento anunció, recientemente, que invertirán en la compra de copias de esculturas para ese Museo Rodin o los que le seguirían detrás, y algunas actuaciones tan nefastas como las que paso a recordar, Santa Cruz está hecha una mierda y sus ciudadanos totalmente indefensos, sufriendo un día a día que es muy duro. Los más de 10 millones de euros enterrados en la construcción del que, YA SE SABÍA, ilegal mamotreto. La compra de los terrenos del frente de la Playa de Las Teresitas por casi 53 millones, cuando YA SE SABÍA que eran nuestros. Y otros golpes bastante duros, como la ¡increíble! e ILEGAL devolución anual a Sacyr, de los 59 millones que pagó por la adjudicación del servicio integral del agua en el año 2005, etc.

  Estas canalladas y otros despilfarros muy graves, habituales en Santa Cruz, que se conocen con tiempo suficiente de ser atajados, deben ser impedidos por "ALGUIEN", como ya dije, para que no se sigan dilapidando nuestros recursos públicos. Y con esto, no se trata de que el Ayuntamiento pierda competencias, ni poder. Se trata de que Santa Cruz de Tenerife pueda seguir avanzando con normalidad, y que recupere el camino perdido, con esas inversiones vitales que le han sido negadas, para que salga del abandono en el que se encuentra desde hace mucho tiempo.

  * En La casa de mi tía por gentileza de Cándido Quintana 

 

CÁNDIDO QUINTANA
CÁNDIDO QUINTANA

 

 

MANCHETA AGOSTO 22