Buscar
jueves, 02 de febrero de 2023 11:53h.

las muy graves carencias y deficiencias democráticas

Pleno municipal sin interés con la participación ciudadana - por Antonio Aguado

 

frase AAS

 

Pleno municipal sin interés con la participación ciudadana - por Antonio Aguado, coherente veterano militante socialista *

El pasado viernes 28, el pleno municipal del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, llevaba en el orden del día (ultimo punto), la exposición de una iniciativa popular, a través de nuestra Plataforma Ciudadana para cambiarle el nombre a la Avenida Juan Carlos I,  por el de Avenida del Pintor Felo Monzón. Para llegar a ese momento, previamente el día 1 de marzo, constituí la referida plataforma ciudadana, compuesta por muchas personas de diversas procedencias. Nos unen principios y convicciones como demócratas y gran dignidad y en consecuencia, estamos en desacuerdo con los indecentes comportamientos del rey emérito. 

Hemos realizado gestiones encaminadas a lograr nuestra reivindicación y desde el principio, acordamos que no podíamos ser sectarios y por el contrario, teníamos que dirigirnos a todos los grupos municipales, para tratar de persuadirles y lograr sus apoyos. En ese sentido, contamos con dos grupos municipales de los que configuran el gobierno, concretamente el de Unidas Podemos y Nueva Canarias y formando parte de la oposición con CC-UxGC y la concejala no adscrita Beatriz Correa. Ciudadanos nos manifestó su abstención,  lo mismo que la otra concejala igualmente no adscrita Carmen Guerra. El único grupo que nos ha comunicado su voto negativo es el del Partido Popular.

El otro grupo de gobierno el del PSOE, aún no lo tiene decidido y están pensando que hacer y al respecto, es evidente que podrían inclinar la balanza a favor tanto si votaran afirmativamente como sería lo deseable, e igualmente si se abstuvieran. Por supuesto su voto negativo, imposibilitaría la aprobación de nuestra reivindicación, lo que significaría echar abajo todos nuestros esfuerzos y que, sigamos soportando que esa avenida continúe con ese nombre tan deleznable.

La indecisión y reticencias del Grupo Municipal Socialista, son en relación con los hipotéticos trastornos que podría causarle a los vecinos el cambio de nombre por el de Avenida Pintor Felo Monzón, y es qué, una parte la más larga y en su tramo final, ya tiene esta denominación y al hacerla extensiva en su inicio, habría que proceder a darle una nueva numeración a todos los edificios de la zona afectada.

Respetamos ese impedimento pero no lo compartimos, pues ya han sido muchos los municipios que le han cambiado la denominación del rey emérito a calles y avenidas. No obstante y para solventar ese “inconveniente”, consideramos podría hacerse con el nombre propuesto por nuestro compañero Erasmo Quintana: Prolongación de la Avenida del Pintor Felo Monzón, posibilitando que la numeración del conjunto de la avenida quede inalterable. Esa formula es practica y eficaz, pero si continuaran los reparos al nombre, aportamos los de Jane Millares o Yolanda Grazziani y si fuera necesario otros. Pero lo cierto, es que por dignidad de nuestra ciudad, la actual denominación de Juan Carlos I debería suprimirse.

Aparte de nuestra reivindicación, la experiencia acumulada en el mencionado pleno municipal, nos ha hecho analizar desde el trato que nos han dado, las muy graves carencias y deficiencias democráticas, que a los ciudadanos y ciudadanas nos condiciona y, puede llegar a imposibilitar para llevar nuestras legitimas reivindicaciones, a la institución que en teoría es la mas cercana a sus vecinos como son los ayuntamientos. La sensación que hemos experimentado por el trato recibido es de profunda decepción. Inexplicable que las iniciativas ciudadanas no se promocionen a través de los plenos municipales.  

Cumpliendo los tramites administrativos (burocracia) estuvimos cerca de un mes, dirigiéndonos a diversos departamentos y funcionarias. Hasta el último momento, no teníamos la información necesaria de cuando iba nuestro compañero Néstor Doreste a intervenir, formula, espacio, etc. Tampoco si podíamos acompañarle, aunque fuera un número reducido de personas como consecuencia de la pandemia, algo que finalmente no pudo ser y quienes pudimos, le seguimos a través de una pagina web que nos facilitaron muy a última hora.

La intervención de Néstor Doreste, estaba programada al final del pleno y al no saberse cuanto iba a durar éste, si queríamos escucharle teníamos que mantenernos atentos hasta su conclusión, que fue a las 14,50 horas. O sea, por inexplicablemente sólo cinco minutos de los que disponíamos, tuvimos que soportar un pleno tedioso y en gran medida, con intervenciones por los diversos grupos y concejales muy extensas y carentes de interés.

Según parece, la nuestra fue la primera intervención de una plataforma ciudadana en un pleno municipal (ni se inmutaron) y según lo acontecido, aparte de seguir con nuestra reivindicación en relación al cambio de nombre y nueva denominación de la avenida, la experiencia que hemos adquirido y por el bien del sistema democrático, nos debería animar para que situaciones como las que hemos padecido, se corrijan en aras de lograr una democracia realmente plena.

En otros municipios, sus grupos políticos municipales, han adoptado la iniciativa y llevado en muchos de ellos, el cambio de nombre de plazas, avenidas, calles, etc. del rey emérito y en vista de qué, en el nuestro no ha sido así y ha tenido que ser por mediación de nuestra iniciativa, que pensamos llevar a otro pleno con decisión vinculante. Lo menos que podían haber hecho es darnos el máximo de facilidades, como haber sido nuestra reivindicación la primera en tenerse en cuenta en el orden del día, dándonos más tiempo para su exposición y posterior debate.   

Ir a votar cada cuatro años, no debería considerarse como una democracia plena y menos aún, cuando la ciudadanía esta condicionada por las formulas de elección de los diversos poderes: legislativo (emanado con grandes carencias democráticas desde los diferentes partidos políticos) y a través de éste el ejecutivo y judicial. Si de verdad queremos una democracia plena, plural, transparente y participativa, lo que nos ha pasado no es el ejemplo a seguir. Aparte de la participación ciudadana en los plenos municipales con más eficacia y garantía, se hace necesario el adecuado desarrollo y fortalecimiento de las ILP (Iniciativa Legislativa Popular) e igualmente en lo relativo a las consultas en referéndums y éstos, que sobre todo sean vinculantes.

Antonio Aguado Suárez

Promotor y coordinador    

* La casa de mi tía agradece la gentileza de Antonio Aguado

ANTONIO AGUADO RESEÑA                 

 

   

 

 

mancheta 34